“Alito” y los Murat ¿rompieron o no?

Como dice la vox populi: “Donde el río suena, agua lleva”. Y algo habrá escondido en el run-run sobre una probable ruptura entre el presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”), y los Murat (José y Alejandro) por las declaraciones del gobernador de Oaxaca respecto del PAN. 

Evidentemente, si existiera tal ruptura, ninguno de ellos la reconocerá públicamente. En política se tragan sapos. Y pueden estar peleados, pero salir en la foto como si nada hubiese pasado hasta agarraditos de la mano. Es más, Pepe y “Alito” salen juntos en la foto de la guardia de honor a Luis Donaldo Colosio Murrieta, solamente los separa el busto del malogrado candidato presidencial priista. 

La ruptura, incluso, puede tratarse de una estrategia, de algo bien planeado entre los tres personajes para conseguirle un puesto a Alejandro Murat en el gabinete del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de Morena. Le gusta la Secretaría de Educación Pública, según cuentan en círculos locales. 

Con ese mismo objetivo habría sido planeada (¿qué no fue ocurrencia?) la gira de Murat Hinojosa por todo el país para hablar de lo que él considera un “exitoso Modelo Oaxaca”; contexto en el cual arremetió en contra del Partido Acción Nacional (PAN) al cual se refirió como “enemigo de Oaxaca y de México”. 

Y todo porque el PAN ha mantenido su papel de oposición frente a AMLO y a Morena; adversario frontal sobre todo a nivel nacional. Nada más lógico, y no solamente porque se trate de dos ideologías antagónicas (derecha e “izquierda”), sino porque el panismo tiene la oportunidad de regresar a la Presidencia de México en 2024. 

Aunque Movimiento Ciudadano va en ruta con Luis Donaldo Colosio Riojas.  

Retomando el tema: Pero si no hay ruptura entre “Alito” y los Murat, ¿Moreno Cárdenas permitirá que lo manejen como el más grande títere? 

Pepe tiene arraigada la costumbre de manejar a su gusto y conveniencia la vida y la conciencia de la militancia priista (con sus honrosas excepciones). Quien no cede queda marginado totalmente de cualquier cargo público o de elección popular; en cambio, es espléndido con quienes acceden a cumplir puntualmente su santa voluntad. 

Su control alcanza hasta a personajes de partidos de oposición al PRI, líderes sociales y magisteriales. Mito o realidad, pero se le atribuyen triunfos y derrotas hasta de mismos priistas; por ejemplo, cuando en 2010 el Revolucionario Institucional perdió por primera vez la gubernatura de Oaxaca, siendo Ulises Ruiz Ortiz el mandatario saliente y su acérrimo enemigo. 

SÍ LE MUEVE EL TABLERO A “ALITO” 

Como sea, verdad o estrategia, las palabras de Alejandro Murat Hinojosa sí le mueven el tablero a “Alito”, quien viene trabajando en la conformación de una alianza entre el PRI, el PAN y el PRD para las elecciones presidenciales 2024, encabezando la candidatura el campechano.  

Aunque según cuentan, ese no fue el trato cuando José Murat le echó la mano para conseguir la presidencia nacional del PRI, en el entendido de que “Alito” se haría a un lado para el arribo de Alejandro Murat a la dirigencia priista al concluir éste su periodo como gobernador de Oaxaca. 

La hora se acerca. Murat Hinojosa concluye sexenio el último día de noviembre próximo. Y todavía no consigue arrancarle a AMLO la invitación a su gabinete, ni tampoco la presidencia nacional del Revolucionario Institucional. 

Y miren, según los corrillos priistas, “Alito” sí tiene reales aspiraciones a la candidatura presidencial; pero también Alejandro Murat. ¿Qué la militancia diga quién tiene más méritos? Ah, si le hicieran caso a Ulises Ruiz Ortiz en la consulta directa a la base; el PRI reviviría. 

Bueno, ¿y por qué no una mujer priista? Las mujeres buscarán la alternancia de género en la Presidencia de la República. Y hay mujeres priistas muy valiosas, cuadros profesionales. 

LA RUPTURA LE HARÍA BIEN AL PRI 

Francamente una ruptura entre “Alito” y los Murat le haría muy bien al PRI. Incluso, un mes antes del destape de la candidatura a la gubernatura de Oaxaca, corrió el rumor de que Pepe estaba por entregar la Fundación “Colosio”.  

El Revolucionario Institucional desde cuando debió jubilar a Don Pepe, sin que ello signifique prescindir de sus buenos y sabios consejos.  

Y miren, una cosa es dar consejos, y otra es decidir el destino del partido en entidades federativas, distritos, municipios; el derecho político electoral de la militancia; quien gana y quien pierde una elección; quien obtiene un cargo de elección popular plurinominal o un cargo público. 

Eso a nivel nacional. Ahora imagínense todo lo que ha vivido Oaxaca. 

rosyrama@hotmail.com

*Nota del editor: foto en portada: pri.org.mx*