Retomando a los clásicos

“…Cómo quieres ser mi amiga,
Si por ti daría la vida.
Si confundo tu sonrisa,
por camelo si me miras…”
Jarabe de Palo
 

Que sí, que no… Que cómo tiznados no… Otra vez es viernes… y con ello empieza un rico, sabroso y delicioso fin de semana.

Para estos días lo mejor que podemos hacer es “jugar al, eso me gusta, eso me das” con singular alegría, pasmosa velocidad y de ser posible con poca o nada de ropa.

Además ¿ya se dieron cuenta? La ciudad tiene ese aroma por demás cachondo de pan recién hecho.

Pero no cualquier tipo de pan, sino el de muertos, ya en varios sitios se observa estealimento que se antoja con un vaso de leche fría, sobre la piel desnuda de alguna persona.

Jugando a que le doy una mordida al pan mientras te como una tetilla o pezón, el cual puede o no estar lleno de azúcar. Mmm, qué rico y pecaminoso pan y sexo, ¿se puede pedir algo más?

fiellectora_1_0.jpg
Se dice que una imagen vale más que mil palabras, qué les puedo decir, fiel lectora y conocida voz de Aguascalientes nos muestra que esto es real… Y solo podemos decir: bendito sea.

Pero a ver, luego me acusan de que me desvio (ya sé que bien desviado estoy… y qué rico) pero a ver, -insisto- es necesario penetrar (qué rico se escribe)… Mmm, más bien, entrar despacio, con cuidado, disfrutando de la humedad y los quejidos (seguro que a más de uno o una se le antojó eso de despacito y con los ojos cerrados) en materia, o sea, con el tema en cuestión.

En repetidas ocasiones varios y varias lectores (bueno nada más tres) me han acusado de que en materia sexual siempre me voy a los extremos.

Que apenas me dicen “mi alma” y empiezo hablar de cines pornos con sexo incluido, látigos, sitios de intercambio de parejas, cabinas, cadenas, ojos vendados, calabozos, sumisas (os) amos (as) caracoles vivos caminando por la piel desnuda, más de dos personas en la cama o de plano una pareja atada a la cama mientras un travesti baila para excitarlos… Solo por decir algunos temas.

Es más, algunos (bueno nada más uno) me ha pedido “bájale” (chale, bájale tú) o sea, sin albur, que no me vaya a los extremos y hablo del sexo normalito, entre dos personas buscando encontrarse de manera simple, sencilla, sin tanta perversión ni lujuria.

Si analizamos las Calles Melancolía del pasado, puede que tengan razón, no cada entrega debe ser la experiencia religiosa más importante de su vida, incluso, de vez en cuando, es rico solo tener sexo por el puro gusto, por el puro placer y sin tanta complejidad.

Entonces para este fin de semana creo que una buena tarea sería tener sexo como se supone que la gente normal y nacida en un decente hogar lo tiene.

Esto no quiere decir que la cosa tenga que ser aburrida, simplemente lo que estamos haciendo es retomando los clásicos para de ahí nuevamente seguir por el camino ¿amarillo?

Ni que fuéramos del PRD o Dorothy a la espera de chocar los talones y regresar a casa (quien le entendió a esta referencia entre literaria y cinematográfica bien por ellos, a los que no, hay que ver o leer algo más que los mensajes de EPN).

Lo que debemos tomar es el camino del disfrute sexual… ¿a poco hay otro?

De mi celebre libro “Sexo para principiantes o abusado no se le vaya a dormir la pareja” retomo estas posiciones que son como las básicas para cuando de quejidos, sudores y roces se trata.

Por supuesto la primera posición sexual es la de misionero, todo un clásico entre los que empiezan en estos andares del beso y el romance, en esta posición ella se acuesta boca arriba su pareja sobre ella la penetra, ojo hay que evitar una situación de aplastamiento generalizado.

Esta es la favorita de muchas mujeres por dos razones: la cercanía con la pareja lo que da mucha intimidad ya que ambos se miran y el roce del pubis contra el clítoris. Es de las clásicas que mejor funcionan.

En segundo lugar la llamada Mariposa, en esta la mujer se sientas sobre el hombre sin que él se acueste o sea tiene que estar sentado.

Tienes la ventaja de la cercanía al igual que en la posición de misionero pero implica mucho más roce con el clítoris. Puede ser un poco cansada para el hombre pero permite jugar mucho con las caderas cosa que a los masculinos nos encanta.

La “X” que nada tiene que ver con cinta porno, aquí el hombre se acuesta de lado mientras la mujer acostada boca arriba y pasa sus piernas por encima de la cadera de él. ¿Por qué es buena esta postura? Porque el clítoris de ella (ni modo que el de él…Arturo, te pasas) queda justo a la altura de la mano. ¡Incluso tú puedes estimularlo!

Otra es la que los sexólogos (o sea, neto hay una profesión que se dedica a esto y yo estudiando periodismo... Me recargo en la pared) llaman Alineamiento Coital.

En esta postura es una de las formas más seguras de llegar al orgasmo. Comienza como misionero pero pídele a tu pareja que una vez que te penetre, se haga un poco hacia arriba, para que tu cabeza quede más cerca de su pecho y su pubis presione con más fuerza tu clítoris.

Tus piernas deben ir alrededor de sus muslos (no de su cadera). Esta posición no es para entrar y salir con fuerza, sino para que los dos se mesan de lado a lado… Así despacito y querendona la cosa.

Y por último, pero no menos importante la de tobillos arriba,en esta posición en la que ella se acuesta boca arriba, alza sus piernas cerradas mientras es penetrada permite que el miembro del hombre llegue más profundo.

Bien aquí hay cinco posturas para este fin de semana, de tal suerte que para el lunes todos con cara de felicidad aunque el cuerpo no duela tanto.

Hasta aquí alcanzaron 4 reales… Para mandar fotos o solicitar tu imagen erótica queda celebre correo: medinaarturo@gmail.com

Si la cosa es más seria, más de me urge que me cuenten las pecas de la espalda, por favor, pongan algo en el blog https://callemelancoliatgo.wordpress.com/

Como todo columnista serio y de primer mundo (sí, ajá) estamos en http://www.facebook.com/kolia25.

También nos puede mandar insultos y peladeces a @kolia25 en twitter.

Hasta la próxima.