Las batallas electorales locales

Este domingo arrancaron las campañas electorales a las gubernaturas en Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Hidalgo, Quintana Roo y Oaxaca. 

Así que ya empezó la madre de las batallas electorales locales en esas seis entidades federativas donde en junio próximo votarán por dicho cargo: Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Hidalgo, Quintana Roo y Oaxaca. 

¿Qué partido ganará? O debemos decir, ¿qué candidatura ganará? Porque la ciudadanía cada vez vota más por la persona que por el partido político, coalición o candidatura común. Aunque no es la regla.  

Hay ocasiones en que no obstante lo arrollador de la marca partidista, la candidatura es decepcionante como fue el caso de Clara Luz Flores Carrales en Nuevo León en 2021, quien siendo candidata de Morena se fue al cuarto lugar; o a la inversa, a veces sucede que una pésima fuerza electoral gana con una buena candidatura. 

Veremos el resultado en la jornada electoral del próximo cinco de junio. Bueno, después de que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resuelva la última de las impugnaciones promovidas, en su caso, en contra de las elecciones a las gubernaturas 2022. 

Recordemos que hay una diversidad de causas de nulidad, siendo las más graves las establecidas en la última fracción del artículo 41 de la Constitución Política General, por violaciones graves, dolosas y determinantes en los siguientes casos: 

Exceder el gasto de campaña en un 5% del monto total autorizado; comprar o adquirir cobertura informativa o tiempos en radio y televisión, fuera de los supuestos previstos en la ley; y recibir o utilizar recursos de procedencia ilícita o recursos públicos en las campañas. 

Así que ¡aguas!, candidatos y candidatas. 

Por eso deben ganar de manera contundente, porque entre más cerrado sea el margen entre el primero y el segundo lugar, más es el riesgo del revés. Por cierto, éste puede darse en el recuento de votos (el llamado “voto por voto, casilla por casilla”) cuando la diferencia se cierra al uno por ciento o menos; claro, el revés ocurre siempre y cuando se descubren votos válidos anulados indebidamente, por ejemplo. 

En fin. 

PARTIDO GOBERNANTE Y FACTORES  

En las seis entidades federativas donde este año habrá elección de gubernatura, actualmente gobiernan los partidos y las personas siguientes: 

Aguascalientes: PAN, con Martín Orozco Sandoval. 

Durango: PAN, con José Rosas Aispuro. 

Hidalgo: PRI, con Omar Fayad Meneses.  

Oaxaca: PRI, con Alejandro Murat Hinojosa. 

Quintana Roo: PAN-PRD, con Carlos Joaquín González. 

Tamaulipas: PAN, con Francisco Cabeza de Vaca. 

Conforme a la encuesta de El Financiero de febrero pasado, en ese orden resultaba la aprobación de los mandatarios estatales; de la más alta a la más baja en forma descendente. 

Mientras la aprobación del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, del grado más alto al más bajo en los rangos del 67 al 44, resultó así: Oaxaca, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas, Aguascalientes y Durango. 

La aprobación o desaprobación de los mandatarios es un factor que cuenta en el ánimo del electorado en la renovación de cargos de elección popular, pero no siempre es la regla.  

Porque el triunfo o derrota siempre es multifactorial: Unidad intrapartidaria, estructura, empatía de la candidatura con la ciudadanía, oferta de campaña, impacto positivo o negativo del ejercicio de gobierno, efectividad de las alianzas partidistas y fácticas con organizaciones sociales y liderazgos regionales, capacidad de movilización, estrategia de comunicación, etc.  

Hidalgo es una entidad donde las primeras encuestas reflejaban la derrota del PRI. Pero, al parecer, la preferencia electoral se le ha compuesto al ir en coalición con el PAN y el PRD, con una candidata priista: Carolina Viggiano. Va debajo de su más cercano competidor, Julio Menchaca de Morena, pero pisándole los talones.  

Oaxaca es una entidad donde Morena tiene una altísima preferencia electoral, sobre todo por la presencia del presidente López Obrador. Sin embargo, el partido está dividido como resultado de la selección interna de la candidatura, que finalmente la Sala Superior del TEPJF resolvió a favor de Salomón Jara Cruz. 

No es una división que ponga en grave riesgo un eventual triunfo de Jara Cruz. Sin embargo, la dirigencia nacional de Morena y su candidato en Oaxaca urgen poner en práctica la operación cicatriz y atajar las traiciones (incluso de sus aliados PT-PVEM-PUP), no sea que ocurra lo mismo que en las elecciones municipales extraordinarias recientes: De seis, Morena solo ganó un municipio. 

rosyrama@hotmail.com

*Nota del editor: imagen en portada: especial Internet*