Una mano amiga

“…si yo fuera mujer, no me casaría
nada de sostén, nada de pastillas
que las tome él…”
Patxi Andion…

“Arrieros somos y en el camino andamos”, que levante la mano y arroje la primera piedra quien nunca en su santa vida ha jugado al “gozo solitario”, a jalarle “el pescuezo” al ganso o a la muerte chiquita.

Ya sean hombre, mujer o quimera, todos alguna vez hemos visitado a “Manuela” la que vive en Palma 5 o a “Manuel” que tiene su domicilio también en Palma pero en el dos o quizás tres, depende del gozo o de la lujuria de ella.

img_6078.jpg
Fiel lectora nos dice que si bien la masturbación es buena, otra práctica sana para la mujer es el arte de tomar directo de una bota de vino, en mucho, porque mujer que lo sabe hacer siempre se ve hermosa.

Pues resulta que desde 1995 se nombró a mayo como el mes de la masturbación y si bien la celebración inició solo en la ciudad de San Francisco (Estados Unidos) pues la verdad se ha generalizado y ahora sirve para hablar del orgasmo propio, ese que ayuda al autoconocimiento.

Bien, antes esto de la masturbación era cosa de secretos inconfesables y mitos ridículos desde la aseveración de que gozar de tu cuerpo producía cáncer, ceguera o te salía un pelo negro en la mano, hasta cosas más ridículas como que esta actividad es condenada por dios (como si el todo poderoso –de existir- no tuviera cosas más serías) pero lo cierto es que tener sexo con uno mismo es delicioso, rico, pero sobre todo, ayuda a la salud.

Incluso, algunas religiones de tipo hindú dicen que el semen que el hombre pierde cuando se masturba representa una pérdida de energía, sin embargo, una cosa es real después de una buena masturbada o “chaqueta” como se dice en México, se duerme bien y se descansa mejor.

Además, se debe considerar que la masturbación es la única práctica libre de enfermedades de transmisión sexual.

Se dice que los hombres se masturban con mayor frecuencia que las mujeres y desde los días de secundaría era común enterarse que fulanito o perenganito ya le “jalaban el pescuezo” al ganso, sin que esto causara mayor problema.

Por supuesto que ninguna compañera de escuela se atrevía a hablar sobre su vida sexual, en mucho por pena, pero sobre todo, porque las “niñas bien” no tienen sexo. Eso dicen, sin embargo, lo cierto es que muchas de nuestras compañeras también practicaban sexo a solas.

La imagen de una mujer tocándose también erotiza a otras mujeres y a casi todos los hombres;si he de ser sincero es algo que me encanta y por supuesto mis primeras búsquedas de pornografía era ellas tocándose, a solas, o masturbándose.

Es curioso, si uno pone la palabra “masturbarse” en un buscador de videos porno aparecen cientos, quizás miles de videos de mujeres (la mayoría jóvenes) que se tocan y se disfrutan, en menor medida (mucho menos) de hombres tocándose.

Un estudio, realizado en Estados Unidos y publicado en “Psychology Today”, arrojó que las mujeres de 20 a 39 años se masturban más que las de 18 a 20, mientras que las mayores de 40 lo hacen con menos frecuencia. Lo cual si me permiten opinar es una verdadera lástima.

Lo cierto es que pese a este dato, la encuesta señala, que las tasas de masturbación en hombres son más altas que las mujeres, pero no por mucho.

Para las mujeres es importante porque en un 80 por ciento de ellas, esta práctica es una ayuda clave para lograr un orgasmo con su pareja.

Es decir, a través del sexo convencional, al 80 por ciento de las mujeres les cuesta trabajo –mucho- llegar al orgasmo, sin embargo, a través de la masturbación a solas o con su compañero si lo logran.

Por supuesto, que la masturbación no debe ser sustituto a las relaciones con otras personas, si bien el orgasmo es rico, nada más delicioso que compartir esta sensación con otra persona.

Por lo que algunas parejas utilizan la masturbación como motivo de encuentro, de exploración pero sobre todo de disfrute.

Si bien es rico masturbarse es más rico hacerlo en pareja o incluso entre tres o más personas, en mucho porque se siente rico pero sobre todo porque ayuda a conocer la anatomía de la pareja.

Además, la masturbación permite mejorar las relaciones en pareja, tener control sobre el propio cuerpo, ayuda a conciliar el sueño nocturno gracias a la liberación de endorfinas que trae el orgasmo y es un poderoso analgésico, alivia dolores menstruales y, obvio, combate el estrés.

Sin importar si te masturbas, solo o acompañado, es necesario saber que si eres hombre masturbarte te ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, además de proteger a la próstata de infecciones e incluso puede reducir la posibilidad de contraer cáncer en esta glándula.

Para la mujer, esta práctica es buena porque combate infecciones vaginales, reduce el dolor premenstrual, combate el dolor crónico de espalda.

Hasta aquí alcanzaron 4 reales… Para mandar fotos o solicitar tu imagen erótica queda celebre correo: medinaarturo@gmail.com

Si la cosa es más seria, más de me urge que me cuenten las pecas de la espalda, por favor, pongan algo en el blog https://callemelancoliatgo.wordpress.com/

Como todo columnista serio y de primer mundo (sí, ajá) estamos en http://www.facebook.com/kolia25.

También nos puedes mandar insultos y peladeces a @Amedina690126

Hasta la próxima.