La aparición de actas electorales en el bote de basura… ¿y así habían dado el triunfo a Morena?

Este miércoles la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emitió una sentencia que evidenció tres situaciones:

Una: Que la joven candidata de la coalición PRI-PVEM, Nallely Hernández García, efectivamente ganó la elección de diputados en el Distrito Electoral oaxaqueño de Putla.

Dos: Que los líderes morenistas oaxaqueños han puesto en entredicho la pureza electoral de Morena, que ha procurado Andrés Manuel López Obrador.

Tres: Qué algo ocurrió en el Consejo Distrital Electoral de Putla.

Según el cómputo distrital de las elecciones celebradas el cinco de junio pasado, en dicho distrito el triunfo lo habría obtenido la fórmula de candidatas de Morena, encabezada por Irma Arely Martínez Vázquez.

Sin embargo, desde el primer momento el representante del PRI ante el Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), Ángel Alejo Torres, denunció la existencia de irregularidades en la elección en Putla Villa de Guerrero, donde en una urna electoral aparecieron boletas sin doblar y sin despegar del block, y donde en una casilla todos los votos fueron para Morena, fue lo que en el argot electoral se llama “casilla zapato”.

Esas entre otras irregularidades. Pero esas dos eran determinantes para definir la elección en un distrito de alta competencia electoral dada la fuerte presencia de la izquierda, casi a la par de la presencia del PRI. Aunque es más de la izquierda, pero este voto se partió entre Morena, el PRD y el PT; se pulverizó.

La priista Nallely Hernández recorrió toda una tortuosa y larga cadena impugnativa a través de los representantes legitimados de la coalición PRI-PVEM: Primero impugnaron el resultado del cómputo distrital ante el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO), cuyo Pleno revocó.

Pero luego Morena impugnó ante la Sala Xalapa del TEPJF y ésta le dio la razón a los morenistas. En seguida, priistas y verdes impugnaron la resolución regional ante la Sala Superior, la cual ayer puso punto final al caso, resolviendo en definitiva la diputación a favor de la fórmula encabezada por Nallely Hernández.

A reserva de leer la sentencia completa (no la suben luego a la página web del TEPJF), quedó evidenciado que las boletas que no estaban dobladas, después aparecieron dobladas; que luego de tres meses aparecieron las actas de instalación, escrutinio y cómputo de una casilla cuya votación era determinante. ¿Dónde estaban? En un bote de basura. ¡Imagínense!

Por eso la magistrada María del Carmen Alanís Figueroa propuso al Pleno de la Sala Superior “revocar la sentencia de la Sala Regional Xalapa para tener por acreditadas las irregularidades de la casilla 132 B, puesto que no existe certeza respecto de la votación obtenida, por lo que era procedente confirmar los resultados determinados por el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca.”

Ello, se asienta en la información oficial, “porque al realizar el nuevo cómputo de casillas se detectó que las boletas no se encontraban dobladas, por lo que no había señal de haberse introducido a una urna y cuando nuevamente se utilizaron la Sala Regional detectó que ya se encontraban dobladas; además de que se recibió el paquete sin actas, las cuales fueron encontradas posteriormente.”

Y la falta de actas, dijo el magistrado Flavio Galván Rivera, “hace imposible jurídicamente saber en dónde y a qué hora se instaló la mesa directiva de casilla, e incluso quiénes la integraron…”

Mientras el magistrado Pedro Esteban Penagos López hizo énfasis en que “se entregó la urna con tres días posteriores y las actas de la urna aparecieron casi tres meses después en un bote de basura, por lo que la evidencia es algo que no se puede superar.”

¿Qué tal? Y a pesar de no haber actas y de existir boletas sin doblar, ¿el Consejo Distrital Electoral validó la elección?

Habría que preguntar: ¿Quiénes hicieron trampa? ¿El Consejo Distrital Electoral? ¿Morena? ¿O el PRI? Alguno de los dos primeros, según parece. ¿Algún otro ente?

MORENA SE QUEDARÁ CON 8 CURULES

Morena tenía nueve diputaciones “ganadas”: Cuatro de mayoría relativa y cinco de representación proporcional.

Ahora hay que restarle Putla Villa, entonces se quedaría con ocho diputaciones (hasta el momento), que son las siguientes:

DIPUTACIONES DE MAYORÍA RELATIVA

rosy.jpg

DEJAN EN MAL A AMLO

Anoche mismo, el coordinador estatal de Morena, Salomón Jara Cruz, calificó la resolución de la Sala Superior del TEPJF como un hecho “arbitrario y totalmente en contra de la ley.”

Caray, ahora resulta que Salomón sabe más que los magistrados electorales. Claro, el morenista tiene que justificar el desaseo no solamente ante los seguidores de Morena en Putla, sino sobre todo ante Andrés Manuel López Obrador, a quien sus operadores oaxaqueños dejan en mal con las irregularidades detectadas en esta elección de diputados locales.

rosyrama@hotmail.com