Nochixtlán, la alfombra roja de AMLO y Osorio Chong al 2018

Sin duda, el conflicto que estalló en Oaxaca tiene diversas lecturas; una de ellas es la sucesión presidencial del 2018, cuya contienda fáctica aceleró a partir de los resultados de las elecciones del pasado cinco de junio. Lógicamente, los aspirantes tomaron camino en base a la recomposición de las fuerzas electorales a nivel nacional y en las entidades federativas.

Veamos:

Oaxaca ha sido el bastión de Andrés Manuel López Obrador, cuya presencia influyó en triunfos de la izquierda en elecciones anteriores: En 2006 cuando las fórmulas encabezadas por Gabino Cué Monteagudo y Salomón Jara Cruz compitieron exitosamente al Senado de la República; en el 2010 cuando Cué gana la gubernatura, y en el 2012 en que la izquierda arrasa en la entidad ganando las votaciones presidenciales, las elecciones de senador y 10 de las 11 diputaciones federales.

En los comicios referidos, los candidatos llevan el acompañamiento principal del PRD, partido al cual Andrés Manuel renuncia tras las elecciones presidenciales del 2012. Ya sin AMLO de su lado, el partido del Sol Azteca enfrenta las elecciones locales del 2013 y las federales del 2015, y en ambas merman los triunfos perredistas.

Morena, el nuevo partido de López Obrador, debuta exitosamente en los comicios concurrentes del 2015 en el país: Gana 14 distritos electorales federales, 18 diputaciones de mayoría en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y cinco delegaciones, además de diputaciones locales y alcaldías en Tabasco, Yucatán, Veracruz, Campeche, Estado de México y Michoacán.

En el 2015, Morena no ganó ni un distrito en el estado de Oaxaca, pero se colocó como la tercera fuerza electoral conforme a su votación, desbancando al PAN.

Y a partir de la correlación de fuerzas derivada de las elecciones del 2015, Andrés Manuel avanza en la ruta electoral hacia la sucesión presidencial del 2018, pasando, por supuesto, por los recientes comicios de 2016 en que se disputaron 12 gubernaturas. No ganó ninguna, pero se colocó en los tres primeros lugares en las siguientes entidades: Zacatecas, Veracruz y Oaxaca.

Además, Morena se ubicó como el partido con mayor votación en la Ciudad de México en la elección de diputados a la Asamblea Constituyente.

En Oaxaca su candidato a la gubernatura, Salomón Jara Cruz, quedó en tercer sitio, pero Morena como partido político se ubicó como la segunda fuerza electoral, desplazando al PRD. Además, si las impugnaciones no prosperan, Morena contará con nueve diputados en la próxima Legislatura local, número que le da derecho a presidir la Mesa Directiva del Congreso oaxaqueño en el primer año de ejercicio legal (2016-2017), y a encabezar la Junta de Coordinación Política en el segundo año (2017-2018).

¿Se dan cuenta? ¡En la antesala de las elecciones presidenciales, Morena en Oaxaca tendrá el control del Congreso, incluyendo el presupuesto! Tendrá margen de operación política y económica, lo cual le facilita el camino hacia el 2018, en que también habrá comicios concurrentes de diputados locales y concejales a los ayuntamientos oaxaqueños.

Quizá ni Salomón Jara imaginó que Morena quedaría como segunda fuerza electoral en Oaxaca, ni que tendrá el control del Congreso local en el segundo año. La presencia de AMLO fue determinante en el resultado, y le funcionó su alianza con las organizaciones sociales y con poderosos grupos de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Tal resultado, reagrupó a las organizaciones sociales entorno a la Sección 22 cuando en la víspera de la octava de las elecciones, se dio el primer desalojo de maestros que se encontraban en plantón frente a la sede del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), y ocurrió la detención de los líderes magisteriales.

¿Por qué se habrían reagrupado? Porque a partir del resultado del domingo cinco de junio, se dieron cuenta de que su unión con la CNTE es la fuerza para ir en alianza fáctica con Morena a las elecciones del 2018. ¿O no? Y no a título gratuito: AMLO prometió a la CNTE dar reversa a la Reforma Educativa y quizá a los líderes de organizaciones sociales recompense con posiciones políticas.

El rechazo a la Reforma Educativa, la bandera

El 21 de julio del 2015, el gobernador Gabino Cué Monteagudo, con el acicate y acompañamiento del Gobierno Federal, da el golpe de timón en materia educativa y emite un decreto mediante el cual le quita el control del IEEPO a la Sección 22, devolviéndole la rectoría al Estado.

Amén de las protestas iniciales, que fueron mermando poco a poco, las clases no se suspendieron en el estado de Oaxaca; por el contrario, pronto se normalizaron.

La Sección 22 no dejó de insistir en su rechazo a la Reforma Educativa, pero es hasta un mes antes de las recientes elecciones del cinco de junio, cuando vuelve a las movilizaciones: Instala un plantón masivo e indefinido en el primer cuadro de la Ciudad de Oaxaca y otro frente al IEEPO, e inician bloqueos a calles y centros comerciales.

¿Proselitismo? La Sección 22 dirá que no.

Sin embargo, los maestros empiezan a promover el voto en contra del PRI y a favor de Morena usando como bandera la Reforma Educativa.

Pasa la elección y el resultado electoral, los ánima.

Los priistas también toman la bandera

En el contexto nacional, los resultados de las elecciones del cinco de junio pasado, hacen estragos en el PRI, y los grupos internos presionan como siempre. Manlio Fabio Beltrones Rivera renuncia a la presidencia del partido, en medio de la crisis por los hechos violentos ocurridos en Nochixtlán.

Uno menos, rumbo a la selección del candidato del PRI a la sucesión presidencial del 2018.

¿Quiénes quedan? El Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, y el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Y quitando a Nuño Meyer, de quien la Sección 22 pide su renuncia, solo quedaría Chong. Bueno, dicen que también podría jugar el Secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña.

Por lo pronto, cabe preguntar: ¿Osorio Chong le ha puesto el pie a Nuño Mayer en el contexto del caso Nochixtlán?

La orden de desalojar manifestantes, ¿quién la da? ¿El Secretario de Educación o el Secretario de Gobernación?; éste, quien además tiene a cargo la política interna y la seguridad nacional. Entonces, ¿por qué Osorio Chong no previno que la Sección 22 de la CNTE buscaba la confrontación y el enfrentamiento para negociar sus demandas?

En fin, Nochixtlán parece la alfombra roja en la ruta electoral de AMLO y Osorio Chong.

rosyrama@hotmail.com