El voto útil para Meade… ¿en qué circunstancia?

Coincidimos con los expertos: Las encuestas no pronostican resultados electorales, sino que sirven para muchas cosas, entre éstas para delinear estrategias.

Entonces, priistas qué esperan. Porque si fuera real la tendencia que ubica a José Antonio Meade Kuribreña en segundo lugar en las preferencias electorales, el voto útil puede ser para él y hacer la diferencia entre perder y ganar las elecciones presidenciales del primero de julio próximo.

Cierto, el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-PES), Andrés Manuel López Obrador, trae consigo una ola imparable de seguidores, la mayoría de los cuales votarán en un solo sentido para todos los cargos de elección popular (federales y locales) sin saber siguiera quiénes son los candidatos.

Se dejarán llevar por la confianza que les genera AMLO o por el enojo hacia el PRI y hacia el PAN; partidos que estando en la Presidencia de la República han incumplido la promesa de gobernar bien y para todos los mexicanos; se los comió la corrupción de sus prominentes cuadros.

Sin embargo, también hay mexicanos a quienes López Obrador no les genera confianza; todavía no están del todo convencidos de votar por él, y aguardan los últimos días de la campaña electoral para definir su voto a favor del segundo lugar y así hacer un voto útil, sea quien sea.

Quizá la razón más fuerte en las dudas sobre AMLO sea su propuesta de derogar la Reforma Educativa y su relación con las secciones sindicales de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE); ahora apoyan al tabasqueño, pero no le obedecerán cuando gane y lo presionarán hasta conseguir sus objetivos.

Ningún padre de familia en su sano juicio quiere para sus hijos maestros sin calidad educativa; mentores en virtud de plazas compradas o heredadas pero sin haber estudiado; normalistas contratados como profesores aunque tengan las más bajas calificaciones.

Y ni AMLO, ni nadie de su coalición, han explicado ampliamente en qué consiste su plan para mejorar la educación en México y su propuesta de Reforma Educativa en relación con los maestros de la CNTE.

Eso amén, de la propuesta económica para el país.

En fin, retomando el tema. Quién sabe hasta donde sea real el avance del candidato de la coalición “Todos por México” (PRI-PVEM-Panal), Meade, pero si fuera cierta su ubicación en el segundo sitio en las preferencias electorales, podría ser el ganón del voto útil.

Por cierto, entre el universo de indecisos se encuentran muchos priistas sentados frente al dilema de no votar por el PRI porque batearon a sus líderes políticos en la selección de candidatos, o seguir siendo leales al partido.

Quizá el principal problema de Meade haya sido el enojo de los priistas por la postulación de un externo como candidato a la Presidencia de México. Pero el enojo pasa al cabo del tiempo. Y según priistas, ya les pasó el enojo. ¿En serio? ¿A todos? No. Hay quienes aún siguen molestos, y hay quienes han capitalizado el malestar en una estrategia para apoderarse del PRI tras su derrota.

¿Y es válido? Sí. Casi igual ocurrió en el 2000. Ah, pero perder frente al PAN no es lo mismo que perder frente a la izquierda de Andrés Manuel López Obrador; ésta no soltará el poder. Incluso, usará la misma estructura priista para seguir creciendo como pasó en la ahora Ciudad de México.

No será fácil destronar la fuerza de AMLO tan pronto. Claro, porque el tabasqueño pinta para perpetuar a la izquierda; hacerla tan hegemónica como en los mejores tiempos del PRI, y tan aplastante en el Congreso de la Unión como la otrora aplanadora priista.

Si no, ¿por qué entonces está pidiendo votar también por los candidatos a senadores y diputados federales de la coalición “Juntos Haremos Historia” (principalmente de Morena)? Porque como él mismo lo dice en los spots, él solo no podrá.

¿Y qué no podrá? De entrada, hacer las reformas necesarias para concretar su plan de gobierno. Son, por decirlo de algún modo, las reformas estructurales con las cuales llega cada Presidente de la República.

Para AMLO sería ideal conseguir la aplanadora legislativa, porque entonces haría a un lado los consensos, y la izquierda representada por él se haría tan invencible como el priismo en sus años de gloria; ese priismo al cual perteneció el tabasqueño.

En fin, ya falta poco para saber la verdad sobre el voto útil. Igual, como ha dicho AMLO, ni juntos lo vencerán. Sin embargo, habrá que esperar porque las jornadas electorales ya son impredecibles igual que los electores.

Por lo pronto, en un escenario de segundo sitio en las encuestas, Meade podría ser el ganón del voto útil, considerando además el voto del panismo contrario al candidato de la coalición “Por México al Frente” (PAN-PRD-MC), Ricardo Anaya Cortés.

Claro, la posibilidad de Ricardo Anaya sigue abierta, y ser el favorito del voto útil de continuar en el segundo lugar en la preferencia electoral.

Ah… pero un segundo sitio en una diferencia cerrada…. porque difícilmente ganará quien vaya en segunda posición con diez puntos abajo del puntero en las preferencias electorales reales (no la de las encuestas).

rosyrama@hotmail.com

*Nota del Editor: Foto: PRI*