¿Y dónde está el juez?

¿Alguien ha visto a Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte?  Digo, ha sido nota toda la semana, no hemos dejado de hablar de él y de preguntarnos ¿qué piensa de la idea presidencial -porque así es- de extender su cargo dos años más? El señor desapareció sin dejar rastro, aunque supongo que en algún momento reaparecerá para fijar su posición. Por lo pronto, una pared es más ruidosa que el ministro.

Y es que el movimiento es muy claro, Zaldívar dejaría la Corte al mismo tiempo que Andrés Manuel la presidencia, a finales del 2024. Las malas lenguas, opositoras, neoliberales y conservadoras, esas que desfalcaron al país y que lo dejaron como lo tenemos, afirman que estas reformas que ampliarían por dos años la presidencia de Arturo Zaldívar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación son inconstitucionales y que, además, abren la puerta para que el mandatario Andrés Manuel López Obrador busque la reelección.

¡Ah, no! No señor, no piensen mal. El presidente Andrés Manuel López Obrador ya dejó bien claro que eso no va a suceder, que en el 2024 se va a su finca, a Palenque, a la Chingada, pues. Pero, eso sí, reiteró que está a favor de la reforma al Poder Judicial que incluye la ampliación de dos años del mandato del ministro Zaldívar, quien, por cierto, es íntegro, inteligente, capaz, excelente persona, lindo y, además, no es feo.

"Si se amplía el periodo, que no es reelección del presidente de la Corte, y a la vez, es presidente del Consejo de la Judicatura Federal, que es el órgano responsable de garantizar la honestidad de jueces, magistrados, ministros al interior del Poder Judicial, si la ampliación del periodo de dos años, lleva a que se mantenga al Presidente, yo estoy a favor, así de claro. Si no es él, van a quedar como letra muerta las leyes que se aprobaron para renovar el Poder Judicial”. ¿Queda claro? ¡No hay nadie mejor que Zaldívar! ¡Él es el hombre! Y háganle como quieran. ¿Por qué será? Me pregunto yo.

Obituario: Real Madrid vs Barcelona, la final de la Superliga. ¡Vaya ridículo de mi Florentino!

*Nota del editor: imagen en portada tomada de @SCJN*