Desde la Ventana

por Carlos Alberto Pérez

La mafia, la maldita mafia

Dice Andrés Manuel López Obrador que el asunto del “Ojos”, Tláhuac y Rigoberto Salgado: “es parte de la guerra sucia, quieren reeditar lo de la señora Eva (Cadena), están muy nerviosos los de la mafia del poder, tiene como propósito manchar a Morena” … El discurso, ya lo sabemos, es el mismo, repetido, cansado, sobado, reiterado, ya nos lo sabemos de memoria. Cuando alguien le pregunta a don Andrés por alguna irregularidad cometida por algún cercano suyo o por alguien que milita en su partido (sí, es SU partido, suyo, de él) siempre sale con la misma cantaleta: “la mafia del poder”. ¡Qué flojera!

Lo indefendible

En el fútbol soccer si un delantero comete un error no pasa nada, pero si el yerro es cometido por el portero la cosa se pone fea. Y es que en la portería la soledad es grande, el guardameta vive con una sensación de impotencia, con el impulso de querer hacer algo más por el equipo, pero no puede, es el último hombre y está solo, atrapado en un rectángulo de 16.50 metros.

Conspiración y circo

Siempre he visto la vida de este país como un gran circo. No somos más que espectadores que viven al pendiente –o no- de todo aquello que sucede día con día. Así, el acontecer nacional e internacional nos sorprende a cada momento. Cada segundo se producen hechos que transforman nuestro entorno. Y nuestra tarea es capturar cada suceso.

Espía contra espía

Era 1986, recuerdo estar acostado en mi cama leyendo “Mad”, me encantaba la tira de “Spy vs. Spy” (Espía contra Espía), eran, obviamente, dos espías, uno negro y uno blanco, que se dedicaban a encontrar la manera de acabar uno con el otro, cosa que, por cierto, nunca conseguían. Y no solamente fracasaban rotundamente, sino que, además, sus propósitos siempre se les volteaban y todo resultaba completamente absurdo, irrisorio y estúpidamente divertido…

Cíclico

Todo parece indicar que Alfredo Del Mazo ganó la gubernatura del Estado de México. Y yo estoy seguro que no hubo fraude. El conteo es legal, no tengo duda de eso. Los mexiquenses votaron, en su mayoría, por el simpático candidato atlacomulquense. Lo que sí sucedió es que el PRI la volvió a hacer.

¿Por qué atacaron al cura?

La semana pasada, un hombre entró a la Catedral metropolitana, escuchó misa, se puso de pie cuando tuvo qué hacerlo, tomó asiento cuando se lo pidieron, se hincó cuando fue necesario, se persignó humildemente y, al terminar la ceremonia, subió al altar, tomó por el cuello al sacerdote y lo intentó degollar. Inmediatamente fue detenido, no obstante, solicitó hablar con el presidente Enrique Peña, con la reina de España, con el embajador de Francia e inclusive con el Papa Francisco. Lamentablemente, ninguno de ellos ha respondido al llamado.

Páginas

Suscribirse a RSS - Desde la Ventana