Calle Melancolía

por Oscar Arturo Medina Castelán

De la Luna a Reino Unido, pasando por Avenida Juárez

Como que ya me dio flojera criticar al Presidente López, -pues así se apellida, no es mi culpa lo común de su origen- en mucho porque el “chavo” nunca aprendió que un demócrata tiene la capacidad de dialogar, pero sobre todo, que un verdadero estadista da un exacto valor a las cifras, a los datos duros, ya que ello, permite tomar la decisiones correcta en los momentos justos.

De todo y de nada

¡¡¡¡Show time!!! Sí señor, de mirada coqueta y andar jacarandoso, señorita de piernas largas y falda corta, el fin de semana llegó, está aquí y es tiempo de relajarse y aflojar ¿las piernas?... Nooo, eso no, recuerden que según nuestro contrato colectivo (individual) de trabajo,

Los ombligos del mundo

Los mexicanos… ¿? Más bien, los habitantes del Valle de México, somos unos convencidos de que vivimos en el obligo del mundo, por lo tanto, todo lo que vale la pena, lo que es digno de ser narrado, contado y, por supuesto, colocado en los libros de textos en la materia de historia tiene que ocurrir necesariamente en esta “cazuela” llena de cerros que llamamos hogar.

Calor infernal

Me recargo en la pared… La CDMX, la otrora zona más trasparente del valle, la ciudad de los Palacios, el obligo del Universo, está de no aguantarse, el calor llegó con todo y cuando uno se encuentra a más de tres mil metros sobre el nivel del mar, cualquier temperatura que pase los 25 grados equivale a estar en el “Comal Número 8” donde tengo una reservación con un selecto grupo de pecadores, blasfemos y ateos.

Páginas

Suscribirse a RSS - Calle Melancolía