Panistas, han olvidado sus postulados básicos

Con sus excepciones, los panistas se han olvidado de los postulados básicos de su partido. Así se percibe cuando vemos casos como el del ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías; o del presidente nacional, Ricardo Anaya Cortés, o el de militantes en diversas entidades federativas, que han convertido a la persona humana no en el medio para alcanzar el bien común, sino en el medio para concretar intereses personales.

¿Y así pretende ganar las elecciones presidenciales del 2018? Quizá el éxito electoral del 2016 en varias entidades federativas donde el PAN ganó las gubernaturas (en coalición con el PRD) fue un golpe de suerte, con la ayuda de la imagen en picada del Presidente de México de extracción priista, Enrique Peña Nieto.

Pero ese golpe de suerte quien sabe si el PAN lo pueda repetir en el 2018. Le está pegado duro el escándalo por los actos de corrupción del gobierno sonorense que encabezó Padrés. Cortaditos con la misma tijera con ex gobernadores priistas como el veracruzano Javier Duarte de Ochoa.

A ello súmenle el escándalo por la vida de privilegios que Ricardo Anaya proporciona a su familia, a la cual tiene y mantiene en Estados Unidos. Claro, cada quien tiene derecho a emplear el dinero ganado con el sudor de la frente como mejor le plazca y si es invertido en la educación de los hijos y en el bienestar de la familia, qué mejor.

El problema sería si el dinero para pagar residencia de lujo, escuelas de alto nivel, comida y diversión en Estados Unidos sale de los recursos del pueblo mexicano destinados a la prerrogativa de financiamiento público de los partidos políticos, o si sale de las cámaras del Congreso de la Unión, por ejemplo.

Amén de todo ello es harto criticable que Ricardo Anaya tenga a su familia en Estados Unidos, porque revela cierto desprecio por México; su país, donde él es un personaje privilegiado que vive de la política, independientemente de su participación en empresas.

¿Cómo puede llegar a ser candidato y luego Presidente de México alguien con predilección por Estados Unidos? Mejor que de plano se mude por completo al país vecino. Quizá a él no lo deporten por ser güerito.

En fin, para ganar las elecciones del 2018 se necesita estructura y quién sabe si el Comité Ejecutivo Nacional del PAN trabaje en la construcción de la misma apoyado en los Comités Estatales y Municipales; incluso, en sus representantes populares.

Probablemente Acción Nacional peque de confianza excesiva en aquellas entidades donde ganó las elecciones de gobernador en junio pasado. Mmm… ¿una confianza basada en buenos ejercicios de gobierno? ¿O basada en el propósito de convertir en caja chica el erario estatal con fines electorales?

¿Y en las entidades donde no es gobierno? Bueno, por lo menos debe incrementar sus militancia, pero de manera real, no simulada; además de trabajar por sumar seguidores. ¿Y cómo?

Hay entidades como Oaxaca donde el PAN está perdido y su futuro inmediato no es alentador. Y sin embargo, como dice la vox populi, “ven la tempestad y no se hincan”. La rebatinga por la dirigencia estatal y por el control de los recursos del Congreso oaxaqueño está en pleno apogeo.

Un partido con estructura sólida y con buena reputación social y política, difícilmente cae del segundo al cuarto lugar, o del tercero al cuarto, como ha ocurrido con el PAN en el estado de Oaxaca, donde ha venido de más a menos en los últimos procesos electorales. Y el divisionismo interno ha abonado de sobremanera en la debacle panista.

En ese contexto, seguramente Oaxaca no es una entidad prioritaria en el escenario nacional electoral 2018 del PAN.

¿Y POR QUÉ JUAN MEDOZA SOLICITÓ LICENCIA?

Juan Mendoza Reyes ayer solicitó licencia al cargo de presidente del Comité Estatal del PAN en Oaxaca, según para dedicarse de tiempo completo a su función como diputado de la entrante LXIII Legislatura oaxaqueña, a instalarse el próximo domingo 13 de noviembre.

Como debe de ser, porque no se puede tragar pinole y andar en la procesión. Por cierto, hizo lo mismo en el contexto de las pasadas elecciones de diputados locales: Solicitó licencia al cargo de presidente estatal panista para competir en las elecciones internas por la candidatura a diputado plurinominal… pluri, porque una de mayoría quién sabe si la gane.

Una vez obtenida la candidatura y habiendo quedado como diputado electo, regresó al cargo de presidente estatal del PAN.

Mmm… ¿querrá repetir el procedimiento?

Verán: Es un secreto a voces que Juan Mendoza tiene la aspiración de convertirse en el coordinador de la fracción parlamentaria de Acción Nacional de la entrante Legislatura oaxaqueña. Y aunque los estatutos del partido (antidemocráticos en este tema) le permiten de algún modo auto-designarse como líder de la bancada, quizá ahora quiera darle un matiz de ética… y por eso solicitó licencia al cargo de presidente del panismo oaxaqueño.

¡Porque se vería muy mal auto-designándose! (En el PAN el presidente estatal designa al coordinador o coordinadora de la fracción parlamentaria).

Entonces, ¿por eso solicitó licencia? ¿Para que Luis Zárate, quien quedó como encargado de la presidencia del Comité Estatal, sea quien designe al pastor o pastora? Y en ese caso, Juan Mendoza argumente no haber sido juez y parte y que el panismo lo aclamó.

¿Es así? ¿Y luego de su designación regresará al cargo de presidente del Comité Estatal? En todo caso, ¿eso no es jugar el partido, con los mismos panistas y con los ciudadanos? ¿No es plan con maña?

rosyrama@hotmail.com