Calle Melancolía

por Oscar Arturo Medina Castelán

La triste historia del hubiera

En el periodismo existen reglas básicas que hacen que la vida en la redacción sea ¿más simple?, no… ¿más sencilla?, pues tampoco… ¿más armoniosa?, menos... Pues realmente se trata de hacer del periodismo, la vida misma. La primera y más importante de las reglas es “la orden de un jefe no se discute, no se cuestiona, solo se cumple”, así de simple, así de sencillo.

De verdad, no me apetece hablar de “ya saben quién”

Pues sí… Tema obligado para este fin de semana, el primer informe del Presidente López (que así se apellida, que no es mi culpa), pero en realidad éste sería el tercero y creo que aún nos va a recetar otro más para el primero de diciembre. Pero de qué sirve tanto informe, si el presidente siempre tiene otros datos.

#ConLasMujeresNo

Existen columnas que duelen, en las que el humor no alcanza para escribir algo curioso u original sobre el tema, donde la burla –muy común en mi espacio- a políticos y funcionarios para hacer más ligera la revelación de sus tropelías y corruptelas no alcanza, simplemente no se deja.

Longaniza para los pobres

Se dice que la política es la búsqueda del bien común; los que se dedican a este arte que se hace ciencia a través de la función pública, trabajan para lograr que los habitantes de un país o región vivan mejor y para ello es necesario tener comida en el refrigerador, la posibilidad de ir a la escuela y de ser posible tener dónde dormir, bañarse y distraerse.

Encauzando el odio

Me entero que existe una forma muy curiosa de andar por la vida. Según me explican, en el Cosmos existe algo llamado “karma” el cual funciona como un espejo, o sea, si yo hago algo bueno, me llegarán cosas similares y si mi devenir es malo recibiré cosas negativas.

Páginas

Suscribirse a RSS - Calle Melancolía