La aprobación de AMLO rebotará en la elección de gubernaturas

Parece mentira la alta aprobación entre la ciudadanía mexicana de Andrés Manuel López Obrador a tres años de haber asumido el cargo como Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, los cuales se cumplirán el próximo 1º de diciembre. 

La mayoría de sus antecesores, sobre todo en el pasado inmediato, a estas alturas ya traían un profundo desgaste que los situaba a menos del 50% de la aceptación ciudadana.  

Y AMLO no escapa a las tentaciones de sus antecesores, principalmente controlar todo hasta por encima de la Constitución, incluida la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde el Pleno acaba de rechazar la prórroga al mandato del ministro presidente, Arturo Zaldívar; y donde llega como ministra una persona afín al tabasqueño, Loretta Ortiz. 

Es, como dijo en tribuna la senadora Lilly Téllez: El verdadero cambio que necesitaba México era que los integrantes de los otros poderes no los proponga el Presidente de la República. Vaya, ni el Legislativo ha podido realizar las reformas pertinentes para quitarle al titular del Ejecutivo la facultad de proponer a los ministros de la Corte. 

En tres años ha dado reales muestras de regresar el poder omnímodo del Ejecutivo y al partido hegemónico de éste. Incluso, hay quienes comparan la forma de gobernar con la de los tiempos de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez.  

Pero con el matiz de benefactor del “pueblo”.  

Ese matiz es precisamente la forma y el discurso que lo sostiene todavía tan fuerte a la mitad de su sexenio. Nada más no le pase lo que a Carlos Salinas de Gortari, cuyo famoso Programa Nacional de Solidaridad terminó cayéndose.  

Y era buen programa social políticamente hablando, tenía hasta comités operadores. Quizá algo similar a los actuales comités de defensa de los programas lopezobradoristas, pero sin tanto adoctrinamiento. Los priistas ya no lo rescataron para mejorar sus beneficios sociales, y de paso los efectos políticos. 

 Ah, Andrés Manuel ha sido más inteligente. Vía los diputados de la llamada “Cuarta Transformación”, elevó sus programas sociales a rango constitucional, algunos de los cuales sí representan un beneficio. Por ejemplo, el dirigido a los adultos mayores y las becas para estudiantes; aunque el primero tiene su origen en los programas priistas. 

En fin, la gente en condiciones de pobreza y de pobreza extrema ama a López Obrador gracias a los programas sociales, pues nadie más les proporciona apoyo económico, que aunque sea poquito les ayuda en algo.  

Por eso a buena parte de la población mexicana poco le importa el significado y los alcances de acciones como los “decretazos”

Lo ideal sería que el presidente Andrés Manuel respaldara un equilibrio social y económico en todo el país, impulsando la creación y rescate de las empresas, que son el motor del sector productivo y la fuente de ingresos para el sostenimiento de los programas sociales. 

En fin, que a tres años AMLO sigue fuerte, con la aprobación del 68% de la ciudadanía mexicana, de acuerdo a la publicación del periódico El Universal sobre la encuesta con Buendía&Márquez. 

IMPACTARÁ EN LAS ELECCIONES 2022 

La alta aceptación del presidente López Obrador representa el mejor plus para Morena rumbo a las elecciones 2022 para la renovación de las gubernaturas de los estados de Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Hidalgo, Quintana Roo y Oaxaca. 

Eso y la obediencia de los mandatarios de oposición, le garantizan el triunfo a Morena en las seis entidades federativas, salvo que ocurra alguna eventualidad. 

Ah, pero las personas aspirantes a las gubernaturas por Morena, sobre todo quienes en este momento tienen cargo de elección popular, creen que el grado de preferencia electoral que arrojan las encuestas es per se. Nada más lejos que eso. 

Atrévanse a ser postulados por otro partido político y se reducirán a la nada, a menos de que en verdad hayan labrado su presencia por sí mismos, entonces hasta pueden convertirse en el candidato o la candidata puntero del partido opositor.  

En fin, por lo pronto parece inminente el efecto AMLO en las elecciones locales de 2022.  

rosyrama@hotmail.com

*Nota del editor: foto: Presidencia de México*