Ulises Ruiz, “Alito”, Chong e Ivonne… y un camino: El CEN del PRI

Tras la aplastante derrota del PRI en las elecciones concurrentes del 2018, el ex gobernador oaxaqueño Ulises Ruiz Ortiz fue el primero en manifestar su aspiración de convertirse en el próximo presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Eso sí, vía la corriente Democracia Interna exigiendo de antemano ir a elecciones abiertas; es decir, por voto libre, secreto y directo de los militantes y simpatizantes, con instalación de urnas, tinta indeleble y observadores electorales.

Incluso, que el proceso electoral interno lo organice el Instituto Nacional Electoral para dar certeza a los resultados; es la única forma de contar con un árbitro imparcial. Caso contrario los priistas corren el riesgo de la manipulación electoral por parte de la cúpula peñista (que todavía controla al partido) vía la estructura.

No es mala idea. Por el contrario, un proceso interno libre, auténtico, por voto directo y organizado por una autoridad especializada en la materia, sería un importante paso para sacar al PRI del pozo tan profundo en que cayó; reactivaría a la militancia.

Y no solo en la elección del CEN, sino también de los Comités Estatales y Municipales, así como de los candidatos a todo cargo de elección popular, incluidos los plurinominales.

Intentarlo sería un hito en el futuro del PRI. Sin embargo, el grupo peñista (aun poderoso) se opone a la plena democratización electiva interna, a pesar de que en el discurso reconoce la necesidad de ello, pero con inclinación siempre a la simulación.

Precisamente el actual gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”), también alzó la mano para dirigir el Comité Ejecutivo Nacional, y ha sido visto como un cuadro para la conservación de la especie en la cúpula del poder priista.

Y también lo sería Miguel Ángel Osorio Chong, quien aun siente que se la deben por hacerlo a un lado para postular a un externo como candidato del PRI a la Presidencia de la República: José Antonio Meade Kuribreña, quien no era mal abanderado pero lo dejaron solo.

Muchos priistas (entre los que quedan) todavía no asimilan como un externo puede ser candidato sin el menor mérito. Mmm… el mérito estriba en la ausencia de pecados sobre el erario. Aunque a Meade tampoco lo distinguió la pureza, porque su paso por dos sexenios (uno del PAN y otro del PRI) como servidor público de algún modo lo marcó.

Retomando el tema: “Alito” y Osorio Chong son rivales débiles en el ánimo de las bases priistas frente a Ulises Ruiz. Sin embargo, los dos primeros tienen el respaldo económico de importantes grupos de poder, sobre todo Moreno Cárdenas.

Eso lo hace ver como candidato prefabricado. Hagan de cuenta un boxeador adiestrado con computadoras como máquina para demoler, pero que cae al primer puñetazo real.

“Alito” ha tenido mucha suerte con una carrera política meteórica y exitosa a sus 43 años de edad. Pero en política no hay casualidades, sino causalidades.

En fin, ahora surge otra aspirante a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI: Ivonne Ortega Pacheco, quien el jueves se destapó en redes sociales mediante un video

La ex gobernadora de Yucatán escribió en su cuenta de Twitter: @IvonneOP "Quiero dirigir el @PRI_Nacional para recuperar y fortalecer al partido. Tengo la experiencia y capacidad para lograrlo. #RecuperemosAlPRI".

En ese sentido, planteó 5 tareas: “Retomar la tierra para escuchar y estar cerca de la militancia, buscar la reconciliación entre los priistas, construir una estrategia electoral que permita recuperar al partido, encontrar liderazgos con energía y amor al PRI, y asumir el rol de ser oposición (una que escuche y que debata con ideas)”.

Pregunta: ¿Ivonne viene junto con Ulises o actúa sola? ¿La trae de nuevo el grupo peñista? ¿O tiene su propio grupo?

Probablemente venga con Ruiz Ortiz en la coincidencia de abrir al PRI a la consulta directa a militantes y simpatizantes; un eslabón más de presión, aun cuando ella podría tener su propio grupo y una legítima aspiración a la presidencia del CEN.

Ivonne es una mujer bragada, un cuadro avezado del PRI, una priista inteligente. Sin embargo, también formó parte del equipo de cerrajeros de Enrique Peña Nieto que quitaron los candados para la candidatura presidencial y abrieron la puerta a los externos.

Equipo donde operaron Emilio Gamboa, José Encarnación Alfaro, Carlos Romero Deschamps, Arturo Zamora Jiménez, “Alito”, César Camacho e Ivonne Ortega, entre otros.

Por cierto, la ex gobernadora de Yucatán fue Secretaria General del CEN del PRI cuando César Camacho tuvo la fortuna de presidirlo, a principios del sexenio de Peña Nieto ¿Recuerdan? Ellos condujeron la Asamblea Nacional en la cual redujeron los órganos del partido (Consejo Político Nacional y Comisión Política Permanente).

Ulises Ruiz no coincidió en ambos casos. Incluso, fue de los pocos priistas que osaron en oponerse a modificar los estatutos para otorgar la candidatura presidencial a un externo. (Hay testimonio de ello en el siguiente link (https://www.facebook.com/100012286052885/posts/498064040613127?sfns=mo).

En fin, ya hay cuatro prospectos para la presidencia del CEN priista. ¿Cuántos más se apuntarán? El número que sea, la mayoría será de relleno y de presión a favor o en contra.

DAÑO AL PRI

René Juárez Cisneros dice que César Duarte le “hizo mucho daño al PRI”. Una frase dicha al celebrar que el partido haya expulsado al ex gobernador de Chihuahua, acusado de presunto desvío de dinero.

Uy, pululan quienes le han hecho mucho daño al Revolucionario Institucional. Nada más que no tuvieron la mala suerte de ser descubiertos en sus pecados; o lo fueron, pero se alinearon de modo irremediable.

También le han hecho daño al PRI otro tipo de actitudes: El chapulineo, el nepotismo, el amiguismo, el compadrazgo, el comercio interno, etc., etc., etc.

rosyrama@hotmail.com

*Nota del Editor: Foto: BTU*