El nivel de aprobación de AMLO, en caída

Las encuestas nunca arrojan la verdad absoluta, pero dan señales, marcan pautas. Por tanto, los resultados negativos deberían reflexionarse con toda seriedad para tomar las decisiones y medidas pertinentes a fin de revertirlos y mejorar.

Sí, ya todo México sabe que el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene sus propios datos prácticamente en cualquier aspecto en relación a él o al Gobierno Federal que encabeza desde el uno de diciembre del 2018.

Sin embargo, no debería echar a saco roto los estudios demoscópicos. Incluso, debería empeñarse en saber por qué las encuestas arrojan datos distintos a aquellos que le proporcionan sus colaboradores, con el ánimo de cerciorarse sí éstos le mienten (o no).

En fin, lo anterior viene a colación por la encuesta de México Elige, levantada del 2 al 7 de julio de 2019, en la cual se refleja una quinta caída consecutiva en la calificación y nivel de aprobación del presidente López Obrador en el ánimo ciudadano.

En cuanto a aprobación, en noviembre de 2018 (cuando era presidente electo) registraba un 60%; en febrero de 2019 (ya estando en funciones) alcanzó 73%, y de ahí fue decreciendo en marzo al 67.4%, en abril al 62%, en mayo 54.9%, en junio 53.3%, hasta llegar en julio al 46.9%.

Tan solo comparando los porcentajes de junio a julio, da una caída del 6.4% en el nivel de aprobación.

Y la caída se ve mayúscula comparando los porcentajes de aprobación de febrero (73%) a julio (46.9%); la diferencia es del 26.1%. Preocupante, ¿no?

Respecto a la calificación, la encuesta de México Elige en noviembre de 2018 arrojó un 54.1%, en enero de 2019 sube al 68.2%, en febrero escala al 68.8%, y de ahí AMLO empieza a decrecer: En marzo al 62.8%, en abril al 57.5%, en mayo al 51.1%, en junio al 49.7% y en julio cae hasta el 44.6%

Claro, la encuesta no recoge la opinión de todos los ciudadanos y ciudadanas; de hecho, ninguna encuestadora abarca la totalidad, sino cada estudio es en base a muestras. Y la de México Elige se trata de una muestra de 8,352 mexicanos con acceso Facebook (fue levantada en esta red social), de 18 años en adelante y residentes en nuestro país.

La encuesta arroja otros datos interesantes en torno al Presidente de la República, a los gobernadores de las entidades federativas y a los legisladores, así como en relación a problemáticas de nuestro país.

Por ejemplo, el 31.7% de las personas que participaron en la muestra consideran que el principal problema del país es la seguridad, el 22.5% que la corrupción, el 14.44% que la economía, el 13.4% estima que lo es el aspecto social, y el 18% valoró otros problemas.

 México Elige preguntó también cuál es el principal problema de las familias mexicanas, y la muestra arrojó que la economía, considerada así por el 49%. Y le siguieron: La seguridad con el 35.7%; el social con el 6.0% y otros con 9.4%.

En fin, de tales datos quizá pueda concluirse que la percepción ciudadana es de cierto desencanto hacia el presidente López Obrador, en cuyo gobierno no han disminuido los problemas que aquejan a nuestro país y a los mexicanos.

Claro, los problemas no terminan mágicamente con la llegada de un mandatario emanado de filiación distinta al antecesor. Todo el sistema está corrompido y de ahí derivan los demás problemas, empezando por la inseguridad; y no es de ahorita, sino de muchísimos años atrás.

Sin embargo, la ciudadanía solo ve la circunstancia actual y demanda cambios, sobre todo porque AMLO generó una gran expectativa. Por eso hasta electores que en anteriores elecciones le temían a la izquierda, se volcaron en las urnas y dieron como resultado un giro de 360 grados en la correlación de fuerzas políticas.

Pero la luna de miel se está agotando.

Evidentemente, el resultado de cualquier estudio demoscópico varía en cada aplicación. Por lo tanto, la calificación y el nivel de aprobación del presidente López Obrador puede repuntar (y quizá vigorosamente) cuando la ciudadanía en general empiece a percibir mejoría en seguridad, disminución efectiva de la corrupción y florecimiento de la economía del país y de los bolsillos de los mexicanos. Veremos si la seguridad mejora.

(México Elige hace la siguiente anotación en relación a su encuesta: Con un nivel de confianza del 95%, el margen de error es de +0.9%. Cabe recordar que cada estimación tiene su propio error asociado y que adicionalmente pueden existir otros tipos de errores en la investigación).

rosyrama@hotmail.com

*Nota del editor: foto: especial Internet*