¿Bots manipulan la voluntad popular para las elecciones 2018?

Sería una gravísima amenaza para México la injerencia de otros Estados Nacionales en nuestras elecciones de Presidente de la República. Siempre hay potencias interesadas en sumar aliados para crear comunidades económicas, sociales o militares; o interesadas en destruir países o imperios.

Tómenlo con calma; no es para enojarse, sino para reflexionarlo.

Y como más vale prevenir que lamentar, cabe preguntar: ¿Qué institución o autoridad en nuestro país debe investigar si rusos, centroamericanos o sudamericanos están o no, apoyando al candidato presidencial de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador”?

Una investigación imparcial, que no deje lugar a dudas sobre el resultado de la misma.

No se trata de atacar al abanderado de dicha coalición integrada por los partidos Morena, del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), sino de clarificar rumores e información difundida en diversos medios de comunicación y en redes sociales.

Porque el primero de julio próximo se juega, no una candidatura, sino el destino de México, su independencia y soberanía nacional. Incluso, los electores deberían reflexionar sobre qué fuerzas de toda naturaleza pueden estar atrás de los cuatro presidenciables.

La Constitución Política General, en su artículo 39, establece: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.”

Mandato cuya esencia cada vez se aleja más de la realidad. Sí, el pueblo soberano sigue decidiendo mediante el ejercicio del voto, pero ya no es una voluntad originaria, sino manipulada a través de encuestas y bots

Los bots también son conocidos como usuarios fantasmas, que sirven para inflar una cuenta y crear una falsa comunidad, y con un alto número de followers conseguir más seguidores.

Los bots aplicados en el contexto electoral, preocupan.

Quién sabe hasta dónde sea real la información difundida en CNN sobre que el “80% de los comentarios en redes sociales que apoyan a AMLO desde el extranjero son 'rusos'”

Al respecto se ha escrito mucho, como lo siguiente: “Un video publicado por CNN en español mostró que Manuel Cossío, experto en tecnología digital y fundador de la firma Radar Digital, descubrió accidentalmente que 80% de los comentarios en redes sociales que apoyan al candidato de Morena () desde el extranjero provienen de Europa del Este”: Rusia, Ucrania y Lituania.

“Según el investigador, se estaba haciendo un análisis sobre por qué el mundo digital parece apoyar de manera abrumadora a AMLO…

“…estos países son muy populares para contratar bots con la finalidad de implantar en la sociedad una percepción de mayor apoyo hacia cierto candidato del que realmente tiene. Y por supuesto, esto puede afectar de manera directa la decisión de quienes aún no han decido su voto…” (https://bit.ly/2IEo6j0)

Francamente resulta difícil creer que AMLO haya contratado bots en aquellos países, o haya pactado el apoyo cibernético con los gobiernos de Rusia, Ucrania y Lituania. Igual resulta difícil creer que en estos lugares residan mexicanos de manera masiva como para manejar los bots desde ahí.

Entonces: ¿Quién los contrató? ¿Quién los maneja? ¿Con qué fines?

Sin conocimiento de AMLO, ¿su equipo de campaña contrató el manejó de bots desde el extranjero? ¿Por qué precisamente desde Rusia? ¿O los países de Europa del Este son los acomedidos? ¿Y cuál es el propósito del respaldo a López Obrador; incluso, quizá sin saberlo él?

Las leyes generales de Partidos Políticos y de Instituciones y Procedimientos Electorales prohíben y sancionan a partidos y candidatos que reciban apoyo proveniente del extranjero, y que se ponga en riesgo la soberanía nacional. Claro, es menester comprobarlo de manera fehaciente.

No estaría por demás que el Instituto Nacional Electoral (INE) inicie un procedimiento sancionador y lo desahogue con toda celeridad para constatar y sancionar, en su caso, a todo aquel mexicano que con el ánimo de ayudar a AMLO esté comprometiendo la soberanía nacional.

Y necesariamente deberían intervenir otras autoridades competentes. Sin embargo, como es proceso electoral, dirán que el ánimo es perjudicar a López Obrador.

El mismo AMLO debería pedir investigaciones al respecto para despejar cualquier duda sobre su lealtad a nuestro país.

Pero además, porque si gana la Presidencia de la República, su propio gobierno estaría en riesgo, pues tanto Rusia como Estados Unidos tienen en la mira a México para conseguir objetivos comerciales y políticos, o sea, poder.

Y aguas mexicanos, porque en julio próximo no solamente elegiremos Presidente, sino también senadores y diputados federales, además de cargos locales en 31 entidades federativas. Y si los bots influyen en la decisión de los electores, que Dios nos agarre confesados si detrás de la manipulación cibernética se esconden intereses inconfesables.

rosyrama@hotmail.com

*Nota del Editor: Foto: YouTube*