400 goles en Liga y contando para Messi

Sigue creciendo la leyenda de Messi, aquel menor de edad de 17 años que se estrenó con su primer gol vistiendo la playera del primer equipo del Barcelona, con un “globito”, en el Camp Nou, tras una asistencia de su “padrino” Ronaldinho.

Catorce años después, sumó su gol 400 en la Liga, también en aquella misma portería aprovechando esta ocasión un servicio de su amigo Luis Suárez.

Contradiciendo a Pelé, Messi ha marcado goles de todos los colores y sabores.De esos 400 goles, 327 los ha logrado con su pierna prodigiosa, 58 con la derecha, 14 con la cabeza y uno con la mano; la media realizadora de Messi en sus 435 partidos de Liga es de 0.92 goles. El argentino hace fácil lo difícil y convierte lo imposible en posible.

Hoy existe una generación que cree que lo de Messi es normal. Sus 400 goles sólo en la Liga, junto a las 159 asistencias que ha repartido, suman 559 goles en los que ha intervenido Leo para el bienestar del Barça.

El que nunca falla es Leo Messi. Ahí le tienen, 17 goles en la campaña, para seguir dominando la lista para el trofeo Pichichi, como el que no quiere la cosa. ¿Saben por qué? Porque el gol va por rachas, pero el talento no. Messi es goleador por talento, por absoluta superioridad futbolística sobre los demás mortales que se dedican a esto del futbol.

Messi, no es el más alto, ni el más fuerte, ni el más potente, por lo tanto no es el que mejor remata de cabeza, ni el que más utiliza la fuerza para irse de su marcador. Pero es el más hábil y, sobre todo, el más inteligente. Tampoco vive dentro del área esperando un buen pase para sacar ventaja de su calidad. Al contrario, se mueve en busca de espacios para culminar la jugada que, a menudo, él piensa, crea y culmina. Sí, porque el gol, en Messi, suele tener principio y final en sus botas.

Coincidiremos en que la manera suya de golear no tiene nada que ver con la de los goleadores. Sin estar llamado por los dioses para ser un gran goleador, resulta que es el mejor de todos. Partido tras partido, año tras año, ajeno a las rachas, a las circunstancias de su equipo, Messi nunca falla.

Y la directiva blaugrana se ciega al no ver la Messidependencia, tan evidente, tan cristalina. A veces me pregunto, ¿qué será del Barcelona cuando Messi se retire?

Desde su debut con el primer equipo, el 16 de noviembre de 2003, Messi ha ido batiendo todos los récords hasta convertirse en el mejor jugador de la historia del cuadro culé y uno de la historia del futbol.

Desde que Frank Rijkaard le dio la oportunidad en un amistoso ante el Porto, Messi lo ha ganado absolutamente todo como blaugrana: un total de 33 títulos entre los que destacan las cuatro Champions y nueve Ligas; cinco Balones de Oro y otras cinco Botas de Oro y el mismo número de Pichichis.

Messi ha sido, es y será el salvavidas de un Barça que sigue sin buscar una alternativa a la Messidependencia o tal vez ya la tiene en La Masia; mientras hay que seguir disfrutando del “10” y cuántos récords más puede romper y títulos puede ganar.

La Pulga llegó a la brutal cifra de 400 goles en la Liga Española. Muy por encima de Cristiano Ronaldo, quien anotó 311 y de dos leyendas del futbol español como Zarra con sus 252 y el mexicano Hugo Sánchez, quien dio 234 marometas.

Messi, junto a Luis Suárez, vuelven a ser la pareja que está marcando el ritmo en LaLiga. El argentino, con 17 goles, y el uruguayo, con 14, encabezan la clasificación de goleadores en Primera División y, además, entre ambos han firmado ya 31 de los 53 tantos que ha logrado el FC Barcelona. En las últimas cinco temporadas suman 281 goles, un promedio de 56.2 goles por temporada.

Tanto ha sido la contundencia del argentino y uruguayo, que ningún equipo de Primera ha marcado más goles que ellos en la actual temporada, al sumar 31, los mismos que Sevilla y Celta y más que todo el resto de los clubes en España.

Ni otras duplas en otras Ligas del mundo, los supera. Con 25 están Mbappé, con cualquiera de sus dos acompañantes en la delantera del PSG, el equipo más goleador del continente. El francés lleva la misma cifra que Suárez (14), mientras Cavani y Neymar van por los 11 goles. La dupla Messi-Suárez tiene ocho más que los 23 que suman entre Alcácer y Reus en el Borussia Dortmund y nueve más que los 22 que contabilizan entre Salah y Firmino o Mané en el Liverpool. En Italia, entre Cristiano Ronaldo, que va por los 14 y Mandzukic, por los 8, llegan a los 22 tantos.

Con Dembélé, Messi y Suárez forman también un tridente que impone en Europa por sus números. El francés ha marcado 7 tantos, lo que eleva a 38 el total, mientras que el tridente del PSG, Mbappé, Cavani y Neymar suman por el momento 36 goles.

Los goles del Messi, Suárez y Dembélé han ayudado para que el Barcelona sea campeón de invierno, y aunque esta difícil que lleguen a los 100 puntos, al tener que ganar todos los encuentros de la segunda vuelta, dominan LaLiga, con 43 unidades, cinco más que el Atlético, que continúa venciendo por la mínima y pidiendo el tiempo y 10 más que el Sevilla y el Real Madrid, que no encuentran la dosis para alegrar a sus aficionados.

*Nota del Editor: Foto: www.fcbarcelona.es*