El PREP el más blindado, pero también el más lento… ¿y es normal?

El PREP-2018 es el más blindado, pero también el más lento. Aunque paradójicamente a la morosidad, es el más sofisticado tecnológicamente y en sí mismo es más rápido, amén de cómo funcione cuando empiecen a gotear los resultados de los votos emitidos en las casillas electorales.

La lentitud más bien obedecerá a dos circunstancias principales: La concurrencia de las elecciones del próximo domingo y la casilla única.

En el Programa de Resultados Preliminares (PREP) se captura el número de votos emitidos en cada casilla y éstos se van sumando y cayendo en un sistema informático. Visto a vuelo de pájaro parece un procedimiento muy fácil, pero en realidad es complejo; además le antecede el difícil procedimiento del escrutinio y cómputo (conteo) de los votos en la casilla.

Es así tanto a nivel federal como local.

Y verán. Contar los votos de una elección de por sí implica tiempo, ahora imagínense contar los votos de cuatro, cinco o hasta seis elecciones. ¡Máxime cuando el escrutinio y cómputo de los votos tanto de las elecciones federales como locales lo realizarán los mismos funcionarios de casilla! Por eso la concurrencia comicial y por eso es casilla única.

Claro, no todos los funcionarios de la casilla contarán los votos de elección por elección, sino se repartirán tareas conforme a lo autorizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) y harán el escrutinio y cómputo de manera simultánea. Sin embargo, llegará un momento en que todos centren su atención en el llenado de las actas de los resultados.

El procedimiento es lento. Y registra mayor lentitud cuando hay desacuerdos entre los mismos funcionarios de casilla o entre éstos y los representantes de partidos políticos.

Grosso modo ocurre lo siguiente: Las casillas electorales deben dejar de recibir la votación a las 18:00 horas, pero si al dar éstas aún hay electores formados para votar, los funcionarios de las mesas directivas deben permitir que voten, en cuyo caso se alarga la jornada. ¿Qué les gusta? ¿30 minutos más?

Después viene el cierre de la votación y luego el escrutinio y cómputo de los votos emitidos en la casilla de cada una de las elecciones, en el orden legal y de manera simultánea. Parece fácil, pero es un procedimiento complejo que va desde el vaciado de la urna de una elección para contar el número de votos depositados en la misma y que debe coincidir con el número de electores que votaron conforme a las marcas en la Lista Nominal.

En seguida, grosso modo, se abren los votos (boletas dobladas) y se separan de acuerdo al partido, coalición o candidato por el cual se hayan emitido; se cuentan los votos nulos y de candidatos no registrados, las boletas sobrantes las cuales son inutilizadas. Se realiza la suma por separado y luego en total.

Los funcionarios cuentan los votos el número de veces indicadas en la normatividad, realizan las operaciones aritméticas necesarias en cuadernillos ex profeso, y luego transcriben los resultados en el acta de resultados del escrutinio y cómputo de la casilla, de la cual una copia va destinada al PREP.

¿Para qué tiempo les gusta el procedimiento del conteo de los votos en la casilla? ¿15 minutos por elección? ¿20? 30? Además en la casilla se requisita y llena el acta de la Jornada Electoral y demás documentos. ¿Pongamos 15 minutos por elección más cinco minutos en el llenado del cartel que se exhibe en el exterior de la casilla?

De ahí, los paquetes electorales son trasladados a los Consejos Distritales o a los Centros de Acopio, se les desprende el acta del PREP y los resultados de cada acta son capturados en centros de cómputo, las actas se digitalizan, se checa que todo cuadre y luego se suben y se transmiten los datos.

Hasta ahí el procedimiento tradicional. Y ahora además se utilizará un procedimiento mediante una aplicación en teléfono celular para transmitir una copia (foto) de los resultados asentados en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla, lo cual se hará desde ésta misma. Pero no será en la totalidad de las casillas.

Al menos en las entidades federativas para las elecciones locales, será una muestra de una prueba piloto. Por ejemplo, el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca prevé la captura vía app de 250 casillas, de alrededor de cuatro mil casillas que se instalan en el estado.

En fin, entre el traslado de los paquetes electorales, en su caso la transmisión de datos vía app, la digitalización se actas, la captura de resultados, checar que coincidan los resultados capturados y los asentados en acta, etcétera, se lleva otra hora o más, considerando la existencia de casillas en zonas rurales donde a veces a duras penas hay brechas y caminos de terracería, o donde de plano no entra la señal de internet.

(Aunque las autoridades electorales dicen, como el Chapulín Colorado, tener todo “fríamente calculado”. Ojalá. )

En conclusión, sumando todos los tiempos seguramente el PREP empezará a fluir entre diez y once de la noche, aun cuando se abra antes.

Entonces, calma, serenidad y paciencia. Porque además la ley electoral no obliga a dar resultados a una hora exacta. Se conocen y se dan conforme avance el PREP. Quizá al medio día del dos de julio, ya se tenga más del 50% del PREP.

El conteo rápido es aparte, y éste solo es tendencia. El PREP son resultados más precisos. Pero los resultados definitivos para las elecciones de mayoría los arrojan los cómputos distritales que se realizan el miércoles siguiente al día de la elección, y los cómputos municipales en el caso de elecciones de concejalías.

Sin embargo, el susto no termina ahí. Porque si hay impugnaciones, terminará hasta que éstas sean resueltas.

rosyrama@hotmail.com

*Nota del Editor: Foto: INE*