Calle Melancolía

por Oscar Arturo Medina Castelán

La transformación: de la pachanga a la pachinga

¡¡¡Show time!!! Es tiempo de regresar a esta Calle Melancolía, después de sobrevivir al ponche, la ensalada de manzana, pero sobre todo, a la birria estilo Aguascalientes y a las delicias gastronómicas de ese municipio que en el nombre lleva la fama “San Pancho de las Carnitas”, y especialmente de recibir el cariño de esa gente que hace de “la tierra de la gente buena” su hogar.

La Guadalupana

Ya es miércoles y yo en mi sano juicio, por lo que solo queda decir… “Show Time”. Así es niñas y niños, coquetas y casquivanos, es oficial: empieza el maratón Guadalupe-Reyes y el primer gran evento es llevar las mañanitas a la virgen de Guadalupe o a las Lupitas que conozcamos (Un saludo hermana).

Manual “fifi” para estar “in” en la transformación de cuarta

Qué nervios; el último viernes del gobierno de Peña Nieto, quien en los últimos meses fue “el ex presidente de México en funciones”, y el sábado, si todo sale bien, deberá iniciar la transformación de cuarta… Ups, lo que intenté escribir, es que arranca la llamada cuarta transformación.

Tengo miedo

Pues sí… Dice la sabiduría popular, que no es precisamente la mía, mi sabiduría, sabe usted, nace estrictamente de la experimentación, las caguamas y de saber que a uno le pueden doler ciertas partes del cuerpo que ni idea que existían. Pero es el colmo del cinismo en el primer párrafo de la columna y ya estoy divagando, de verdad que soy un caso perdido; a ver, retomemos, deben saber que tengo miedo porque la clase política,

Tacleando a las noticias

Miércoles de… ¿ceniza? No… Se trata del penúltimo miércoles de Peña en la Presidencia; del miércoles posterior al Buen Fin; pero sobre todo, es recordar que el miércoles pasado hacía un frío de la “tostada” y hoy, solo un poco. Como sea, es miércoles de Calle Melancolía y por ende (me encanta esa palabrita) es tiempo de dar gusto a la tecla, o sea, de redactar, no sea mal pensado.

Páginas

Suscribirse a RSS - Calle Melancolía