¿Alejandro Murat dio señales de la aprehensión del agresor intelectual de la saxofonista?

Anoche el gobernador Alejandro Murat Hinojosa habló como debió haberlo hecho desde el primer momento en que el político priista Juan Vera Carrizal fue señalado como el autor intelectual del atentado en contra de la joven saxofonista María Elena Ríos Ortiz, quien fue rociada con ácido en cara y cuerpo.

En entrevista con medios de comunicación, el gobernador dijo: “Hay un señalamiento público en contra de Juan Vera Carrizal, que salga a aclarar si estuvo o no implicado, pero yo veo que el silencio otorga! Yo creo que hay que entrarle”.

Aunque a decir verdad, el también empresario ha negado el señalamiento en su contra en notas periodísticas y en entrevistas radiofónicas y televisivas, sobre todo en sus emisoras; Vera Carrizal habría obtenido por lo menos cuatro concesiones de radio en el anterior sexenio federal.

O sea, su aclaración ha sido mediática. Quizá el mandatario se refiera a una aclaración ministerial o judicial, porque seguramente la Fiscalía General del Estado abrió la respectiva carpeta de investigación en contra del ex diputado local al ser señalado por familiares de la saxofonista como el autor intelectual de la agresión con ácido.

Porque el amparo y la suspensión provisional a su favor en contra de cualquier orden de aprehensión, ha irritado a la sociedad oaxaqueña, empezando por la familia de María Elena y siguiendo por organizaciones de mujeres y de derechos humanos; suponen que dicha suspensión  --que no es definitiva— tiende a garantizarle impunidad al agresor intelectual.

Sin embargo, Juan Vera Carrizal, como toda persona, tiene derecho ampararse, ya corresponderá a la Fiscalía General, en su calidad de representante de la sociedad, combatir la suspensión provisional mediante el recurso legal idóneo y con pruebas que demuestren el hecho que en todo caso se le imputa al referido político.

¿A tal acción de la Fiscalía se referirá el gobernador cuando hay dicho “yo creo que hay que entrarle”?

Claro, se supone que la Fiscalía es un organismo autónomo, pero el mandatario puede sugerirle, pedirle, exigirle, accione en contra de todos los implicados en la agresión a María Elena, quien presenta heridas graves en cara y cuerpo donde el ácido de carcomió la piel y la carne.

La declaración del gobernador, aunque muy breve, emite señales. Quizá la autoridad ministerial ya tiene resultados de la investigación sobre el señalamiento a Vera Carrizal. ¿A favor o en contra? ¿Este ex diputado local es el autor material o es otro? Veremos. Y decimos quizá porque Alejandro Murat suele anunciar entre líneas lo que ocurrirá días después.

Por ejemplo, primero el mandatario anunció la aprehensión de uno de los presuntos autores materiales y luego la Fiscalía General lo confirmó.

Habrá que esperar a ver qué pasa.

Lo que sí, se ha roto ese extraño silencio en torno a la agresión de la saxofonista; hecho ocurrido hace prácticamente cuatro meses.

Y pasaron 90 días sin saberse casi nada de acciones contundentes por parte de las autoridades competentes, más bien prevalecía ese silencio agudizado sobre todo en la región de la mixteca oaxaqueña, donde ocurrió al atentado y de donde son víctima y presunto autor material.

Después de tres meses y debido a la presión ejercida por parte de organismos locales, nacionales e internacionales, así como medios de comunicación, el Gobierno de Oaxaca, vía sus dependencias competentes, incluida la Fiscalía General, empezaron a mostrar públicamente su acción frente a la perversa agresión en contra de María Elena.

Así, fue hasta el 13 de diciembre pasado cuando la Secretaría de la Mujer, a cargo de Ana Vázquez Colmenares, emitió un comunicado en el cual asegura que el gobierno brindó atención a María Elena y familia desde el primer momento, y detalla las acciones a favor de ésta, incluida la investigación por parte de la Fiscalía General.

Luego, el 24 de diciembre, tras el anuncio del gobernador, el Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez, confirmó la aprehensión de uno de los autores materiales de la agresión a la saxofonista “por el delito de tentativa de feminicidio”. Dos días después, dio a conocer la aprehensión de un segundo implicado; resultando padre e hijo.

Hasta ahí.

Mientras, Juan Vera Carrizal se amparó.

rosyrama@hotmail.com

*Nota del editor: Foto en portada: especial Internet*