Siempre es bueno saber

“…Si la vida se sostiene por instantes
y un instante es el momentos de existir
si tu vida es otro instante… No comprendo,
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio… y coincidir…”
Fernando Delgadillo, pero con Mexicanto también suena rico

Damas y caballeros… heterosexuales, bisexuales, homosexuales, lesbianas y no definidos, no me lo van a creer, pero es ¡¡¡viernes!!!Es decir, llegó el fin de semana, tiempo para ser lujuria, humedad entre las piernas de otra persona, o sea, para que me entiendan, es tiempo de portarse mal, cuidarse bien y negarlo todo.

No saben, la neta, el gusto que me da… Más bien el gusto que me dan y que doy y que nos damos, cuando el fin de semana llega, porque de lunes a viernes, el trabajo, la escuela, la familia o vaya a saber cuántas excusan, dificultan eso de besos, sudores y mordidas.

imagen_1136.jpg
Fiel lectora nos dice que si el fin de semana es de sexo, qué mejor aderezarlos con música

Durante la semana, estaba haciendo sesudo análisis sobre cuál sería el tema a tratar en la Calle (Melancolía) de este viernes, que si el sexo tántrico, el sexo gastronómico, el sexo urbano, el sexo público, el sexo privado, el sexo doloroso, el sexo entre amigos, amantes, parejas o el sexo de todos juntos en una misma cama, cuando una fiel lectora me preguntó si era verdaderamente necesario dedicar los viernes a temas referentes a ella y él, desnudos.

A manera de respuesta: Qué les puedo decir, no sólo es necesario sino hasta urgente, dado que la vida diaria en ocasiones es muy complicada, por lo que en mi humilde opinión se hace casi una obligación dedicar un espacio para escribir de temas más… ¿Cómo definirlo… ¿ricos, sabrosos y deliciosos?

Además, si se fijan bien, mi nombre aparece como titular de la columna, por lo que para mi humilde personita estos temas se hacen necesarios y se abordan, así de fácil… Así de simple.

Ahora bien, para analizar la situación de México y en el mundo, en www.loseditores.com.mx, seguro otros de mis compañeros podrán satisfacer sus necesidades.

Pero por encima de eso, es necesario saber que el sexo es importante porque “echar pata” entre una y tres veces a la semana fortalece el sistema inmunológico, ya que cuando jugamos a “eso me gustas eso te doy” se aumenta la inmunoglobulina A, hasta en un 30%, lo cual es excelente para la salud.

También el sexo, bendito sea, reduce el estrés, gracias a la producción de oxitocina.

Pero si esto no fuera poco, una erección (en el caso de los hombres) acompañada de la persona correcta con la actitud idónea, mejora la calidad del sueño, debido a la secreción de oxitocina, vasopresina y melatonina.

Mejor aún, un buen orgasmo de esos que terminan en el cuerpo de otro (u otros) incrementa la secreción de agua en el cuerpo y con esto se logra una mayor hidratación de la piel.

Me entero, que una buena follada (como dicen los españoles) mejora y fomenta la circulación sanguínea, además de que sirve para quemar calorías y eso muy saludable para nuestro estado anímico debido a que aumenta el optimismo, potencia las sensaciones y el bienestar sicológico.

Para las personas que se dicen dañadas del corazón (o sea, males cardiacos, no de amor… Bueno también por un mal de amor) el sexo disminuye la presión arterial; investigaciones dicen que existe un vínculo íntimo (mmm, qué rico) entre el sexo y la presión arterial baja.

Un buen “mete-saca” reduce el dolor muscular y hasta la migraña, gracias a la oxitocina y la endorfina, por lo que esa excusa de “me duele la cabeza” no funciona, el sexo es ideal para cualquier dolor.

Un estudio bien serio de la Universidad de Princeton (donde trabajaba el Doctor House) dice que quitarnos la ropa y hacerle al arrumaco, ayuda a la producción de nuevas neuronas. Es decir, si uno es medio lerdito, el sexo puede ayudar a despabilar al más torpe.

Pero el sexo también es belleza, después de una rica sesión de “mmm, así papi o mami” estimulan la producción de colágeno, mejorando la salud y el aspecto de la piel.

Además el sexo, vamos, el buen sexo, ése que te puede dejar mareado, ayuda a bajar el estrés, fomenta el sueño reparador, hidrata la piel y reduce el envejecimiento.

Atención caballeros y damas, el sexo mejora los músculos de la pelvis y por ende, el control de la vejiga. Todo ser decente y conocedor sabe que una musculatura pélvica fuerte es importante para evitar la incontinencia, algo que afecta a alrededor del 30% de las mujeres en algún momento de sus vidas.

El buen sexo, como ése que te hace sudar y gritar causa contracciones en los músculos pélvicos y esto ayuda y previene los problemas urinarios.

Dicho lo anterior para este fin de semana la tarea es más que obvia, darse tiempo, pero de verdad mucho tiempo, para hacer el amor, tener sexo, echar pata, sentir la muerte chiquita, matar al oso a puñaladas o como quieran decirle, lo importante es que tengan sexo, mucho sexo, sexo, sucio, doloroso, tierno, intenso, divertido, juguetón o inocente.

Se fijan como hay tantas formas de sexo como perversiones tengamos, y regresar el lunes para afrontar los problemas cotidianos con una sonrisa en el rostro y presumiendo una excelente salud… Ojalá (que quiere decir Alá quiera).

Hasta aquí alcanzaron 4 reales… Para mandar fotos o solicitar tu imagen erótica queda célebre correo: medinaarturo@gmail.com

Si la cosa es más seria, más de me urge que me cuenten las pecas de la espalda, por favor, pongan algo en el blog https://callemelancoliatgo.wordpress.com/

Como todo columnista serio y de primer mundo (sí, ajá) estamos en http://www.facebook.com/kolia25, también nos puede mandar insultos y peladeces a @kolia25 en twitter.

Hasta la próxima