Calle Melancolía

por Oscar Arturo Medina Castelán

Ni la más peregrina idea…

Lunes… O sea, alguien sabe qué paso ¿? Hace rato era viernes, después, andábamos en la marcha gay, con las chicas más populares de la movilización, y cuando menos lo esperábamos… Tómala, ya es lunes y peor aún, ¿alguien sabe cómo fue que tengo tatuado un número telefónico en la parte interna de mi muslo izquierdo?, es más… ¿Alguien sabe de quién es el numero?

El Camino del Arco Iris

Gracias a dios el fin de semana llegó… Yo lo sé, usted lo sabe, pero sobre todo, la ciudad lo sabe. Por lo que todo se encuentra puesto para darle gusto al cuerpo, para quemar ricas calorías, para quitarse la ropa, intercambiar fluidos y de vez en vez cerrar los ojos apretar los labios y dejar escapar un “mmm qué rico”.

Y como cada año…

Ok… Se dice, y con mucha sabiduría, que los lunes ni las gallinas ponen… Y la verdad inicio la semana en calidad de bulto por culpa de las elecciones. 
Ciertamente, yo sé que mis tres lectoras esperaban el más sesudo análisis de la jornada electoral, pero, ¿saben?, escribir de esos “locos bajitos” no me apetece, en mucho porque a estas horas, ya sabremos quién ganó, quién perdió, quién va a ir a los tribunales pero sobre todo, cómo le pintarán los próximos dos años al señor ese que vive en la Residencia Oficial de los Pinos.

Páginas

Suscribirse a RSS - Calle Melancolía