Retomando a Kent Brockman

“…Paraules d'amor senzilles I tendres
No en sabíem més, teníem quinze anys
No havíem tingut massa temps per aprende'n
Tot just despertàvem del son dels infants…”

Serrat

Existen ocasiones en que la realidad se convierte en algo tan, pero tan irreal, que pareciera un chiste malo, una ocurrencia virulenta y por demás enferma, de un ser sádico que se divierte con nuestro sufrir.

Ante esta situación uno tiene dos opciones, la primera que es muy cómoda y por demás deliciosa, radica en alzar la pelvis y rascarse la pompa, en mi humilde opinión lo moralmente decente (ya ve que ahora lo que “mola” en México es lo decente) es rascar la nalga (no se ofenda, así se llama) izquierda con la mano derecha, ya que la izquierda –dicen- sirve para puras penas.

La segunda cosa que se puede hacer es retomar a los clásicos y buscar ese video donde Kent Brockman, dice: “Doctor Cokun, sin saber exactamente a que se enfrentan, diría usted que es momento de estrellarse las cabezas unos contra otros y sacarse los sesos” a lo que el especialista después de una pausa remata: “yo diría que sí”.

Es decir, me declaro totalmente confundido en torno a lo que pasa en México, pero sobre todo, quiénes son los interesados de que tantas cosas –todas malas- pasen en el país en tan poco tiempo y en forma tan cínica.

La lógica más elemental –o sea, la mía- establece ciertas “máximas” que permiten no cometer errores o por lo menos si éstos se van hacer presentantes que afecten lo menos posible.

Es decir, somos humanos, pudiera ser que después de una mala noche, de un par de tequilas o de plano de una pésima faena, se presente algún error.

img_1076.jpg
Fiel lectora nos muestra que en este México de la 4T, hasta una foto se complica.

Pero de verdad, el gobierno de López va de pifia en pifia por lo que me hace pensar que el mandatario gusta gobernar en medio del caos y en ese ambiente operar en estricto beneficio a su “especial” y “única” forma que tiene de entender al mundo.

Pero a ver, la semana que casi llega a su fin fue especialmente complicada, renuncia el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa; la acción despierta dudas entre las decisiones gubernamentales y su viabilidad financiera; para que me tiendan, cada día somos más los que pensamos que algo muy preocupante se “cocina” en el primer círculo de la 4T.

Para colmo, no somos los únicos que tenemos esta percepción, el Financial Times (periódico financiero del Reino Unido) en una editorial, señala que el presidente Andrés Manuel López Obrador debe aceptar noticias desagradables, no seguir confiando en sus propios datos (que siempre son diferentes).

De acuerdo con al rotativo, López Obrador debe demostrar que escuchará los consejos de Arturo Herrera, el nuevo titular de Hacienda y que le dará espacio para restablecer la credibilidad en los mercados.

La respuesta, como es obvio, no se hizo esperar. López, con su fino tacto, aseguró que el influyente diario inglés le debe una disculpa al pueblo de México, porque en el pasado no condenó los actos de corrupción y por el contrario, los apoyó.

Por supuesto, la disculpa no ha llegado y como diría Don Teofilito: ni llegará.

Las malas noticias continuaron, el Banco de México, dio a conocer que ve una desaceleración mayor a la esperada en la economía, en el primer trimestre de 2019, la economía se contrajo 0.02 por ciento, cifra que hace imposible un crecimiento de cuatro por ciento que prometió el presidente para este año.

Esa noticia es un balde de agua fría para los otros datos que siempre dice tener el presidente.

En las próximas horas el gobierno de la 4T dará a conocer su plan de desarrollo para Pemex, en la que se espera que el gobierno de todo el apoyo a la paraestatal para recuperar su producción durante tres años a cambio de que en la segunda mitad del sexenio la empresa devuelva a la nación los recursos que recibió.

Llámeme pesimista, pero si la premisa falla, es decir, si no se logra recuperar la producción, ni los ingresos de la paraestatal, cómo quedarán las finanzas públicas, quién deberá pagar y afrontar la decisión de poner “la mayoría de los huevos” en una sola canasta que los especialistas dicen que no es la adecuada, ni la correcta, mucho menos la mejor.

Otro factor que pone los “pelos de punta” es el hecho de que la percepción de las calificadoras no mejora. Entre los problemas –entiéndase desmadre- en el interior y las presiones exteriores –ahora entiéndase Donald Trump- México se prepara para días de “vacas flacas”.

Primero la extorsión de que fuimos objeto en el tratado “aranceles no a cambio de migrante”, donde según el canciller Marcel Ebrard, no se perdió la dignidad ¿y cómo es que tienes los calzones en la manos?, pensaría yo, pues no sirvió de mucho, ya que en esta semana primero fue el arancel a aluminio y ahora al jitomate mexicano, ¿no que somos amigos?

Lo cierto es que si a lo interno se le suma lo externo –o al revés que es lo mismo-, resulta que es tiempo como lo decíamos al principio de que  nos estrellemos las cabezas los unos a los otros” porque la verdad no tengo la más mínima idea de que va a suceder y por lo mismo carezco de elementos para pensar qué se podría hacer.

Para analizar una situación se tiene que recopilar la mayor información posible para que, con esos datos, crear posibles hipótesis, el problema es que los datos oficiales son calificados por la autoridad como equivocados y el presidente sale con la versión de que tiene otros datos.

Lo malo es que López no da a conocer sus otros datos, por lo que cualquier proyección se hace casi imposible, es decir, estamos frente al caos gubernamental.

Ok… Dicho lo anterior, basta aclarar que hasta aquí alcanzaron 10 grandes y amplios reales… Señoritas, si necesitan de unos tequilas para estar frente al lente de mi cámara, pueden comunicarse a célebre correo: medinaarturo@gmail.com

Si la cosa es más seria, más de “me urge que me cuenten las pecas de la espalda” con una copita de barro negro de mezcal, ponga algo en el blog https://callemelancoliatgo.wordpress.com/

Como todo columnista serio y de primer mundo (sí, ajá) estamos en http://www.facebook.com/kolia25

También nos pueden mandar insultos y peladeces a @25kolia

Hasta la próxima Ojalá.