#ConLosNiñosNo

El hijo menor del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se fracturó tibia y peroné en un accidente, ya en rehabilitación, publicaron un texto titulado Hijo de AMLO, recargado… y motorizado. Como era de esperarse, la doctora Beatriz Gutiérrez Müller, madre del menor, expresó su inconformidad… Y la guerra comenzó…

Estamos de acuerdo, el debate político no puede, ni debe involucrar a niños y niñas y, mucho menos, afectarles en su dignidad. Ellos no decidieron ser parte de la vida política, lo decidieron sus padres. Ajá, por eso, mi abuela, sabia y de cabecita blanca, decía que “cuando lo publicas, se vuelve público”. También decía que “todos coludos o todos rabones” …

Entonces ¿Los hijos de Felipe Calderón eran diferentes? ¿Y mi Mateo, hijo de Ricardo Anaya? Sí, a esos sí los podemos pasar a perjudicar. ¿Los del presidente Peña? Sí, esos también. Pero ¿y los de López Obrador y doña Betty? ¡No! #ConLosNiñosNO. Otra vez, como siempre, ese asombroso doble criterio de aquellos que nunca gritan hasta que se trata de ellos. La premisa debería ser ¡nunca con los niños de nadie!

Porque la petición es justa, pero no escuché a la señora levantar la voz cuando se trataba de Mateo. Cuando un periódico hizo un reportaje y hasta dio el nombre de la escuela donde estudiaban los hijos de Ricardo Anaya. En ese entonces no vi a los del #ConLosNiñosNo indignados pidiendo que bajaran la nota.

Hubiera sido de mucha ayuda. Las hijas del –todavía- presidente Peña también fueron objeto de burlas, bromas, guasas y chacotas, pero cuando empezó el sexenio, todas eran menores de edad. Nadie dijo nada. Lo mismo pasó con los hijos de Felipe Calderón.

Así pues, condenemos el uso de la imagen contra todos los niños, el uso que se ha hecho de los niños y niñas, hijos de otros políticos y funcionarios, no sólo el de AMLO, eso ayudará a que la indignación no sea selectiva.

Por favor, al hijo de Andrés no, a él sí déjenlo fuera. #ConLosNiñosNo

Obituario: Dice Ildefonso Guajardo que “los pobres no comen gasolina”… Sin palabras.

*Nota del Editor: Foto: Especial Internet*