Calle Melancolía

por Oscar Arturo Medina Castelán

Calor infernal

Me recargo en la pared… La CDMX, la otrora zona más trasparente del valle, la ciudad de los Palacios, el obligo del Universo, está de no aguantarse, el calor llegó con todo y cuando uno se encuentra a más de tres mil metros sobre el nivel del mar, cualquier temperatura que pase los 25 grados equivale a estar en el “Comal Número 8” donde tengo una reservación con un selecto grupo de pecadores, blasfemos y ateos.

De esas fechas

Damas y caballeros, doncellas y plebeyas, gavilanes y palomas; todos aquellos que tienen tiempo siguiendo Calle Melancolía, saben, y si no aquí les informo, que existen fechas que son fundamentales en este espacio de análisis político (muy poco) y recreación erótica (eso sí, mucha).

Tiempo de definiciones

Ya es miércoles y yo, en mi sano juicio; que el “santísimo” me perdone por llevar una vida tan, pero tan precaria. Lo cierto es que mi vida cambió desde el pasado fin de semana y como todo lobo solitario, cazador de la estepa, macho alfa, rudo y valiente, me di cuenta que es tiempo de poner “las cartas sobre la mesa”.

Quién dice que…

¿Quién dice que 50 años no son nada?; apenas un suspiro, pensaría yo. Sé que México se encuentra “patas para arriba” y Venezuela en la palestra internacional, por cierto, palestra es una palabra de origen griego que se puede entender como “tema por discutir”.

Una de romanos

Pues sí… El tema es “Roma” la película de Alfonso Cuarón, de quien sigo pensando que su mejor cinta fue su ópera prima “Sólo con tu Pareja” (1991), sin embargo, parafraseando a mi abuela Soledad cuando decía que “la mejor mujer es la que te ama”, así de simple, así de sencillo, pues en el caso de Cuarón, su mejor película es la que le permite estar nominado a 10 premios Oscar.

Páginas

Suscribirse a RSS - Calle Melancolía