Del frío, besos y arrumacos

 
“Y dile que la echo de menos, 
cuando aprieta el frío, 
cuando nada es mío, 
cuando el mundo es sórdido y ajeno…”
Joaquín Sabina
 

Madre santísima… (Qué forma de iniciar) no recuerdo tener que evocar a la madre santísima, antes de empezar un algo que tiene que ver con besos, sudores, piernas y senos, pero qué hacer, me estaré poniendo viejo (pensaría yo) de otra manera, ¿cómo explicar la necesidad de evocar a tan fina figura? porque después de tanto años de buen ateísmo, pues no voy a empezar ahora con actos de fe, cuando se pueden tener actos lujuriosos.

Pero en fin… Empecemos otra vez: Madre santísima, que pinchurriento frío se ha dejado sentir en estos días, principalmente en esa hora en que los bares apunto están de cerrar, cuando el alma necesita un cuerpo que acariciar.

fiel-lectora_1.jpg
Y si de frío se trata, nada más rico que una fiel lectora de piel suave y con gusto por los libros, porque sabe usted, las cobijas para el frío combinan a las mil maravillas con libros, cuerpos desnudos y besos entre hoja y hoja.

¿Si conoce ese momento? Cuando las damas de la noche (esas que cuando regalan besos suelen ser más caros) buscan un lugar seguro para esperar ¿el alba? No para nada, para aguardar que el Metro abra sus ¿piernas? No sus puertas o para esconderse de alguna patrulla o asesino.

Si la temporada de calor tiene el encanto de poder disfrutar de una falda corta y un par de piernas apoteóticas, el frío tiene un placer más sutil, más delicado y fino… Cuando el termómetro baja, es tiempo de entibiar una piel, de disfrutar de unos pezones endurecidos y apoyarlos con el calor de las manos.

Son los días y las noches de buscar ese calor que nos hace falta en una cadera de leche y miel –por blanca y dulce, no faltaba más- en estos días las mujeres buscan cubrir su cuerpo para soportar el frío y con ello ponen en las manos de los hombres un trabuco delicioso que debe terminar con la desnudez.

El frío regala el placer de un chocolate con ron acompañado de un beso, de un plato de lentejas aderezado con desnudez femenina o de un largo… Largo, vamos larguísimo baño con agua caliente y la complicidad de alguien para que sea tan amable de limpiar la espalda.

Por su puesto, tengo conciencia ecológica y en esta temporada de frío la mejor forma de ahorrar agua es bañándose en compañía de otro, pero igual si la conciencia ecológica es mucha y el espacio amplio, la regadera puede ser compartida por otros u otras.

Frío y mujeres, es sin duda uno de mis temas preferidos, en mucho porque el frío hace que el cuerpo de una mujer sea más sensible al tacto de los dedos o de los labios, una caricia que en el trópico sólo es sensual en temperaturas cercanas a los cero grados se convierte en un placer tortuoso, de esos placeres que uno sabe que duelen, pero ¿Cómo demonios decirle no a un dolor tan placentero?

Bueno al menos eso me platican los que saben del tema, porque en mi casta experiencia, el frío solo es la mejor excusa para sacar muchas colchas y ponerse doble pijama… (Sí, ajá) y nunca bajo ningún motivo, debe ser pretexto para echar pata, ya que una pulmonía fulmínate de esas que matan en un santiamén puede dar al traste con una vida lujuriosa y pecaminosa.

Pero me pongo a pensar –aunque usted no lo crea- morir mientras uno se encuentra en el arrumaco con una temperatura cercana a los cero grados… Pues qué rico, es decir, mientras todos titiritan de frío, yo titirito de… Pues de algo muy sabroso pensaría yo.

Ya sé que mis tres fieles lectores han de estar esperando que de un momento a otro pase del beso a la política o de la caricia a la economía o de lo divino a lo mundano, pero que necesidad tenemos de arruinar el día con cosas tristes… Hoy inicia el fin de semana y la verdad es que me apetece más hablar sobre un tema clave en la agenda nacional “Las Frías Experiencia Sexuales Vividas Cuando el Termómetro se Acerca Peligrosamente a los Cero Grados” chale hasta parece estudio del ITAM.

La otra opción es estar a la espera de un nuevo escándalo de corrupción o seguir enojado por todo lo que pasa en Veracruz, mientras en la PGR todos desde la que se fue hasta el que llegó ponen cara de “la virgen te habla”, bueno, dice la virgen que la tal Arely puede dejar de poner esa cara, porque con esa cara, pues queda exenta de poner la cara.

Entonces una vez aclarado el punto… Regresamos a tan sesudo análisis en torno a la “Las Frías Experiencia Sexuales Vividas Cuando el Termómetro se Acerca Peligrosamente a los Cero Grados”.

En qué nos quedamos… Mmmmm, creo que en la necesidad que existe en estos días de frío, de ser solidario. Y sin importar prisas o preferencias, si el frío es mucho, pues ser altruistas y regalar de vez en vez, de vez en cuando, un beso una caricias a quien lo necesite, porque no sé ustedes, pero luego yo ando en la calle y observó a personas tan, pero tan necesitadas de un beso, un orgasmo o una caricia que se me parte el corazón.

Es que luego pienso cómo ayudar a esas mujeres que tienen ahí en el closet de su alma un ilimitado número de orgasmos detenidos… Pues obvio, yo podría morir en el intento, pero qué rico intento el de dar respuesta a esos orgasmos ilimitados en estos días de frio.

Ok… Hasta aquí alcanzaron cuatro reales, ya saben para reclamos o besos queda afamado correo medinaarturo1@yahoo.com

Si quieres ser parte de esas damas altruistas conocidas como “Fieles lectoras” envía tu foto o pide tu sesión privada en el blog: https://callemelancoliatgo.wordpress.com/

Como todo columnista serio y de primer mundo (si, ajá) estamos en http://www.facebook.com/kolia25/

También nos pueden mandar insultos y peladeces a @kolia25 en twitter.

Hasta la próxima.