LA barbarie “estudiantil” en Oaxaca

No sé si la palabra correcta sea barbarie para darle un nombre a los actos y hechos de estudiantes o pseudo estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), que auspiciados por quienes pretenden llegar a la Dirección, este viernes prendieron fuego a la histórica puerta del inmueble que ocupa la Facultad.

El inmueble que albergó al Instituto de Ciencia y Artes, donde estudiara don Benito Juárez García, el Benemérito de las Américas. Es un crimen haberle prendido fuego a la puerta, que se propagó por otras áreas de la Facultad, donde en ocasión anterior también incendiaron en paraninfo.

¿Quiénes fueron los autores materiales? ¿Porros? ¿Estudiantes? ¿Maestros? ¿Políticos? Sí, porque hay intereses políticos metidos en los asuntos universitarios. No tiene nombre el atentado contra un inmueble ubicado dentro del área del Patrimonio Histórico de la Humanidad, que, además, es el Alma Mater de muchos oaxaqueños.

¿Qué merecen por incendiar la puerta de la Facultad? Sin embargo, seguramente nadie será responsable de esta barbarie.

El Ople oaxaqueño quiere más de 243,813,675 mdp… ¿Y su nieve?

Ya vienen los días en que los órganos autónomos presentarán su proyecto de presupuesto para el ejercicio fiscal 2017. Y uno de esos órganos es el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), el cual plantea pedir alrededor de 243,813,675.35 (doscientos cuarenta y tres millones ochocientos trece mil seiscientos setenta y cinco pesos 35/100 m.n.).

¿Qué tal? ¿Y su nieve de que la quieren? ¿Tuna, leche quemada, sorbete?

Y comprende los siguientes proyectos:

·  Gasto operativo ordinario: $65,697,556.83

·  Inicio del Proceso Electoral Ordinario 2017-2018: $27,706,151.52

·  Elecciones Extraordinarias por el Sistema de Partidos Políticos: $2,079,504.91

·  Elecciones Extraordinarias por Sistemas Normativos Internos: $4,864,981.50

·  Proyectos Adicionales: $12,162,819.75

·  Prerrogativas a Partidos Políticos 2017: $131,302,660.84

El gasto operativo ordinario representa el 27%, y de éste el 81% corresponde a servicios personales, el 14% es para servicios generales y el 5% para materiales y suministros. O sea, que tenemos un Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) obeso, con una nómina gorda, desparramada.

Claro, en un Instituto Electoral siempre es necesario la contratación de personal especializado, y eso cuesta. Sin embargo, como lo que se ve no se juzga, buena parte del personal del IEEPCO lo tomaron del ex “Ifacito” cuando los partidos se repartieron cuotas en los órganos autónomos.

En fin, ahora habrá un Servicio Profesional Electoral. Pero ¿qué creen? Que según el proyecto de acuerdo de aprobación del Proyecto de Presupuesto del IEEPCO para el ejercicio fiscal 2017, la implementación dicho servicio implica un costo.

¿De cuánto? No dice. Solo indica que en 2017 se dará continuidad a la referida implementación, “lo que implica la adecuación o creación de plazas que se adapten al catálogo de puestos que para tal efecto contemple el Instituto Nacional Electoral, por tal circunstancia este Consejo General determina que es necesario el presupuestar los recursos necesarios para asegurar eficientemente la implementación de este servicio profesional.”

¿En serio? Pues si no se van a quedar todas las personas que están trabajando ahora en el IEEPCO. Presentarán un examen y si lo aprueban se quedan en las plazas que concursen. O sea, que no tiene por qué volverse más obesa la plantilla laboral del IEEPCO. Mmm… por cierto, en los corrillos político-electorales se comentó que en la Dirección de Administración del mismo Instituto estaban citando al personal para plantearles dos opciones: ¿Examen o liquidación”.

Y varias personas estaban optando por la indemnización. Sospechan que para el examen están dando preferencia a personas de la predilección de determinados funcionarios y funcionarias, consejeros y consejeras, del IEEPCO. ¿Será?

