Llevar la reforma educativa a la “congeladora”, ¿a quién conviene?

Lo dijimos, que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) va por el todo o nada: Abrogación, no derogación, de la reforma educativa.

Y a la par: Aumento de número de plazas, derecho de los normalistas al pase automático a éstas, libertad de presos políticos, reinstalación de maestros cesados con la reforma de Enrique Peña Nieto; y control del presupuesto educativo, entre otras demandas.

Aunque la gremial ha negado el último punto; igual que el dominio en la política educativa y en la infraestructura.

Es incierto hasta dónde los maestros pretendan incrustarse en la estructura de la Secretaría de Educación Pública y dependencias en la materia de los gobiernos locales.

Tal como participaban en Oaxaca antes de que el entonces gobernador Gabino Cué les quitara el control sobre el Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO).

La entidad oaxaqueña tiene una larga historia sobre las demandas de la CNTE, porque ahí actúa la más combativa de sus secciones sindicales: La 22.

En fin, por el momento es avance el cese momentáneo del bloqueo radical a la sede de la Cámara de Diputados Federal por parte de los trabajadores de la educación, para permitir a los legisladores sesionar tres días de manera consecutiva.

Así lo dijo el líder de la bancada de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, Mario Delgado Carrillo, al hablar sobre la indefinición del plazo para aprobar la reforma educativa del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Lo refirió de la siguiente manera:

“Hemos hablado con los maestros y tenemos el acuerdo para que esta semana la Cámara de Diputados pueda tener su función normal… No hay fecha aún definida para subir, para la discusión, análisis y votación de las reformas al artículo 3º tercero constitucional, referentes a la reforma educativa”.

Y agregó: “Está clara cuál es la posición política, tanto del gobierno como de la mayoría representada aquí en la Cámara de Diputados: vamos a privilegiar siempre el diálogo y no vamos a utilizar ni a pedir el uso de la fuerza, ni nos vamos a ir a escondidas a alguna sede alterna”.

Claro, proceder en contrario sería peor con consecuencias lamentables para México. Conociendo a la Sección 22, toda la CNTE radicalizaría sus acciones. Por lo mismo es un avance para el diálogo y el acuerdo, la especie de tregua aludida por Mario Delgado.

Pero mientras seguirá aplicando la reforma educativa de Peña Nieto, la que los profesores llaman punitiva. ¿Hasta cuándo? Es incierto. Parece que por el momento la negociación entre ellos y los diputados está trabada.

Porque además AMLO asegura que cumplirá su palabra empeñada con los maestros en la campaña electoral presidencial. Y por otro lado, el proyecto de reforma tiene contenidos similares a la peñista con variación solo en el nombre.

Por el momento, Mario Delgado ha hablado de un acompañamiento de los maestros en todo el proceso de elaboración de leyes secundarias” para asegurar “que efectivamente nunca más se atente contra los derechos del magisterio”.

¿Prosperará?

Es compleja la conciliación y la coincidencia cuando también está de por medio la calidad educativa de la niñez y juventud. Precisamente uno de los Talones de Aquiles de México es el bajo nivel de la educación.

¿Cómo conciliar para elevarlo sin afectar los derechos de los maestros? Tanto el Ejecutivo como los legisladores y el magisterio democrático deberán ceder en sus posturas y planes.

Mario Delgado dice: “Optar por el diálogo no quiere decir que esto esté congelado; está caminando el dictamen de manera muy favorable”.

Esperemos. Porque parece que legisladores y funcionarios del Gobierno Federal en verdad no creen que la CNTE, y sobre todo la Sección 22, es de armas tomar.

A los maestros de la Coordinadora en nada conviene permanezca vigente por siempre la reforma educativa de Peña Nieto. En cambio, a la nueva administración federal sí, sabedora de que es una reforma positiva para la educación en el país.

Entonces, llevarla a la congeladora ¿a quién conviene?

rosyrama@hotmail.com

*Nota del Editor: Foto: @emoctezumab*