¿También las gubernaturas que vienen y los gobernadores que salen en 2022?

Hay diferentes interpretaciones sobre la decisión del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de incorporar a su gabinete a ex gobernadores recién desembarcados tanto del PRI como del PAN. 

Pero todas las lecturas tienen un denominador común: Una inconfesable intención de AMLO que va más allá del pluralismo en la integración del equipo con el cual ejercer su poder y administra la cosa pública del país.  

¿Qué intención? Queda a juicio de cada persona. Ocurre como en los chistes que se cuentan más o menos así: 

Primer acto: Sale López Obrador vomitando al PRI y al PAN. 

Segundo acto: Sale López Obrador enjuiciando a expresidentes de ambas filiaciones políticas. 

Tercer acto: Sale López Obrador anunciando la incorporación a su gabinete de mandatarios priistas y panistas de entidades donde Morena acaba de ganar la gubernatura. 

¿Cómo se llamó la obra? 

Uno: Insólito. 

Dos: La misericordia de Andrés Manuel.  

Tres: Una pizca de pluralidad y democracia. 

Cuatro: El control del narco.  

Cinco: La Cuarta Transformación, pero del PRI. 

Y seis: Golpe a la alianza PRI-PAN-PRD.  

Igual pueden ir juntas dos o tres opciones para deducir la intención de fondo en torno a la invitación del Presidente de México y líder moral de Morena de sumar a su gabinete a ex gobernadores de oposición a punto de concluir el mandato local. Quizá una combinación de las tres últimas opciones. 

Vaya, deja mucho que decir el jubiloso ánimo de López Obrador para convertir a Quirino Ordaz Coppel en embajador de México en España tan pronto concluya su periodo como gobernador de Sinaloa, donde el pasado seis de junio el entonces candidato de Morena, Rubén Rocha Moya, ganó la elección de la gubernatura. 

Una entidad donde sienta sus reales “El Chapo” Guzmán con el Cártel de Sinaloa.  

Lógicamente, entonces, la invitación al priista genera una cascada de sospechas sobre relaciones político-electorales entre el PRI, Morena y organizaciones criminales. ¿O no? 

Incluso, cabe la posibilidad de otra jugada maestra del presidente López Obrador; otra carambola de dos bandas como es su especialidad, donde la otra arista estriba en aprovechar una circunstancia para sacar ventaja en otra: Léase el desmantelamiento de la alianza PRI-PAN-PRD. 

Sobre todo porque también ha invitado a su gabinete al gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría García, del PAN, quien en breve también concluye su mandato; una entidad donde las elecciones de junio pasado dieron el triunfo al candidato de Morena a la gubernatura, Miguel Ángel Navarro Quintero. 

¡Invitación a un cuadro del Acción Nacional, imagínense; el partido de derecha por naturaleza enemigo de la ‘izquierda’ y por ende, de AMLO! 

Invitaciones que solamente eran pensadas en la gloriosa época priista. Ah, pero la “Cuarta Transformación” la han refinado.  

Tanto amor lopezobradorista a cuadros de los partidos políticos que a juicio del mandatario nacional representan la ‘mafia del poder’, ¿cómo debe entenderse?  

Hasta “bueno” ha considerado el trabajo realizado tanto por Quirino como por Chavarría al frente de sus respectivas entidades federativas.  

¿TAMBIÉN EN LAS GUBERNATURAS QUE VIENEN Y LOS GOBERNADORES QUE SALEN? 

En el contexto anterior, cabe preguntar si la misma tónica regirá en los comicios más próximos: Los de 2022 en seis entidades federativas que renovarán gubernatura: Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Quintana Roo, Hidalgo y Oaxaca. 

Si fuera el caso, ¿entonces las candidaturas y las elecciones las decidirán, no AMLO, ni Morena, sino los intereses de organizaciones de naturaleza distinta a la política? 

En consecuencia tampoco se descarte la incorporación de gobernadores de algunas de las referidas entidades federativas, al gabinete del presidente López Obrador. Incluso, en circunstancias distintas; por ejemplo, solamente como recompensa por colaborar en el triunfo de Morena. 

Si no puedes el enemigo, únetelo o incorpóralo. Todo es más fácil rumbo a la sucesión presidencial 2024, cuando se desmantela a la oposición.  

rosyrama@hotnail.com 

*Nota del editor: foto en portada: Presidencia de México*