Y que nos quitan el agua

“…Cuando uno tiene sed
Pero el agua no está cerca,
Cuando uno quiere beber
Pero el agua no está cerca…”

Jarabe de Palo

Alabado sea el señor (así, con minúscula), que nos quitan el agua en la CDMX y como buen ateo recuerdo lo que nos dice Isaías en 48:21 “Y No padecieron sed cuando Él los condujo por los desiertos; hizo que brotara agua de la roca para ellos, partió la peña, y las aguas corrieron”, y me pongo a pensar: “un funcionario” así, con esas cualidades, sería todo un detalle para la capital del país.

Porque dios sabe (también con minúscula) que los habitantes de la otrora zona más trasparente del valle y municipios aledaños, podremos ser muchas cosas: coquetos, medios nacos, un tanto hablamos “cantadito”, comemos tacos de puesto blanco y pensamos que el Metro es la mejor forma de conocer posibles novias o novios, según el caso, el gusto y el género, pero algo que nunca, pero nunca, nunca, nunca seremos, es sucios, porque casi todos los días nos bañamos, nos haga falta o no.

img_9674.jpg
Fiel lectora se quejó un día de que no tenía una foto de revista, a ciencia cierta no sé si ésta es de revista, pero ya apareció en esta columna.

Es curioso, ahora que los citadinos no tendremos agua ni para bañarse, vamos, que el concepto de “bañarse juntos” para ahorrar agua es un privilegio que pocos podrá tener, me acuerdo de mi tío Remigio.

Cuando yo era “crio” y no quería bañarme (pocas veces) me decían “Remi”, por mi tío que entiendo vivía en Celaya y era uno de esos hombres con pasado español, miles de preocupaciones, todas ficticias y que pasaba la vida supervisando sus negocios, comiendo ricas cosas cocinadas con manteca.

Pese a su vida tranquila, Remigio no gustaba de bañarse, por lo que solo se sometía a los rigores de la limpieza (periódica, que no diaria) cuando su esposa literal lo bañaba imagino que esto lo hacía para poder tener un sueño alejado de malos olores cuando era menester compartir la cama.

La única fecha en que gustoso pedía que lo bañara su esposa (esas eran mujeres) era previo a su cumpleaños y eso era todo un espectáculos que iniciaba cuando se calentaba el agua, se colocaban esencias, sales y jabones en la tina, mientras se preparaba el calentador de carbón bajo la cama, porque después del impacto del agua, era necesario reposar acostadito y después ponerse todo guapo, o sea pantalón de lana con botones, camisa de manta, chaleco con reloj y cadena al bolsillo.

Ciertamente para Remigio este largo fin de semana sin agua no sería problema, todo sería menester de evitar el sudor, usar un poco de loción y ser maestro en el manejo de toallas y servilletas.

Pero no todos somos como Remigio; para los que extrañaremos el agua para beber, pues queda el consuelo de la caguama y el pulque, si apelamos que no hay mal que dure 100 años ni litro de pulque que lo resista, pues ya vamos de gane.

El hecho de que el corte será al 100 por ciento en Miguel Hidalgo (pensaron que diría delegación, pero no, me acordé que ahora son alcaldías; les digo, ando en todo) hace que este problema sea democrático,no como la consulta “patito” de López, ése que será presidente a partir del primero de diciembre, porque tanto sufren los de las Lomas como los de Tacuba.                                          

En el primero de los casos, los residentes acordaron que solo usaran sus albercas por espacio de dos horas y no harán pipi dentro de ellas, además lavaran solo uno de sus coches el cual será utilizado en casos de emergencia o si el primogénito tiene plan para ir a un bar en Mazaryk siempre y cuando vaya con “su gorda” y nada de amiguitas.

Mientras que en Tacuba la gente está nerviosa, hasta el momento no se sabe si los Baños Tacuba y Marina van abrir en horario normal o solo aceptaran en “regadera individual” a las primeras 26 parejas que lleguen o 13 cuartetos que compartan el vapor.

Por supuesto, regadera, vapor y sauna general quedan cerrados hasta nuevo aviso, lástima para aquellos (as) que gustan ver y que los vean.

Para el mega corte de agua los “millennials” fueron al súper (a dios gracias otra vez en minúscula), pues cayó en quincena, por lo que pudieron comprar bebidas energizantes, jugo de arándano y refresco de cola (light, por supuesto) sin embargo todavía no saben qué van a hacer cuando tengan que hacer del “uno” jalar o no jalar la cadena (¿el baño tiene cadena?) o esperar a que se junten y hasta qué tanto se puede juntar, se preguntan incrédulos.

Desde luego, en otros sitios menos glamorosos, como Azcapotzalco, los hombres machos, rudos, lobos solitarios, saben que para el “uno” cualquier jardincito es bueno, mientras que para las damas o si hablamos de dos, pues a buscar cualquier fonda donde se pide una “gordita” y se pide pasar al baño, es un gasto, pero son sin duda 10 pesos bien invertidos, si se considera que se evitó “el deposito en firme” en casa.

Para los pudientes este largo fin de semana es la mejor excusa para salir de la ciudad y darse un “relax” de clase ejecutiva; vamos, los que sufrieron esta semana el desencanto por lo de Texcoco, se recuperaran en Valle de Bravo, el Tepozteco o Morelos.

Los futuros nuevos funcionarios de la “transformación de cuarta”, pues más cercanos a la gente, viajaron a Querétaro, Guanajuato (para ver los altares) o alguna cabañita en Hidalgo.

Y la clase trabajadora, pero ahorradora, pues viajará al punto más cercano donde “sí tengan agua”, vamos, podría ser Coacalco, Ixtapaluca o incluso Texcoco, al fin y al cabo los patos ya están seguros.

Como sea, todos aquellos que lleguen al martes próximo, podrán presumir su camisa de “sobreviviente al mega corte de agua”… Se trata de una camisa de los mismos creadores de “sobreviviente de los Sismos del 85”, “Sobreviviente a las Explosiones de San Juanico”, “sobreviviente a los sismos del 17” y próximamente, si todo sale bien, “sobreviviente al sexenio de AMLO”.

Así que la tarea para este largo fin de semana sin agua es evitar por su santa madre el Metro, cruzar las piernas para no hacer pipí y tomar la cosa con calma y buen humor.

Y antes de pintarse la cara de catrina o pandita analicen: Tendré agua para regresar a la normalidad o tendré que regresar a la oficina así la próxima semana.     

Dicho lo anterior solo basta aclarar que hasta aquí alcanzaron 4 reales… Para mandar fotos o pedir que vaya hasta donde te encuentres para tomarte una imagen erótica queda célebre correo: medinaarturo@gmail.com

Si la cosa es más seria, más de “me urge que me cuenten las pecas de la espalda”, ponga algo en el blog https://callemelancoliatgo.wordpress.com/

Como todo columnista serio y de primer mundo (sí, ajá) estamos en http://www.facebook.com/kolia25

También nos puedes mandar insultos y peladeces a @25kolia

Hasta la próxima, que todo parece indicar que será hasta el miércoles de la otra semana, porque sin agua y con muchas cervezas, es complicado redactar.