Margarita, la candidata

Margarita lo logró, Armando Ríos Piter se quedó muy lejos, el otro señor, que se hace llamar “el Bronco” (con lo que le costó a mi Lupe Esparza recuperar su nombre) quedó cerquita, pero no lo suficiente, a mi Mary Chuy, después del accidente, ya no le dio tiempo y Pedro Ferriz sigue pataleando para ver si sus golpecitos le pueden hacer daño a alguien, al que sea, no importa.

Pero allá ellos y sus broncas. El caso es que Maggie ya está en la boleta, “haiga sido como haiga sido”, tiene su cuatro por ciento de la intención de voto y seguro va a ganarse la simpatía de uno que otro indeciso. Ella está feliz, renunció al financiamiento público para su campaña y su marido ya está promoviendo desayunos con la candidata. El ex presidente publicó en twitter: “Desayuno con @Mzavalagc en Club de Industriales Guadalajara. Cooperación $1,000 más lo que quiera donarse. Importante llevar cheque o tarjeta bancaria”. ¡Eso! Al más puro estilo de Frank Underwood, antes de caer en desgracia, claro. Ahí está la invitación, sí, es desayuno, pero no va a haber pan. ¡Já! ¡Chistazo!

Margarita apoyó a Don Felipe todo el tiempo, fue una primera dama digna, formal, reservada, un tanto gris, sí, pero siempre prudente y en su sitio. Ahora es turno de Feli, ahora es su obligación convertirse en un Bill Clinton alternativo y apoyar con todo su amor a su simpatiquísima esposa en este sueño de la presidencia.

A Margarita Zavala Gómez del Campo de Calderón se le nota a leguas que le revienta que le incluyan en su nombre el apellido de su marido, sin embargo es una loza con la que tendrá que cargar toda su vida. Pero ni modo, a hacer de tripas corazón, sobre todo ahora que su lastre, perdón, su marido, está tan solícito arrimándole el hombro a su señora esposa.

Yo sí voy a ir al desayuno, mil pesos, sin pan, no me parece caro. Eso sí, con la fruta, el jugo y mi omelete, me desquito.

Obituario: Estoy picado con la telenovela “Por amar sin ley”, ¡grandes actuaciones y la mejor comedia involuntaria que yo haya visto! Una verdadera joya.

*Nota del Editor: Foto: Twitter de Margarita Zavala*