Calle Melancolía

por Oscar Arturo Medina Castelán

Tengo miedo

Oh, por dios… ¿Alguien tiene las más peregrina idea de dónde dejé el fin de semana?, apenas empezaba la clásica ronda reglamentaria de “chelas” o sea, cervezas, no señoritas con nombre Graciela, ni que fuera tugurio, cuando ¡tómala!, ya es lunes.

Cantineando… ando

Bendito sea el señor de todas las copas (de vidrio y las 34 copa “D”) ya es lunes y para los que tuvimos que andar en la calle resulta que el fin de semana estuvo pasado por agua, es decir, con presencia de lluvias, ánimas del purgatorio que el tema hubiera sido esa “agua-loca” tan rica que se consume en la Tepehua, pero no, fuero precipitaciones que si bien no acabaron de refrescar sí de ensuciar el coche.

Un fin de semana más

A ver, pregunta obligada, el pasado miércoles les dieron su tiznada… pero no sean mal pensados, todos ustedes, pecadores y pecadoras (estas últimas cómo me caen bien) fueron a la iglesia a tomar ceniza y a recordar que ‘polvo eres y en polvo te convertirás’ a lo que yo digo, “ni madres, soy humano y cuando muera quiero convertirme en árbol”.

La "Zonaja"

En la Ciudad de México existen zonas que son para mí una paradoja, en mucho porque soy un convencido en mantener en lo posible la arquitectura original, sin embargo, en ocasiones la destrucción y consecuente aparición de nuevas estructuras crean cosas muy interesantes.

Tiempo de amar…

¿Me extrañaron?… Pues resulta que esta semana anduve un poco ocupado en tierras de BCS, pero ya estamos en regreso y resulta que: Donald Trump y Peña Nieto siguen siendo presidentes, yo ilusamente pensé que igual en estos días renunciaban y las cosas mejoraban, pero no.

Páginas

Suscribirse a RSS - Calle Melancolía