Otro por cierto, en el Proyecto de Presupuesto del IEEPCO viene un rubro relativo a  “Liquidaciones y prestaciones por retiro”. Como dice el personaje cómico de Eugenio Derbez, “¿qué alguien nos explique?” Porque en ese rubro no se dicen a cuánto ascienden los “recursos necesarios para solventar las cargas laborales que se presenten por las liquidaciones o retiros que eventualmente se presenten entre el personal del Instituto”. Además, para los pasivos que se aluden en el proyecto, sin que se precise el monto de éstos.

¿Eso de las liquidaciones es por lo del Servicio Profesional Electoral? ¿O sea, para liquidar a quien opten por irse en vez de presentar el examen y quedarse en caso de aprobarlo? ¿No están dobleteando presupuesto? ¿Uno en la partida del Servicio y otro en la partida de liquidaciones?

¿Y eso del retiro qué es? ¿Retiros voluntarios? ¿O retiros forzosos? ¿De trabajadores, funcionarios o consejeros? Porque pronto concluirá el mandato de tres y quizá se contemplen en el Proyecto de Presupuesto “prestaciones por retiro”. Y la terminación del periodo de un cargo no es retiro ni implica liquidación o indemnización, el cargo se acabó y punto.

Caray, los trabajadores en el IEEPCO sufren y van y vienen para que les paguen una miseria de indemnización o liquidación, solo son cuantiosas cuando derivan de laudos. Ah, pero eso sí, los funcionarios electorales se despachan con la cuchara grande; ¿los consejeros también?

Por otra parte, el monto por concepto de las prerrogativas de los partidos políticos, ese sí no se regatea; es por ley. Sin embargo, en el proyecto de presupuesto no viene cuánto corresponde a cada partido, salvo que esto y todo lo anterior venga en anexos, en cuyo caso deben revisarse muy bien porque para el 2017 ya no existirán ni el Partido Social Demócrata (PSD) ni el Partido Renovación Social (PRS), pues perdieron su registro.

¿O todavía están esperanzados en algún revés de elecciones municipales? Claro, falta ver si algunas organizaciones presentan solicitudes para constituirse en partidos políticos, pero en todo caso, que los recursos correspondientes se le den al IEEPCO hasta que se sepa si habrá procedimientos de constitución y si habrá que otorgar más financiamiento público.

Los tiempos en Oaxaca son difíciles. Hay mucha gente que no tiene para comer, y no se puede despilfarrar en asuntos electorales inexistentes.

Por cierto, eso de “Proyectos Adicionales” ¿a qué se referirá? No se explica casi nada en el Proyecto de Presupuesto. ¿Cuáles serán tales proyectos? ¿Consistirán en viajes? ¿Al interior del estado? ¿A entidades de nuestro país? ¿O al extranjero?

A propósito, en los corrillos político-electorales platican que personal del IEEPCO viajó a Estados Unidos en ocasión de las elecciones presidenciales en este país. ¿Serían algunos directores? ¿O los consejeros electorales? ¿O una comisión mixta? En caso de haber hecho el viajecito, ¿fue VTP a costa del presupuesto? De haber ido, ¿fueron a echarle porras a Hillary Clinton o a Donald Trump? ¿O a enseñarles como dejar boletas electorales en el bote de la basura como ocurrió en Putla? Mmm, y seguro que vieron las elecciones a través de una pantalla desde el hotel, porque los gringos son muy quisquillosos para permitir a los extranjeros andar de juzgones, aun cuando se argumente experiencia en derecho comparado.

En fin, hay tanta dudas que genera el Proyecto de Presupuesto de Egresos que este día prevé aprobar el Consejo General del IEEPCO.

Ah,  es necesario que los funcionarios del IEEPCO expliquen en qué aplicarán 27,706,151.52 millones de pesos presupuestados para el inicio del Proceso Electoral Ordinario 2017-2018. ¿Eso se gastarán de octubre a diciembre del 2017? ¿En qué?

Y también es menester precisar en qué elecciones extraordinarias de qué municipios por ambos sistemas van a aplicar el presupuesto que proponen en este renglón. Elecciones extraordinarias no habrá, y aún no se sabe con exactitud cuántas habrá en los casos de municipios.

Esperemos que este viernes despejen las dudas.

rosyrama@hotmail.com