La estrategia electoral de Osorio Chong y de Robles Montoya

Miguel Ángel Osorio Chong, actual Secretario de Gobernación, anda imparable  encabezando actos cívicos o gubernamentales con exceso de reflectores e impacto masivo.

Por ejemplo, acaba de estar en Sonora donde encabezó una reunión con indígenas y donde dijo que “el acta de nacimiento otorga identidad y reconoce como mexicanas y mexicanos a los habitantes de las comunidades indígenas (y) destacó la importancia de dotar de este instrumento a los 68 pueblos indígenas del país, a fin de que accedan a un mejor desarrollo.”

A principios de este mes, Osorio Chong estuvo en Colima presenciando el anuncio de un programa comercial de leche, según en el marco de las Jornadas de Rescate de Espacios Públicos, Prevención del Delito y Desarrollo Social Integral. Y así ha andado el Secretario de Gobernación, del tingo al tango en actividades donde se hace presencia. ¿Y por qué?

Porque sin recato alguno anda en plena búsqueda de la candidatura del PRI a la Presidencia de México. ¿O ya tiene la venia? En la praxis priista se estila soltar a los aspirantes para que se posesionen en el ánimo interno y externo, y luego seleccionar al de mayor presencia como si fuera el mejor para encabezar una candidatura y para gobernar el país.

Bueno, también se estila soltar a los aspirantes, pero desde el principio solamente uno lleva la bendición; dejan a todos hacer catarsis electoral así como para calmar a los grupos internos, pero en realidad ya hay elegido. ¿Será el caso de Osorio Chong?

Es praxis también, y la han copiado en todos los partidos políticos, hacer proselitismo anticipado a costa del erario. Es tan fácil montarse en los programas e instituciones gubernamentales para recorrer el país encabezado actos públicos con el ánimo de posicionarse en el conocimiento de la ciudadanía.

Pero para las autoridades electorales no pasa nada. Para los legisladores que pueden poner el remedio mediante una reforma electoral, tampoco pasa nada. Y así todos consienten el uso de los recursos públicos con fines electorales; una certera estrategia electoral.

LA ESTRATEGIA ELECTORAL DE ROBLES

El senador Benjamín Robles Montoya no quitará el dedo del renglón de la gubernatura de Oaxaca, y ha iniciado una ruta electoral que le permita mantenerse activo políticamente de aquí hasta la próxima elección para la renovación del Ejecutivo estatal, en 2022. Cuando menos eso cuentan personas allegadas a él.

O sea, Robles está muy lejos de aguardar sentado a concluir el mandato como Senador de la República y ya, tan tan. En su imaginación no cabe la idea de jubilarse políticamente y tomar unas intensas vacaciones por tiempo indefinido. Más bien, el ahora Comisionado Nacional del Partido del Trabajo (PT) en la entidad oaxaqueña teje una interesante estrategia para alcanzar alguno de los siguientes objetivos electorales:

Uno: Posicionar a su esposa, Maribel Martínez, con el ánimo de postularla como candidata a alguna diputación local o federal para las próximas elecciones del 2018; incluso, al Senado de la República. Por eso, la señora de Robles se ha dado a la tarea de realizar intensas giras de trabajo por el interior de la entidad hablando sobre el derecho de las mujeres a ser postuladas equitativamente a cargos de elección popular, al tiempo de llevar beneficios de programas “sociales” roblistas como, por ejemplo, el “Alimentario Básico”, mediante el cual acerca a las colonias populares y comunidades marginadas “alimentos de primera necesidad a muy bajo costo”. ¿Qué tal?

Ah, y aprovechando el foro, Maribel Martínez lleva el mensaje del Comisionado Nacional del PT en Oaxaca. Recientemente dijo ante beneficiarios del programa: “A mí me da mucho gusto que Benjamín haga este tipo de programas, que aunque no es mucho pero de poquito en poquito vamos ahorrando. Así que recíbanlo con mucho gusto, vamos a estar enfocados en ver como les ayudamos, lamentablemente no podemos absorber completamente el costo pero es una ayuda”.

Y precisamente aquí viene el siguiente objetivo.

Dos: Mantenerse Robles en el ánimo del electorado, sobre todo de la capital oaxaqueña porque el senador abriga la aspiración de postularse como candidato a la Presidencia Municipal del municipio de Oaxaca de Juárez, considerando que gobernar el corazón político de la entidad le dará el foro necesario para de ahí saltar a la candidatura a gobernador.

¿Y cuándo se postularía para la presidencia municipal de la capital oaxaqueña? Pues para las elecciones del 2018, y si gana entraría a la reelección por tres años más; claro, no en automático, sino siempre y cuando el PT lo postule. Igual si no es por este partido, sería por otro. ¿O no? El senador es maestro en el arte de la mudanza.

Aunque, la buena suerte de Robles Montoya también lo ubica como probable candidato a la diputación federal por el principio de Representación Proporcional (RP), o plurinominal; posición, que según dicen, ya tiene ganada en el PT por haber conseguido mejorar sustancialmente la votación de este partido en las elecciones locales de junio pasado y generarle importantes triunfos en los comicios municipales, ganado municipios relevantes como Tuxtepec, por ejemplo.

Así está más o menos la ruta electoral de Benjamín Robles, según fuentes petistas.

Por cierto, llama la atención una frase de la señora Maribel Martínez cuando habló en alusión al programa “Alimentario Básico”, y es la siguiente: “… lamentablemente no podemos absorber completamente el costo pero es una ayuda”.

¿No podemos absorber…? ¿Quiénes? ¿El matrimonio Robles? ¿El PT? ¿El senador con su sueldo como tal? Mmm… ¿o quién?

¿Y EL PERIODO EXTRA ORDINARIO?

Según anunciaron los coordinadores de las fracciones parlamentarias del PRI y del PAN de la LXII Legislatura oaxaqueña, habría periodo extraordinario del 10 al 15 del mes de octubre para revisar algunos pendientes, entre ellos la Cuenta Pública desde el 2014 hasta el cachito del 2016, que no han dictaminado como si la situación financiera en la entidad fuese la mejor frente a la triplicada deuda pública.

Pero ayer fue 10 de octubre y no inició el periodo extraordinario. Preguntamos a algunos diputados y qué creen queridos lectores, queridas lectoras, ¡no saben cuándo habrá periodo extra y muchos menos los temas a tratar! Que los diputados y las diputadas en su mayoría se enteran siempre de última hora, que no les avisan ni siquiera del Orden del Día, sino hasta empezando la sesión.

¡Imagínense! ¿O sea que unos cuántos deciden y los demás son convidados de piedra?

En fin, que alguno de los diputados consultados dijo que probablemente la LXII Legislatura oaxaqueña sesione este miércoles luego de la sesión de la Diputación Permanente.

rosyrama@hotmail.com