Los partidos pueden perder el registro por otras causas, ¿INE y OPL ya las revisaron?

Quizá la mayoría de las personas creen que los partidos políticos solamente pierden el registro cuando no alcanzan el porcentaje mínimo de votación exigido por la ley. Y no es así, sino existen otras causas legales y son las siguientes: 

No participar en un proceso electoral ordinario, haber dejado de cumplir los requisitos para obtener el registro, incumplir sus obligaciones de manera grave y sistemática, porque sus miembros lo declaren disuelto y por fusionarse con otro partido.

Sin embargo, la autoridad electoral casi nunca procede a declarar la pérdida de registro de partidos por causas tan evidentes como el incumplimiento de requisitos o de obligaciones. Claro, mediante el respectivo procedimiento, el cual implica garantizarles también su derecho de audiencia y defensa.

Pero ya es hora de que proceda. Porque el último proceso electoral para las elecciones concurrentes del primero de julio pasado y sus resultados reflejaron la existencia de partidos políticos ficciónentelequias.

Vaya, hubo partidos políticos de votación tan pírrica que casi pierden el registro, y a duras penas ganaron algunos cargos de elección popular por el principio de mayoría relativa, apostándole más a los de representación proporcional (plurinominales), pero su votación fue tan baja que no alcanzaron o alcanzaron muy pocos.

Y eso que proliferó la compra de votos.

Hablamos tanto de partidos con registro nacional en su participación en las elecciones concurrentes, como de partidos estatales en los comicios de locales.

La baja votación obtenida hace pensar en si los partidos existentes realmente cumplen con la obligación establecida en el artículo 25, inciso “c) de la Ley General de Partidos Políticos: “Mantener el mínimo de militantes requeridos en las leyes respectivas para su constitución y registro”.

Y si ya no lo tienen, entonces se actualiza una de las causas para la pérdida del registro, pues estarían dejando de cumplir el requisito del mínimo de afiliados. 

La duda cabe porque además el número de votos que obtuvieron en las elecciones no significa que corresponda a su número de militantes. Hay partidos cuya votación supera a su padrón de afiliados, pues en los comicios votan los electores en general. 

Y a la inversa, hay partidos que reportan alta membresía, pero su votación estuvo muy por abajo. Es cuando dicen que ni el voto duro votó respondió.

Es más, en las elecciones concurrentes recientes vimos la mudanza masiva de militantes de un partido a otro, sobre todo a Morena dada su expectativa de triunfo. 

En fin, aunado a lo anterior, en el presente año el Instituto Nacional Electoral (INE) ha impuesto multas millonarias a diversos partidos políticos por “infringir las disposiciones electorales de libre afiliación de ciudadanos”; es decir, por hacer afiliaciones indebidas.

Entonces, en su respectivo padrón de afiliados ¿tienen militantes que en realidad no lo son? Por lo tanto se presume la existencia de membresías infladas. Y aquí cabe preguntar: ¿Cumplen con el número mínimo de afiliados para conservar el registro?

Veamos las multas originadas por afiliaciones indebidas:

En mayo del año en curso, el Consejo General del INE aprobó  sanciones por un total de 2 millones 351 mil 093 pesos a seis partidos políticos nacionales por afiliación indebida de 64 ciudadanos: Acción Nacional (PAN), Nueva Alianza (Panal), Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Movimiento Ciudadano (MC) y Verde Ecologista de México (PVEM).

En agosto, impuso multas por un monto global de más de 5 millones de pesos a los mismos partidos, y al de Trabajo (PT).

Y hubo otra multa por 6 millones 245 mil 121.19 pesos en suma para el PT, PAN, PVEM, MC, PRI y Panal.

¿Qué tal? 

Algunos partidos fueron multados por no haber dado de baja de su respectivo padrón a personas que se desafiliaron, y otros, por afiliar ciudadanos sin el consentimiento de éstos. De todos ambos casos reflejan padrones inflados.

Por eso ahora tanto el INE como los Organismos Públicos Locales deben revisar, en el ámbito de su competencia y coordinación en su caso, si los partidos políticos existentes jurídicamente están incumpliendo con requisitos para mantener el registro, y con sus obligaciones.

Recordemos que el incumplimiento de obligaciones de manera grave y sistemática es causa de pérdida de registro.

¿Y cuáles son sus obligaciones? Pues el artículo 25 de la Ley General de Partidos Políticos las refiere del inciso a) al inciso u). Y de todas las recurrentemente transgredidas parecen ser las siguientes:

Respetarlos derechos de los ciudadanos; mantener el mínimo de militantes requeridos para su constitución y registro; cumplir sus normas de afiliación y procedimientos estatutarios para la postulación de candidatos; rechazar apoyo económico prohibido, aplicar el financiamiento exclusivamente para los fines legales, abstenerse de realizar afiliaciones colectivas, garantizar la paridad entre los géneros en candidaturas a cargos de elección popular, y transparencia.

Y ya vimos que algunos partidos políticos se han colocado en el supuesto, y de manera grave y sistemática, de violar el principio de paridad de género e insistiendo en la violencia política contra las mujeres. Ahí está el reciente caso Chiapas de la renuncia masiva de concejalas y diputadas locales electas.

Está el antecedente de que en el proceso electoral anterior ocurrió que obligaron a consejeros del OPL-Chiapas a no registrar mujeres como candidatas.

Ahí está el caso Oaxaca donde diversos partidos simularon candidaturas de mujeres trans, registrando con una simple auto-adscripción a hombres cisgénero. Y el INE ha hecho mutis.

En fin, mucho se ha hablado ya de esto.

Así que INE y OLP manos a la obra: ¡A revisar si los partidos políticos cumplen con los requisitos para mantener su registro sobre todo en cuanto a número de afiliado, y sus obligaciones!

Porque es necesario fortalecer el sistema de partidos políticos en la República Mexicana, pero no mantener entelequias

rosyrama@hotmail.com

*Nota del Editor: Foto: INE*