Calle Melancolía

por Oscar Arturo Medina Castelán

Y como cada año…

Ok… Se dice, y con mucha sabiduría, que los lunes ni las gallinas ponen… Y la verdad inicio la semana en calidad de bulto por culpa de las elecciones. 
Ciertamente, yo sé que mis tres lectoras esperaban el más sesudo análisis de la jornada electoral, pero, ¿saben?, escribir de esos “locos bajitos” no me apetece, en mucho porque a estas horas, ya sabremos quién ganó, quién perdió, quién va a ir a los tribunales pero sobre todo, cómo le pintarán los próximos dos años al señor ese que vive en la Residencia Oficial de los Pinos.

Ahora que todos somos iguales

Ahora sí, todos… pero toditos, en grupo, nos vamos a ir al infierno por pecadores, mmm qué rico pensaría. La verdad es que me encanta esta visión apocalíptica del futuro, todo porque el señor presidente de todos los mexicanos (yo soy austrohúngaro) se le ocurrió reconocer los derechos de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexuales y personas Transgénero.

Del análisis más sesudo a crónicas de cantina

“Santos lunes”… El inicio de la semana llegó sin que a ciencia cierta sepa que pasó, me acuerdo que estábamos “chupando a gusto”, cuando de repente, “que estamos en contingencia, los maestros tomaron las calles y “ya duérmete que mañana es otra vez lunes”… Lo único rescatable es que hoy es día de “Nuestra Señora de la Luz” o sea, quincena.

Páginas

Suscribirse a RSS - Calle Melancolía