El último día de “gobierno” de Cué… ¿cuál es su destino?

Como reza la sabia filosofía popular: No hay fecha que no se cumpla, ni plazo que no se venza. Y ni sexenio que no termine. Y hoy finaliza el del Gabino Cué Monteagudo como Gobernador de Oaxaca, y se va dejando una entidad endeudada tres veces más, afectada de gravedad económicamente y sin paz social.

Cué pudo arrebatarle al PRI la gubernatura. Pero no pudo gobernar. Por eso pasará doblemente a la historia: Como el político que destronó al Revolucionario Institucional después de más de 80 años ininterrumpidos en el poder estatal, y como el peor gobernador de Oaxaca.

Hizo de la transición democrática un rotundo fracaso. No tuvo el carácter para ejercer el poder, lo cual implicaba de entrada mantener el control de la administración pública, donde sus amigos y los partidos aliados (PRD, PAN, PT y el entonces Convergencia) hicieron su santa voluntad mediante sus cuadros incrustados en el gabinete; con sus honrosas excepciones.

Gabino Cué siempre puso por delante el discurso de la tolerancia. Incluso, por encima del Estado de Derecho. Todo toleró y disculpó a sus principales servidores públicos y colaboradores extra gabinete. Mmm… ¿toleró? ¿O actuó en complicidad?

Y hoy en Oaxaca, nuevamente gracias a Gabino Cué, vuelve a ser nota nacional con la última revelación: Su ex Secretario de Salud Germán Tenorio Vasconcelos seguía en la nómina; por cierto, alguna vez declaró ganar más de cien mil pesos pero el sueldo se lo puso el gobierno, aún era funcionario.

En Oaxaca no se habla de otra cosa que del presumible saqueo de las arcas públicas y del enriquecimiento de algunos de quienes fueron colaboradores en el gabinete de Gabino Cué, quien siempre fingió demencia. Y miren que buena parte de la ciudadanía se lo creyó. Como a la mitad de su sexenio, cuando ya había escándalos de corrupción, él seguía en el ánimo ciudadano mientras que sus aliados (PRD, PAN, PT y Convergencia) salían reprobados.

En fin, al terminar su sexenio las preguntas son: ¿Qué pasará con Gabino Cué? ¿Cuál será su suerte? ¿Tiene futuro político? ¿Qué partido político le dará cabida?

Un buen gobernador al terminar su mandato generalmente se toma unas merecidas vacaciones y luego se reincorpora a sus actividades políticas y hasta se queda a vivir en la entidad. Pero ¿él? ¿Pondrá pies en polvorosa en el último minuto de este 30 de noviembre? ¿O ya hasta se fue? ¿O se quedará un día más en Oaxaca para acompañar al priista Alejandro Ismael Murat Hinojosa a su toma de protesta?

Son muchas las preguntas, y pocas las respuestas por el momento.

Pero en la apreciación ciudadana Gabino Cué no debería tener futuro político ni cabida en ningún partido porque su pésima imagen impactaría negativamente en el prestigio de la institución donde le abran las puertas.

Desde cuando fue presidente municipal de la capital oaxaqueña, Cué se asumió como “ciudadano”, y ya siendo gobernador manejó el mismo perfil, aunque se declaró de izquierda. ¿Qué izquierda? La representada por el PRD, a cuyos encuentros nacionales asistió con cierta frecuencia. Andrés Manuel López Obrador, quien era su amigo y consejero político, lo despreció cuando se alió con el PRI en la instrumentación de la reforma educativa.

¿Lo cobijará el PRD? ¿O se refugiará en el PAN, donde milita su amigo y aliado político Diódoro Carrasco Altamirano?

Hay una pregunta más: ¿El próximo gobernador de Oaxaca actuará en contra de Cué y colaboradores con cuentas pendientes? Claro, en caso de comprobárseles actuaciones indebidas. ¿O nada les encontrarán como parte de las negociaciones para la transición y transmisión del Poder Ejecutivo?

PENSIÓN VITALICIA

Hasta donde se sabe los ex gobernadores gozan de una jugosa pensión vitalicia. Quizá en antaño se justificaba porque después de concluir su mandato se alejaban de la política y se dedicaban a actividades productivas o simplemente se retiraban a vivir cómodamente con dicha pensión y con sus ahorros sexenales.

Pero ahora, la pensión vitalicia no se justifica, ni para el Presidente de México ni para ningún gobernador de entidad federativa, indistintamente de su filiación política.

Imagínense saquean las arcas públicas y todavía reciben pensión vitalicia, como si merecieran que el pueblo los siga manteniendo. Tal vez haya excepciones.

¿O ya no existe esa pensión vitalicia?

CORREO DE LECTOR SOBRE CUÉ

Un lector nos envió el siguiente texto:

“Muy a propósito de la paliza periodística que se está llevando como despedida Gabino Cué Monteagudo y sus principales colaboradores, a quienes se les acusa por desvío de recursos públicos, he de comentarte lo siguiente:

“El pasado sábado 12 de noviembre del presente año, por la mañana en un desayuno entre ‘amigos’ en conocido hotel de Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, estando presentes Diódoro Carrasco Altamirano, Gabino Cué Monteagudo, Jorge "Coco" Castillo, Enrique Arnaud Viñas, Netzahualcóyot Salvatierra López, Germán Tenorio y Julián Ríos Ángeles, entre otros, se escuchó la siguiente expresión: ‘Gracias Javier Duarte . . . Gracias Guillermo Padrés, lo dijo Diódoro Carrasco Altamirano a sus acompañantes,  porque gracias a ellos se han quitado los reflectores de la desastrosa situación financiera que están dejando en Oaxaca’".

“Hago de tu conocimiento que esta nota también fue publicada por el periodista Raúl Rodríguez Cortés, en el periódico ‘El Universal’ de la Ciudad de México, el pasado 18 de noviembre de 2016.”

rosyrama@hotmail.com