Pobreza, ceguera presidencial

“Creo que nos quedamos ciegos, creo que estamos
ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven”

José Saramago

En México, hay 3.8 millones más de pobres. Negarlo y decir: “tengo otros datos”, no resuelve el problema, lo agrava. El país pasó en dos años (2018-2020) de 51.9 millones a 55.7 millones de pobres, casi la mitad de la población. Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no acepta los resultados del informe “Medición multidimensional de la pobreza en México”.

No hay peor ciego que el que no quiere ver.  El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) reportó que en el rubro de población en situación de pobreza extrema se registró un aumento de 2.1 millones, por lo que el número total subió de 8.7 millones a 10.8.

La carencia de acceso a servicios de salud fue la que más se deterioró al pasar de 16.2% a 28.2% de la población, un aumento de más de 15 millones de personas. Sobre esto, resalta la reducción de beneficiarios del Seguro Popular (52.1 millones) al Instituto de Salud para el Bienestar (34.1 millones).

Sin duda, la pandemia nos pasó factura, luego de que el gobierno limitó los apoyos a empresas y familias afectadas por la crisis sanitaria, el cierre de actividades y el desempleo.

Muestra de ello es la pobreza alimentaria que alcanza al 23.4% de la población. Una tragedia que podría crecer si se considera que la pobreza laboral en el primer trimestre de este año se ubicó en 39.4% y el año pasado estaba en 35.6%. Es decir, no alcanza lo que se gana para alimentarse.

La Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) dio a conocer que una de cada 5 personas vive de pedir fiado en tienditas; carne, frutas y legumbres para alimentarse.

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPEC, reveló que pedir “fiado o prestado” ha crecido hasta en un 15% con respecto al año pasado, para comprar frijol, arroz, leche, huevo, sal, cebolla, papa, dejando de lado la carne y frutas y verduras, provocando un empobrecimiento alimentario de la población, que busca productos genéricos o a granel, todo esto derivado de la pandemia y desempleo.

No hay que olvidar que la economía no creció en 2019 y se desplomó en 2020.

A mitad de sexenio el 43.9% de la población sufre de alguna carencia como acceso a los servicios de salud, patrimonio propio, trabajo sin prestaciones, acceso a alimentación nutritiva y de calidad y rezago educativo.

Un escenario preocupante, que demanda acciones inmediatas para revertirlo y no la cantaleta presidencial de siempre: “No acepto el resultado de esa encuesta, tengo otros datos y creo que la gente está recibiendo más apoyo y aun con la pandemia la gente tiene para su consumo básico, y algo muy importante, no ha perdido la fe, y estamos saliendo adelante”, dice López Obrador.

Incluso, como la realidad no se acomoda a su lógica, AMLO propuso que “debe modificarse la forma de medición sobre bienestar” y que no todo debe “depender con indicadores económicos”.  ¡Ajá!

Convendría que los integrantes de su gabinete económico le explicaran al Presidente, que la medición del Coneval no es una encuesta y que los números están respaldados por diferentes indicadores económicos del México real. Por ejemplo, Las zonas urbanas fueron las más golpeadas por la pandemia y se incorporaron a la pobreza.

Así las cosas, el reto del gobierno que lleva como bandera “primero los pobres”, es el de revisar sus políticas públicas para reducir la pobreza, más allá de darle dinero a las personas a través de becas o programas sociales, debe generar las condiciones necesarias para que se creen empleos y que los ciudadanos salgan de la pobreza, al obtener un empleo remunerado.

VERICUENTOS

Monreal-SCJN-Sucesión

En la telenovela del Poder judicial se coló Ricardo Monreal, presidente de la Jucopo del Senado; mandó una carta al presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, para pedirle que dé entrada a la controversia del “depuesto” magistrado José Luis Vargas y se ofrece como mediador. El experimentado zacatecano quiere aprovechar los reflectores en su carrera al 2024. Sabe que de renovarse la plantilla del Tribunal Electoral como proponen Vargas y Andrés Manuel López Obrador, el proceso pasaría por su cancha: el Senado. La mediación le cae: ¡Como anillo al dedo!

Mujeres, en ¡alto riesgo!

México se ha convertido en un lugar de ¡alto riesgo! para las mujeres: Durante los meses de enero-mayo del 2021 se han registrado 423 víctimas de feminicidio, lo que refleja un aumento importante en la incidencia de este delito. La expresión de violencia máxima contra las mujeres y niñas. Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, reveló que el feminicidio se concentra de manera desproporcional en sólo ocho entidades: Estado de México, Jalisco, Veracruz, Ciudad de México, Chiapas, Nuevo León, Sonora y Morelos. #NiUnaMás

@guillegomora

*Nota del editor: foto en portada: BTU*