Desde la Ventana

por Carlos Alberto Pérez

Cenizas

Siempre he dicho que, cuando me muera, no quiero que me entierren, mejor que me cremen y avienten mis restos por ahí, en algún lugar donde yo haya sido muy feliz. Cualquiera que éste sea.

La culpa no es de Yoko

Siempre he pensado que los fans de los Beatles son como los seguidores de Andrés Manuel, llevan en la sangre una pasión exacerbada, desmedida y tenaz. Tienen un entusiasmo desmedido y algunas veces indiscriminado y violento. Podría decir que a veces supera la racionalidad, y puede llegar a extremos muy peligrosos. Esa feligresía es intolerante, terca e intransigente.

Córrele que te alcanzan

Al todavía gobernador –con licencia- de Veracruz se le acusa de enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal, entre otras linduras. La semana pasada decidió ausentarse de su cargo para, según dijo, defenderse de todas las falsedades que le han endilgado. Eso, señores, es lo que hace un hombre sensato, honesto, honrado, íntegro y decente.

Armas y miedo

La semana pasada el senador panista Jorge Luis Preciado se aventó una verdadera joya, dijo que “estamos proponiendo al Senado de la República que se modifique el artículo décimo y se permita que una persona pueda tener un arma ya no solamente en su casa sino donde tiene su negocio y que también pueda traer arma en su auto, como extensión de su domicilio, para su autoprotección y la de su familia”.

No se olvida

En los colegios de bachilleres, en las vocacionales y en las preparatorias, en los CCH y en todas las escuelas de nivel medio superior, cada que llega el 2 de octubre es una costumbre casi religiosa “matar clases”, salirse de la escuela,  hacerle la parada a uno o varios autobuses, bajar a los pasajeros y “secuestrar” al camión.

Amenaza

Ahora resulta que Andrés Manuel López Obrador promete una "rebelión en la granja", dice que los políticos, la mafia del poder “usan dinero para comprar lealtades y votos, engañan, trafican con la pobreza.

Gritos y contrastes

El primer grito de independencia que recuerdo haber visto fue el último de José López Portillo, en 1982. El tipo gritó como si tuviera ganas de hacerlo, supongo que porque ya se iba. En el momento de aquella arenga la tele mostraba a la gente que estaba en la plancha del zócalo y que miraba para arriba, que contestaba con vivas y que se ilusionaba con un México mejor y más justo para ellos y todos los suyos.

La familia como Dios manda

Líderes de distintas iglesias organizaron conjuntamente la marchas que se realizaron en todo el país, el pasado sábado 10, y la que se realizará el siguiente sábado 24 en contra de la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto que propone legalizar los matrimonios gay. No piden, exigen que sólo reconozca al matrimonio conformado entre un hombre y una mujer, y que además se respete el derecho que tienen los padres de familia a educar a sus hijos conforme a sus valores. “La familia no es un laboratorio a expensas de las ideologías de género”, dicen.

Páginas

Suscribirse a RSS - Desde la Ventana