¿Abrazos, no balazos?

Hace unos días, el jefe del Comando Norte de Estados Unidos, el general Glen VanHerck, estimó que los cárteles del crimen organizado operan en alrededor del 30 al 35 por ciento del territorio mexicano, "en áreas que son con frecuencia ingobernables", así de simple, ni más, ni menos.

En ese mismo sentido, el ex embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, acusó al presidente López Obrador de adoptar una actitud de “pasividad” y de “dejar hacer” a los cárteles del narcotráfico en nuestro país, el presidente, fiel a su estilo, respondió que su gobierno es humanista: “Son concepciones distintas. A lo mejor en Estados Unidos piensan de otra manera, el ex embajador Landau, que hay que arrasar, que hay que aplicar exterminio, masacrar, nosotros no, tenemos una concepción distinta, nuestro gobierno es humanista y queremos conseguir la paz con justicia”.

Pues sí, pero la que extermina, masacra y arrasa es la violencia que todos los días sufren los candidatos políticos que participan en la elección del próximo 6 de junio en nuestro país.

Con el asesinato de la candidata de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Moroleón, Guanajuato, Alma Barragán, suman 88 los políticos asesinados en el proceso electoral de 2021, de estos asesinatos, 34 fueron de aspirantes y candidatos a puestos de elección popular. Según cifras de la consultora Etellekt, de los 34 aspirantes y candidatos asesinados, 29 pretendían competir por puestos del ámbito municipal (alcaldías, regidurías y sindicaturas). De éstos, el 89% eran opositores a los alcaldes de los municipios que buscaban gobernar o representar.

“Abrazos, no balazos”, dijo Andrés Manuel López Obrador cuando asumió la presidencia de México, el 1 de diciembre de 2018, y anunció una estrategia de seguridad diferente a la de gobiernos anteriores.

En adelante para combatir la violencia se utilizarían, sobre todo, programas sociales, educación y la promoción de empleos.

"Abrazos y no balazos", dijo López Obrador. Pero casi dos año y medio después la realidad parece obligarlo a cambiar de planes…

Obituario: Cruz Azul, ésta es la buena… No hay mal que dure 24 años…

*Nota del editor: imagen en portada: especial Internet*