Gobernadores, ‘flojitos y copelando o cuello’

Qué mensaje el del senador morenista César Cravioto a los seis gobernadores de oposición de las entidades donde este año hay elecciones precisamente para renovar la gubernatura: 

“Compórtense bien, no metan las manos en el proceso electoral, hagan bien las cosas y tal vez reciban una invitación para que sean embajadores en nuestro país y representen bien a nuestro país”. 

Suena como a ‘flojitos y copelando o cuello’.  

Nada más le faltó advertir expresamente la sanción en caso de un mal comportamiento de los mandatarios. Pero quizá pueda deducirse leyendo entre líneas el mensaje. 

Claro, es probable que el senador haya emitido el mensaje nada más por decir algo. Ya ven que la mayoría de personas legisladoras suben a tribuna para hablar cualquier cosa con tal acaparar reflectores. 

Sin embargo, el mensaje expresado por César Cravioto tiene cierta connotación, porque se dio durante el debate en la sesión donde se ratificó al exgobernador de Campeche, Carlos Miguel Aysa González, como embajador de México en República Dominicana. 

¡Imagínense! 

Así que los siguientes gobernadores quedan advertidos: Del PAN, Martín Orozco Sandoval de Aguascalientes, José Rosas Aispuro de Durango y Francisco Cabeza de Vaca de Tamaulipas; del PRI, Omar Fayad Meneses de Hidalgo y Alejandro Murat Hinojosa de Oaxaca; y del PAN-PRD, Carlos Joaquín González de Quintana Roo. 

“¡No metan las manos en el proceso electoral, hagan bien las cosas y tal vez reciban una invitación para que sean embajadores..!” 

Vaya, portarse bien sería como comprar un boleto de lotería con premio seguro. No premio mayor, pero sí un cachito: Una embajada, para que se entretengan y disfruten, mientras en México Morena crece y crece y crece. 

Por cierto, ¿qué deben entender los mandatarios estatales por ‘hacer las cosas bien’? ¿Nada más evitar favorecer a su partido político para retener la gubernatura?  

En fin, los morenistas (con sus excepciones) no predican con el ejemplo; ahí está cómo maniobraron en el proceso de Revocación de Mandato. Y, sin embargo, exigen a la oposición “no meter las manos” en los procesos electorales.  

Aunque hay gobernadores a quienes ni falta les hace el mensaje del senador César Cravioto; solitos tomaron la decisión de abandonar a su respectivo partido político en la contienda por la titularidad del Ejecutivo estatal, y estarían encantados de formar parte del gobierno de AMLO, aunque sea en una embajada. 

PROSTITUCIÓN POLÍTICA 

La expresión del senador Germán Martínez, del Grupo Plural, en alusión al nombramiento de Aysa, es bastante representativa del fondo de designaciones como ésta: No se puede convertir al servicio exterior en una casa de cita para pagar favores políticos”…“no vamos a ir con esta nominación de entregar embajadas a cambio de votos en esta pedagogía de prostitución de la política exterior”. 

Y tiene razón. 

Pero no toda la culpa es de morena, sino también es de la oposición; más bien, de los exmandatarios de oposición. El Gobierno Federal y su partido, Morena, algo les han de saber; por eso es más fácil cooperar y aceptar una embajada, que arriesgarse a terminar en prisión. 

¿O aceptan por mero gusto? 

¿Y LAS CANDIDATURAS? 

Seguramente en las seis entidades federativas donde en junio próximo habrá elecciones de gobernador, las personas candidatas de oposición a Morena andan dejando el alma en la campaña electoral con el firme propósito de ganar, a pesar de cualquier situación adversa. 

Sin sospechar que la peor adversidad sería que el gobernador al cual pretenden suceder en el cargo y de su misma filiación política, preferiría una embajada.  

rosyrama@hotmail.com

*Nota del editor: foto en portada: @QuirinoOC*