Eufrosina, ¿luz verde para la sucesión oaxaqueña?

Hace apenas unas horas, Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”) y Eufrosina Cruz Mendoza se reunieron y conversaron. ¿Sobre qué? Pues el tema lógico es la agenda legislativa de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, considerando que ambos forman parte de la misma y que él es el coordinador. 

Y seguramente conversaron sobre un tema específico: El indígena, tomando en cuenta el origen de la diputada federal oaxaqueña y su lucha. Cuando menos así se desprende del siguiente tuit del coordinador de la bancada priista:  

“Me reuní con mi amiga, la Diputada @EufrosinaCruz, para seguir avanzando en equipo desde la @MX_Diputados y responder a los retos que enfrenta el país. Las mujeres priistas, los pueblos indígenas y afromexicanos están bien representados!” 

Sin embargo, el tuit de la diputada Eufrosina Cruz parece llevar implícito otro mensaje. Dijo: “Asumo el reto y me siento con la libertad de seguir caminando por #Oaxaca y México; gracias amigo @alitomorenoc por el abrazo y unir lazos a favor del bienestar y progreso de las y los mexicanos”. 

Se entiende que se trata de un reto legislativo a favor de la ciudadanía en general, pero especialmente de los pueblos y comunidades indígenas del país. Pero también puede entenderse que asume el reto de buscar la candidatura del PRI a la gubernatura de Oaxaca; incluso, ya de ir como abandera de una coalición de este partido con el PAN y el PRD. 

Así, considerando que recientemente Cruz Mendoza manifestó abiertamente su aspiración de contender en la sucesión oaxaqueña 2022, cuyo proceso electoral se encuentra en marcha y ya en diciembre inician los procesos internos de selección de candidaturas, debiendo iniciar las precampañas los primeros días de enero próximo. 

Ah, es reveladora la frase: “Asumo el reto y me siento con la libertad de seguir caminando por #Oaxaca…” Para leerse entre líneas, sobre todo porque Eufrosina suele ser bastante reservada en temas neurálgicos, que solo suelta de manera estratégica. 

¿Será que “Alito” ya le dio luz verde para participar en la sucesión oaxaqueña? 

Claro, igual y la oaxaqueña solamente expresó sentirse en libertad para trabajar como priista en su entidad natal. Lo había venido haciendo como independiente después de haber sido expulsada de Acción Nacional cuando en la elección presidencial de 2018 apareció respaldando al abanderado priista José Antonio Meade. 

Pero dada su aspiración a la gubernatura de Oaxaca, es difícil descartar que en la plática entre ella y Moreno Cárdenas haya versado también sobre el tema de la sucesión y de sus posibilidades rumbo a la candidatura. Quizá sea el cuadro femenino para una candidatura de género. 

Ninguna otra mujer afín al PRI ha levantado la mano para la candidatura, a diferencia de 2016 en que también se apuntó la exdiputada federal Mariana Benítez Tiburcio, hoy diputada electa local.  

Y decimos afín porque hasta donde se sabe, Eufrosina aún no está afiliada al Revolucionario Institucional, pero formó parte del gabinete del gobernador Alejandro Murat Hinojosa como Secretaria de Pueblos Indígenas y Afromexicano. 

Una plática con Moreno Cárdenas en su calidad de presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y la frase “Asumo el reto y me siento con la libertad de seguir caminando por #Oaxaca”, suena a venia del líder formal del partido para la participación de ella en el proceso a la sucesión oaxaqueña. 

¿Puede ser así? En fin.  

EL PRI SIGUE SIENDO LA SEGUNDA FUERZA EN OAXACA 

Si bien, en Oaxaca Morena ha mantenido alrededor de 700 mil votos en promedio en las dos últimas elecciones federales, el PRI sigue siendo la segunda fuerza electoral en la entidad, aunque ni en sus tiempos de hegemonía alcanzó una cifra similar. 

Solamente Gabino Cué Monteagudo la llegó a tener en 2010 cuando ganó la gubernatura postulado por la coalición “Unidos por la Paz y el Progreso” integrada por el PRD, el PAN, el PT y Convergencia; obtuvo más de 733 mil votos. 

Y solo entonces el PRI, junto con su entonces aliado el PVEM en la coalición “Por la Transformación de Oaxaca”, alcanzó su más alta votación: Alrededor de 613 mil votos, llevando como candidato al priista Eviel Pérez Magaña. 

En las elecciones de gobernador de 2016, que las ganó el PRI con Alejandro Murat Hinojosa como candidato, este partido político obtuvo poco más de 496 mil votos, que ha sido más o menos el promedio histórico de la votación priista en la entidad oaxaqueña. 

Y de ahí a la fecha, la votación del PRI ha fluctuado un poco debajo de los 400 mil votos. No obstante, sigue siendo la segunda fuerza electoral en el estado de Oaxaca. 

rosyrama@hotmail.com

*Nota del editor: foto en portada: @EufrosinaCruz*