Desde la Ventana

por Carlos Alberto Pérez

15 minutos

Alguna vez Andy Warhol dijo que en el futuro todos tendríamos derecho a 15 minutos de fama. El polémico artista no podía tener más razón, sin embargo le faltó decir que para lograr tal objetivo es necesario renunciar a la dignidad, al pudor, a la privacidad, al decoro, al orgullo y a cualquier tipo de vergüenza, además de estar totalmente dispuesto a hacer el más insultante de los ridículos y no tener ningún empacho en repartir por el mundo costales enteros de pena ajena.

La congruencia del payaso

En abril de este año, el entonces portero de Santos Laguna, Agustín Marchesín, declaró enfáticamente: “a mí me gusta ganar los partidos con el corazón, con este club (Santos) me siento muy identificado por cómo se ganan los partidos porque se lucha, se vive con mucha intensidad día a día y el América no lo siento así; así que no sería jugador del América”.

¿Héroe o Villano?

Se fue Fidel Castro, una figura sin la cual no se entendería el mundo en el que vivimos. Un hombre emblemático, polémico, controvertido, una leyenda, un mito. El comandante dejó este mundo. Y dejó un legado que se seguirá debatiendo por los siglos de los siglos… Amén.

“Ler”, del verbo “no hay idea”

Si el presidente de la república no puede recordar, o no sabe, o no tiene idea de lo que significa leer un libro, si confunde títulos y autores y además plagió gran parte de su tesis de licenciatura, si no hila dos frases, y no es capaz de leer de corridito lo que le escriben… Si ese es nuestro presidente… ¡¿Qué diablos podemos esperar de sus secretarios de estado?!

Cenizas

Siempre he dicho que, cuando me muera, no quiero que me entierren, mejor que me cremen y avienten mis restos por ahí, en algún lugar donde yo haya sido muy feliz. Cualquiera que éste sea.

La culpa no es de Yoko

Siempre he pensado que los fans de los Beatles son como los seguidores de Andrés Manuel, llevan en la sangre una pasión exacerbada, desmedida y tenaz. Tienen un entusiasmo desmedido y algunas veces indiscriminado y violento. Podría decir que a veces supera la racionalidad, y puede llegar a extremos muy peligrosos. Esa feligresía es intolerante, terca e intransigente.

Páginas

Suscribirse a RSS - Desde la Ventana