Calle Melancolía

por Oscar Arturo Medina Castelán

La percepción de los políticos o lo irracional de su pensamiento

Lunes… Por su santa madre, ¿quién de mis dos lectores y tres fieles seguidoras sienten que les falta por lo menos una hora de sueño…? Pues yo sí… Noche de sábado estábamos… ¿comiendo rábanos? No, departiendo como dios manda con amigos y al son de varios whisquitos (Toño muchas gracias) y escuchando anécdotas taurinas (¿puede existir algo más padre?) y los del gobierno federal nos roban una hora de diversión o sueño so pretexto del horario de verano.

Indignado

El fin de semana llegó y la sociedad, la gente, el cuerpo, pero sobre todo la lujuria, lo saben…Sin embargo, antes de hablar del sexo, del sexo rico, de ese sexo que nos hace cerrar los ojos y decir “qué rico…sí quiero, sí merezco, de aquí soy” tengo que hacer una pausa, una dolorosa pausa.

Tengo miedo

Oh, por dios… ¿Alguien tiene las más peregrina idea de dónde dejé el fin de semana?, apenas empezaba la clásica ronda reglamentaria de “chelas” o sea, cervezas, no señoritas con nombre Graciela, ni que fuera tugurio, cuando ¡tómala!, ya es lunes.

Cantineando… ando

Bendito sea el señor de todas las copas (de vidrio y las 34 copa “D”) ya es lunes y para los que tuvimos que andar en la calle resulta que el fin de semana estuvo pasado por agua, es decir, con presencia de lluvias, ánimas del purgatorio que el tema hubiera sido esa “agua-loca” tan rica que se consume en la Tepehua, pero no, fuero precipitaciones que si bien no acabaron de refrescar sí de ensuciar el coche.

Un fin de semana más

A ver, pregunta obligada, el pasado miércoles les dieron su tiznada… pero no sean mal pensados, todos ustedes, pecadores y pecadoras (estas últimas cómo me caen bien) fueron a la iglesia a tomar ceniza y a recordar que ‘polvo eres y en polvo te convertirás’ a lo que yo digo, “ni madres, soy humano y cuando muera quiero convertirme en árbol”.

Páginas

Suscribirse a RSS - Calle Melancolía