Alejandro Murat y la reforma energética, ¿cuál es su ganancia?

El fin de semana escuché la entrevista que el periodista Joaquín López-Dóriga le hizo al Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, sobre la reforma energética del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. De escuchar y no creerlo… ¿O sí? 

Vieran cómo el mandatario local defendió la postura de que la bancada de “su partido”, el Revolucionario Institucional (PRI), en la Cámara de Diputados Federal analice la propuesta del líder moral de Morena (lo sigue siendo amén de la investidura presidencial). 

A estas alturas no es novedad la actitud de defensa de Alejandro Murat hacia el presidente Andrés Manuel cuando es necesario justificar sus acciones o cuando es preciso respaldarlo de los embates de opositores, como ningún mandatario estatal morenista lo ha hecho.  

Murat Hinojosa está en su derecho como militante de un partido político que a pesar de su pírrica votación electoral aun es fuerte, como ciudadano y hasta como simpatizante del presidente López Obrador, con cuyo gobierno ha trabajado coordinadamente. 

Sin embargo, en el contexto de la reforma eléctrica cabe preguntar: ¿Por qué si a Alejandro Murat le parece que el actual marco jurídico en la materia tiene sus inconvenientes, no se opuso cuando el PRI la impulsó y la aprobó? Si bien en 2013 aun no era gobernador, sí era militante priista. 

Y es cierto, como él dice, las empresas eólicas en su mayoría son extranjeras, y en Oaxaca existen varias. No obstante, desde cuando en 2016 inició su periodo como gobernador nunca había manifestado desacuerdo alguno, por lo menos públicamente. 

Todavía el 28 de mayo de 2019 cuando Alejandro Murat inauguró el parque “Energía Eólica del Sur”, el más grande de América Latina y con capacidad para generar 396 megavatios, destacó que para su construcción, que significó una inversión de mil 200 millones de dólares por parte de Mitsubishi en coordinación con Fonadin-Balam, se crearon dos mil 500 empleos directos e indirectos. 

Y dijo: “Desde el primer día de mi gobierno empezamos a trabajar para enviar el mensaje de que aquí en Oaxaca hay condiciones para inversiones de empresas importantes como Mitsubishi, a quien agradezco que esté haciendo equipo con las familias oaxaqueñas”. 

¿Entonces?  

Su postura es tan distinta (casi opuesta) a Enrique de la Madrid, quien por cierto el miércoles pasado estuvo en la capital oaxaqueña dictando una conferencia. ¿Aprovecharía para entrevistarse con el gobernador o ni siquiera se vieron? 

De acuerdo con Murat Hinojosa en cuestionar tanta presencia de empresa extranjera en energías limpias. Pero ¿y la reforma energética del presidente López Obrador las borrará de un plumazo? ¿Qué pasará con las personas mexicanas que trabajan en las mismas? ¿El gobierno lopezobradorista invertirá en energía eólica o de plano prevé desaparecerla? ¿Éste dará oportunidad a inversionistas mexicanos en el rubro o nada de eso por considerarlos neoliberales? 

No queda claro.  

La población mexicana está en medio, entre la reforma energética de Peña Nieto y la propuesta del presidente López Obrador, sin que se tenga la certidumbre de cuál es mejor. ¿La priista trajo los cacareados beneficios o no? ¿La morenista traerá los que plantea? ¿O ambas se tratan de caprichos sexenales? 

¿Y CUÁL ES LA GANANCIA DE ALEJANDRO MURAT? 

Sin duda, con su postura en torno a la reforma energética lopezobradorista Alejandro Murat como gobernador y como “militante” del PRI se ha convertido en uno de los personajes más entrevistados sobre el tema. Los reflectores han estado sobre él. 

Por eso cabe preguntar: Y a todo esto ¿cuál es la ganancia de Murat Hinojosa? ¿Busca el beneficio para el país, para la entidad donde aun es gobernador? ¿O busca un beneficio personal, y quizá hasta para su grupo político, que no partido?  

Claro, si se le pregunta al respecto, afirmará lo primero.  

Sin embargo, una circunstancia ineludible pone en duda cualquier buena intención de Alejandro Murat: La proximidad de la conclusión de su mandato como gobernador de Oaxaca; en noviembre rinde su quinto informe de actividades, y el uno de diciembre entra al último año de su sexenio. 

Entonces, en la lógica política puede ser hasta natural que su intensa actividad política tenga propósitos de futurismo: Cómo y dónde colocarse cuando deje de ser mandatario de la entidad oaxaqueña, el último día de noviembre de 2022 o antes.  

QUÉ BOQUITA LA DE TAIBO 

A propósito de la reforma energética del presidente López Obrador, el director del Fondo de Cultura Económica Paco Ignacio Taibo II, dijo: 

“Vamos a ganar la reforma energética compañeros, nos los vamos a chingar…” 

 Qué bonita boquita de persona tan letrada y educada. 

rosyrama@hotmail.com 

*Nota del editor: imagen en portada: especial Internet*