De la Luna a Reino Unido, pasando por Avenida Juárez

“…Fly me to the moon
Let me sing among those stars
Let me see what spring is like
On jupiter and mars
In other words, hold my hand
In other words, baby kiss me…”

Sinatra

Como que ya me dio flojera criticar al Presidente López, -pues así se apellida, no es mi culpa lo común de su origen- en mucho porque el “chavo” nunca aprendió que un demócrata tiene lacapacidad de dialogar, pero sobre todo, que un verdadero estadista da un exacto valor a las cifras, a los datos duros, ya que ello, permite tomar la decisiones correcta en los momentos justos.

Así que después de largos siete meses de gobierno, me queda claro que López ni demócrata, ni estadística; que al país “ya se lo cargó el payaso” y que habrá que sumar esfuerzos cuando el sexenio termine para volver a reconstruir el país. Nunca 30 millones de personas se equivocaron tanto.

Pero en fin, no se trata de amargar la semana ya que apenas es miércoles y no de ceniza, lo cierto es que hay otros temas más ricos, como diría famosa reportera española “podemos romper el turrón con otros datos” y de verdad que cuando ella “rompía el turrón” hasta dios se asomaba para ver el espectáculo.

A ver, hace unos días se cumplieron 50 años o sea medio siglo del lanzamiento del Apolo 11, la misión espacial que colocó al hombre por primera vez a la Luna, por encima del logro científico y tecnológico que representó esta misión, lo cierto es que para muchos fue el fin de una época y por ende el inicio de otra.

De verdad que las mujeres deberían ser como las épocas, en el sentido de que termina una (o sea, se acabó; terminó el sentimiento, ya te conté todas las pecas de las espalda y ya no hay más) entonces, por consecuencia lógica, deberán llegar otra –épocas- con todo, pero todo lo que eso implica, (nuevos besos, nuevas pecas, nuevos sentimientos) y entonces la vida sería la sucesión interminable de épocas; obvio, hasta que el cuerpo aguante o colguemos los tenis.

La llegada del hombre a la Luna fue un duro golpe para los románticos (como yo comprenderé) porque terminó con el mito de que era de queso, supimos que no había conejos en ella.

Lo peor de todo es que hace 50 años se puso fin a todas esas “cualidades” románticas que se supone tenía el satélite natural de la Tierra y las cuales eran motivos de versos y besos en ese divino momento en que dos amantes comparten humedades bajo la mirada –que ahora sabemos no tiene- indiscreta de la Luna.

La fecha me es agridulce porque ahora entiendo que nunca más la Luna se pondrá regrandota, como una pelotota para alumbra el callejón y ya no se escuchará el maullido del triste gato viudo, ese que tenía un lomo peludo que se erizaba con horror.

Cuando el hombre inició el camino a la Luna yo era un crio de algunos meses de vida, dicen los que me antecedieron que las cosas acá en la tierra y en México ya nunca fueron iguales, quién sabe, mi marco de referencia era muy menor.

Pero decíamos líneas arriba: “fuera melancolía”, sí, ajá, ya vieron cómo se llama esta columna, pero en fin, me dicen mis contactos en el Reino Unido, que en la BBC ya duermen tranquilos.

img_3229.jpg
En la imagen, la corresponsal de la BBC en la Agrícola Oriental, quien nos confirmó que después de meses de insomnio, por fin ya pudieron dormir.

Después de ver que el gobierno de AMLO se encuentra muy, pero muy lejos de colocar a Notimex y en general a todos los medios públicos –que no del gobierno- al nivel de la British Broadcasting Corporation.

Luego de siete meses, Notimex da pena, su directora peleando con todo el mundo, reclamando versiones de otros medios, cuestionando criterios periodísticos de comunicadores que no trabajan para ella, de pena ajena.

Nunca en los poco más de 50 años de historia de la agencia se había visto tal desprestigio al oficio periodístico, ni las verduleras del mercado se pelean como lo hace la directora de Notimex con sus homólogos de otros medios.

Notimex se fundó en agosto de 1968 y la BBC en noviembre de 1922 y por desgracia en la primera se vive el caos de un gobierno que no tiene ni idea y en la segunda, pues se dedican a hacer periodismo; grandes y simples diferencias.

Y si de medios hablamos, pues dejamos la isla británica para llegar a la Avenida Juárez, donde el “carnal” Marcelo Ebrard trabaja como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El canciller hace unos días aseguró que las series de “narcos” dan una mala imagen de la realidad del país y mi primera duda es ¿le pagamos al ex jefe de Gobierno para que sea crítico televisivo?

Pues creo que no, pero a ver, si a esas vamos, yo prefiero que piensen que los mexicanos nos parecemos a Teresa Mendoza, El Señor de los Cielos o El Chapo (series, porque ya los leo diciendo que estoy a favor del narco, y no) y por supuesto, me opongo a que crean que los mexicanos somos como el conductor de ese bodrio llamado “me canso ganso” esa persona y equipo que lo acompañan de verdad que no representan a los mexicanos.

Ok… Dicho lo anterior, basta aclarar que hasta aquí alcanzaron 10 grandes y amplios reales… Señoritas, si necesitan de unos tequilas para estar frente al lente de mi cámara, pueden comunicarse a célebre correo: medinaarturo@gmail.com

Si la cosa es más seria, más de “me urge que me cuenten las pecas de la espalda” con una copita de barro negro de mezcal, pongan algo en el blog https://callemelancoliatgo.wordpress.com/

Como todo columnista serio y de primer mundo (sí, ajá) estamos en http://www.facebook.com/kolia25

También nos pueden mandar insultos y peladeces a @25kolia

Hasta la próxima. Ojalá.