¿Votaría usted otra vez por diputados con ingreso navideño de 328 mil pesos?

Ahora sabemos que Cuarta Transformación puede ser sinónimo de gatopardismo, salvo que en verdad morenistas y aliados den un giro de 360 grados a la forma de hacer política, empezando por cumplir los principios de austeridad republicana, democracia efectiva y combate a la corrupción.

El gatopardismo, como es sabido, “es la filosofía de quienes piensan que es preciso que algo cambie para que todo siga igual. El efecto Lampedusa, del que se habla a veces, consiste en hacer las cosas de modo que algo mute para que lo demás permanezca intocado en la organización social. Se refiere a reformas meramente cosméticas, ociosas o de distracción que se proponen para mantener incólumes los privilegios sociales y económicos de los manipuladores de esas reformas de epidermis.” http://www.enciclopediadelapolitica.org/gatopardismo/

¿Aplica o no aplica o morenos y aliados?

Con sus honrosas salvedades, los políticos están cortaditos con la misma tijera, y los de Morena y aliados no son la excepción. Ya han dado muchas muestras, y la última es la bolsa de 164 millones de pesos para pagar las dietas, aguinaldo y apoyos legislativos, que alistan los 500 diputados y diputadas federales para dárselos a más tardar en diciembre.

¡Imagínense!

Mientras existen millones de mexicanos en pobreza y en pobreza extrema que no tienen ni para comprar frijoles para celebrar la Navidad, y si bien les va, podrán comprar un pollo rostizado con los recursos de alguno de los programas sociales, los cuales no acabarán con las condiciones de marginación.

Pero los diputados federales, erróneamente llamados “representantes populares”, tendrán una Navidad fifí, porque se han despachado con la cuchara grande. Lo revela una nota publicada por El Universal, en la cual se asienta lo siguiente:

“Según el acuerdo del Comité de Administración, firmado el 25 de septiembre del año pasado, los 500 diputados federales de todas las bancadas parlamentarias recibirán en sus cuentas 328 mil pesos de su dietaaguinaldo (40 días de dieta bruta) y “apoyos legislativos” con los que se ayudan a solventar salarios y gratificaciones de fin de año de sus colaboradores, así como para mantenimiento de sus casas de atención.

“A los diputados se les depositarán, antes del 15 de diciembre, 45 mil 786 pesos de Asistencia Legislativa; 28 mil 772 pesos de Atención Ciudadana y 38 mil 363 pesos bajo el concepto de Atención Ciudadana-Apoyo de Fin de Año.”

Todos los ingresos legales y extralegales de fin de año se pusieron de moda cuando el PRI estaba en la Presidencia de la República y tenía la mayoría en las cámaras del Congreso de la Unión. Luego vinieron los dos sexenios del PAN, en cuya época en el Legislativo ningún partido era mayoría por sí mismo, y la moda siguió.

Ahora, cuando en la Cámara de Diputados Morena tiene la mayoría simple y consigue mayoría calificada con sus aliados, y, por supuesto, tiene el control de los órganos de gobierno camerales y de los órganos administrativos, la moda priista continúa.

¿No que se iban a acabar los privilegios camerales?

Gatopardismo.

¿Cuál Cuarta Transformación? Dijeron que con la llegada de la izquierda al poder se acabarían todos los excesos y muchos de los ingresos (legales y extralegales) que se daban los legisladores, pero vemos que no. Quizá han suprimido el bono de fin de año, pero nada más; y la duda cabe.

Cuando les conviene, los diputados se hacen llamar “representantes populares”, o servidores públicos, o trabajadores. Ja, nada más falta que digan que son asalariados.

No lo dicen, pero se asumen como tales porque el aguinaldo se crea para asalariados, pero con el tiempo de ha distorsionado y caído en todo un abuso de poder.

En su artículo 87 la Ley Federal del Trabajo establece que “los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual que deberá pagarse antes del día veinte de diciembre, equivalente a quince días de salario, por lo menos.”¡Tra-ba-ja-do-res¿Los legisladores son trabajadores?

Y todavía de manera desproporcionada se darán 40 días de aguinaldo; ¡40!

Con esta clase de diputados para qué quiere más enemigos el pueblo.

A ver si en las próximas elecciones concurrentes de 2021, los ciudadanos con calidad de electores vuelve a votar por aquellos que compitan en reelección o por aquellos que chapulineen a otros cargos de elección popular.

rosyrama@hotmail.com

*Nota del editor: Foto en portada: Cámara de Diputados*