¿La adelantada sucesión presidencial va a influir en las candidaturas a gubernaturas 2022?

La adelantada sucesión presidencial va a influir en la postulación de candidaturas a las gubernaturas en las seis entidades federativas con elección en 2022: Aguascalientes, Durango, Tamaulipas, Hidalgo, Quintana Roo y Oaxaca. Y, por supuesto, en las de 2023: Estado de México y Coahuila. 

Así lo ven en círculos políticos nacionales, sobre todo en cuanto hace a Morena, cuyo líder moral, Andrés Manuel López Obrador, habría soltado nombres de morenistas como probables sucesores en la Presidencia de la República para equilibrar en número a los suyos con los aspirantes sueltos de su mismo partido político. 

Ambas situaciones suenan lógicas.  

En cuanto a la primera hipótesis, la “corcholata” requiere de ir sembrando y amarrando estructura para cuando llegue el momento de la sucesión presidencial. Obvio, la mayor parte de la estructura se la dejará el tabasqueño, quien al final de cuentas tomará la decisión definitiva respecto de las candidaturas a las gubernaturas. 

¿Quién será la “cocholata” privilegiada de las destapadas por AMLO? ¿Claudia Sheinbaum? ¿Marcelo Ebrard? ¿Juan Ramón de la Fuente? ¿Esteban Moctezuma Barragán? ¿Tatiana Clouthier? ¿Rocío Nahle? Según parece la balanza se inclina hacia la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y hacia el canciller. Las “corcholatas” autodestapadas quién sabe si consigan colarse al juego oficial de la sucesión adelantada.  

PARA OAXACA, NO PERDER DE VISTA A ALBERTO ESTEVA 

Considerando la hipótesis de que la sucesión adelanta va a influir en las definiciónes de las candidaturas a las gubernaturas a jugarse el próximo año, entonces para Oaxaca no habría que perder de vista a Alberto Estava Salinas en caso de que Marcelo Ebrard sea la “cocholata” de AMLO, según ven en círculos políticos. 

Eso sí, Alberto es amigo de Marcelo.  

Aunque su último cargo ha sido alcalde interino de Álvaro Obregón, alcaldía de la Ciudad de México, luego de que Layda Sansores consiguió la candidatura de Morena para competir por la gubernatura de Campeche en las elecciones del seis de junio pasado. 

Alberto Esteva ha hecho su carrera política en la Ciudad de México (antes Distrito Federal) desde cuando era militante del PRI, y siempre se le vinculó a Manuel Camacho Solís y a Marcelo Ebrard. 

En Oaxaca fue uno de los cuadros más activos del entonces Partido Convergencia, el cual en 2010 impulsó a Gabino Cué Monteagudo como candidato a gobernador de la coalición con el PRD-PAN y PT, y al ganar éste, lo nombra Secretario de Seguridad Pública. 

Así que dicen que no hay que perderlo de vista para la sucesión oaxaqueña, pero también dicen que la alcaldesa electa de Álvaro Obregón, Lía Limón, de la coalición “Va por México”, vela armas para revisar las finanzas de dicha alcaldía.  

LAS MEGA SANCIONES 

Dicho y hecho. El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) ayer impuso sanciones por 129.8 millones de pesos a partidos políticos y candidaturas por acciones y omisiones en materia de fiscalización relacionadas con el proceso electoral 2020-2021. 

Todas por conductas indebidas derivadas de 491 quejas y procedimientos administrativos sancionadores sobre la fiscalización de las campañas electorales de las elecciones concurrentes del pasado seis de julio. Y son las quejas que procedieron, porque hubo más.  

En este paquete, las conductas más graves las cometieron los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y Movimiento Ciudadano (MC), éste junto con su entonces candidato a la gubernatura de Nuevo León, Samuel García. 

Al Partido Verde le impuso multa de 40 millones 933 mil 568 pesos, además lo sancionó con la interrupción de la transmisión de la propaganda política o electoral que se transmita dentro del tiempo federal, por el periodo de un año, a partir del mes de agosto, por la campaña publicitaria a través de 104 influencers el día de la jornada electoral. 

Y a MC le impuso multa de 83.7 millones de pesos, y al hoy gobernador electo Samuel García lo multó con más de 448 mil pesos. En resumen, el INE determinó que hubo aportaciones en especie a través de publicaciones en redes sociales de Mariana Rodríguez Cantú (esposa del entonces candidato) estimadas en 27 millones 800 mil pesos, y aportaciones de empresas a través de familiares de Samuel por más de 14 millones de pesos. 

Mega multas. Y aunque son sanciones ejemplares, hasta se quedó corto el Consejo General del INE, donde, por cierto, no faltaron los consejeros electorales que salieron en defensa del MC o del Partido Verde.  

Ups, duelen las sanciones, ¿no? Máxime cuando se aproximan campañas electorales, que es cuando los partidos necesitan más dinero; y ya vienen los procesos electivos en seis entidades federativas a las respectivas gubernaturas. 

rosyrama@hotmail.com 

*Nota del editor: imagen en portada: especial Internet*