La próxima reforma educativa y el “juicio popular” pedido por la CNTE

El próximo Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, adelantó que la nueva reforma educativa tendrá dos ejes: Calidad y Equidad.

Y la iniciativa será enviada al Congreso de la Unión en la primera semana de diciembre.

Como el envío ocurrirá tan pronto y como Andrés Manuel López Obrador asuma la Presidencia de los Estados Unidos Mexicanos, puede decirse entonces que dicha reforma es prioritaria para la administración federal a iniciar dentro de escasos ocho días.

De ser así, AMLO empezará cumpliendo su palabra con la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), a cuyas secciones sindicales prometió en campaña la abrogación de la reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto.

Falta ver si la gremial queda contenta con el contenido de la iniciativa de ley porque (según adelantó Esteban Moctezuma) contemplará “una evaluación que incentivará a los maestros a mejorar su desempeño, para ponerle fin a toda esta tensión que se ha vivido en los últimos años…”

O sea, la evaluación permanecerá, pero de forma distinta.

Sin embargo, las secciones sindicales de la CNTE siempre han planteado la cancelación de toda evaluación. Pero si ya cambiaron de parecer, qué bien. ¿Es el resultado de los foros?

La evaluación de los docentes es necesaria para elevar el nivel educativo de la niñez y juventud en todas las entidades federativas, sobre todo en aquellas en situación de pobreza y marginación como, por ejemplo, Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

Son entidades, incluso, donde las secciones sindicales de la Coordinadora de algún modo dijeron que la evaluación debería en todo caso considerar las condiciones regionales; ello cuando recién entró en vigor la reforma educativa de Peña Nieto.

Quizá daban a entender entonces que los propios maestros registran cierto rezago en el aprendizaje y en el manejo de las tecnologías en determinadas zonas del país y, que por lo tanto, la evaluación no debía aplicarse a raja tabla.

Tienen razón en parte. Y precisamente es necesario elevar el nivel educativo empezando por los mentores, para que ni ellos padezcan los estragos de la deficiencia.

En fin, seguramente por la algidez e importancia del tema, la iniciativa para la nueva reforma educativa es una de las más esperadas en el país, no solo por la CNTE sino también por el grueso de la población porque, además, de la misma depende en parte la estabilidad del país.

JUICIO POLÍTICO Y DE ENTRADA, POPULAR

Era de esperarse la demanda de la CNTE para que los órganos competentes le hagan juicio político al aún Presidente de México, Enrique Peña Nieto y a varios priistas más, entre ellos los ex secretarios de Educación Pública Emilio Chuayffet y Aurelio Nuño, así como al actual, Otto Granados.

Además, al ex Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Para AMLO es mejor el “perdón”, el “olvido”, el “borrón y cuenta nueva”, pero para los trabajadores de la educación no, porque se sintieron agraviados y perseguidos con la reforma educativa de Peña Nieto, quien no consultó al magisterio para confeccionar la misma.

Un caro error de sus operadores políticos y en materia educativa.

Ahora, los maestros de la CNTE advierten con realizar un “juicio político popular” a los referidos políticos, así como a dirigentes sindicales. Para lo cual la gremial ha convocado a una concentración masiva en el zócalo de la Ciudad de México para el 26 de noviembre.

Y seguramente, ahí, los declararan personas non gratas y demás.

Un “juicio popular” a la manera de la Coordinadora, aunque no es jurídico, pesa de algún modo en la carrera de todo político.

Eso de llegar a la Presidencia de México casi casi con honores y luego salir enjuiciado “popularmente” por el sindicato más grande del país, ha de ser cosa muy fea.

Claro, la CNTE no es todo México. Pero será la primera vez que un mandatario de la Nación sale con tal repudio magisterial; ni Ernesto Zedillo cuando el PRI fue destronado del ejercicio ininterrumpido de la Presidencia de la República. ¿O sí?

rosyrama@hotmail.com

*Nota del Editor: Foto: Presidencia de la República*