“Alito”, ¿‘mareó’ al priismo en su encerrona?

Ciertamente, como dice Mario Delgado Carrillo, el PRI de “Alito” ha ayudado muchísimo al crecimiento de Morena en el país. Imagínense, de 11 entidades federativas que gobernaba este partido cuando él llegó a la dirigencia nacional priista, solo le quedan dos: Coahuila y el Estado de México. 

Y tras la reciente derrota en Oaxaca e Hidalgo (de las 4 entidades donde el PRI gobierna hasta este año), habría sido lógica una gran rebelión interna y el cambio completo del Comité Ejecutivo Nacional, sectores, organizaciones y demás organismos priistas. 

Y no solamente por las derrotas, sino por los escándalos en los cuales se ha visto envuelto Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”) luego de los videos y audios dados a conocer por la gobernadora de Campeche, Layda Sansores 

Sin embargo, tras diversas reuniones de la estructura y “vacas sagradas” del Revolucionario Institucional con “Alito, no hay rebelión; por el contrario, algunos personajes hasta arroparon al campechano y otros hablaron de “continuar”. 

Evidentemente, Moreno Cárdenas hizo oídos sordos a la petición de renuncia que previamente le formularon priistas de Sonora y Nuevo León. 

¿Pues de qué están hechos los priistas? ¿Tienen sangre o atole en las venas?  

Eso sí, ‘atole’ les ha dado Moreno Cárdenas en la reunión privada, de la cual salieron convencidos del “análisis” sobre las derrotas priistas y el futuro del partido. 

Imagínense, el excandidato presidencial Roberto Madrazo Pintado días antes se había pronunciado por la renovación de la dirigencia nacional priista, pero de la reunión salió con otra idea. Cuando menos eso parece.  

El ocho de junio en redes sociales, Madrazo escribió: “Por el bien del partido y de México  

@alitomorenoc debe dejar la dirigencia del #PRI para dar inicio a una dirigencia de consensos. Se debe convocar a la asamblea nacional para elaborar una nueva propuesta competitiva. Sólo aprendiendo del pasado, el PRI puede aspirar a un futuro.” 

Y de la reunión de este miércoles salió diciendo: “Concluimos la reunión de hoy en el CEN del #PRI escuchándonos y con respeto mutuo. Compartimos una firme convicción en trazar un rumbo para nuestro país en el que quepamos todos. Seguiremos adelante con #propuestas que entusiasmen a los mexicanos.” 

Francamente, esa propuesta no entusiasma solo de pensar que seguirán al frente del PRI, de sectores, organizaciones y demás organismos priistas, los mismos grupos, las mismas dinastías. Esos personajes que han vivido del Revolucionario Institucional, que han hecho del partido su negocio y su escudo para todo tipo de relación. 

Pero como reza la vox populi: “El que por su gusto muere, hasta la muerte le sabe”. Y si es gusto del priismo pelearse por los despojos del PRI hasta sepultarlo, que les aproveche.  

Lo malo es que México necesita de una oposición vigorosa; y el PRI no lo es, gracias a sus dirigentes, porque la militancia de base es otra cosa. 

En fin, que según “Alito” en la encerrona a puerta cerrada se acordó con ex dirigentes del PRI “impulsar una renovación clara del partido, con apertura debate y discusión.” 

¿Les lavó el cerebro? O van en serio; si fuera este el caso, deben recurrir a la consulta abierta a la base y simpatizantes; o a un método en el cual la dirigencia no coaccione a la estructura. Vaya, quien tiene ésta, gana ayudado además por los candados que ponen en la convocatoria, tal como ocurrió cuando eligieron a “Alito” en fórmula con Carolina Viggiano. 

Y la ciudadanía se pregunta, ¿por qué la clase fifí, los Golden Boys mexiquenses, los grupos de élite, son los únicos con derecho a integrar la dirigencia nacional priista? Desde ahí se ve que han abandonado a la clase media, a los campesinos. Hasta en la CNC de repente se ven hacendados, más que campesinos. 

Evidentemente, es válido argumentar que en estos momentos no cabe terminar de despedazarse, sino se debe privilegiar la unidad interna, el consenso, el acuerdo, rumbo a las elecciones locales de 2023 y a la sucesión presidencial de 2024.  

Sin embargo, es el mismo discurso de siempre.  

Y los presidentes de los 32 Comités Directivos Estatales en vez de dar un ‘golpe de Estado’ bien contentos hasta se tomaron la foto con “Alito”, será porque si éste renuncia también se van las dirigencias locales. Uff.  

MURAT Y DE LA MADRID 

Entonces si el acuerdo es ir por una renovación del PRI “clara”, ¿quiere decir que no habrá ‘dedazo’ de “Alito” o de la cúpula fáctica? ¿Ni ‘dados cargados’ de la estructura a favor de Alejandro Murat Hinojosa, quien ha manifestado su intención de buscar la presidencia nacional de su partido? ¿Tampoco a favor de Enrique de la Madrid, quien también aspira? 

O sea, Murat y de la Madrid ¿tendrían que competir por la presidencia priista?  

Lo interesante será el método, y la valoración de los merecimientos de cada uno.  

Ah, cómo no compiten más priistas, sobre todo priistas en toda la extensión de la palabra: Formados desde abajo, en la brega partidaria; con doctrina y vocación de estadistas. Los priistas por herencia, no sienten al PRI. 

rosyrama@hotmail.com

*Nota del editor: foto en portada: @alitomorenoc*