Ley de Amnistía: ¿perdón y olvido?

En medio de un clima de inseguridad, donde en los primeros siete meses de 2019, han ocurrido 20,135 homicidios en todo el país, de acuerdo con el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública, el presidente de la República envió al Congreso la iniciativa de Ley de Amnistía.

Sí, una de sus promesas de campaña que forma parte de su proyecto de pacificación del país, pero que genera polémica entre las víctimas del crimen organizado que no han encontrado apoyo, justicia y mucho menos paz, luego de ser violentados de diversas formas.

El drama de la inseguridad tiene muchos rostros. Uno de los más terribles, el de los desaparecidos; una tragedia que alcanza niveles de terror. Se desconoce la cifra real de personas desaparecidas. Según la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, hay más de 40 mil 180 mexicanos desaparecidos desde 2006. Sin embargo, el dato sigue siendo una aproximación.

La violencia se ha normalizado, prácticamente todos los delitos de alto impacto van al alza. Los que más incremento registraron fueron: Extorsión (49.9%); violencia familiar (13.11%) y narcomenudeo (49.06%).

De acuerdo con Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública, los estados con las cifras más altas de homicidios dolosos fueron: Baja California (295); Guanajuato (239); México (238); Chihuahua (234); Jalisco (214).

En el México violento que nos tocó vivir o, ¿sobrevivir?, el común denominador es la impunidad que, en mancuerna con la corrupción, han trastocado todo de manera ignominiosa. Sociedad y gobierno, sin importar las siglas, permitieron la descomposición que nos conduce a diferentes infiernos.

El coordinador de los diputados federales de Morena, Mario Delgado, dice que la iniciativa de la Ley de Amnistía tiene como finalidad beneficiar a jóvenes relacionados con delitos contra la salud, sea porque son consumidores acusados de narcomenudeo o porque se vieron obligados a participar en hechos ilícitos frente a su situación de pobreza o bajo amenazas derivadas del fenómeno de violencia desatado bajo el pasado régimen. O bien, a sentenciados por robo simple sin violencia.

Sin embargo, mientras la impunidad reine en el sistema de justicia mexicano, aplicar la ley, pacificar al país, y terminar con la violencia, es sueño guajiro. La posibilidad de que en México un delito se denuncie y se esclarezca es de apenas un 1.3%, un porcentaje que no llega ni al 1% en algunas entidades, reveló Impunidad Cero.

El Congreso dominado por Morena en Senadores y Diputados, espera aprobar la iniciativa presidencial en noviembre próximo, a más a tardar. Ricardo Monreal, coordinador senatorial de Morena, considera que “la norma es clave para establecer un proceso de paz, de reconciliación y armonía en una sociedad violentada, en descomposición y con una profunda destrucción del tejido social”.

En efecto, son años de descomposición, de ausencia de justicia pronta y expedita con sentido humano que no lucre con la pobreza y la marginación, alejada del flagelo de la corrupción, sujeta a la deleznable consigna: “tanto tienes, tantos vales”.

Irene Tello, directora de Impunidad Cero, advirtió que las instituciones de procuración de justicia son una pieza clave para el adecuado funcionamiento del Sistema de Justicia Penal y deben fortalecerse para reducir los niveles de impunidad. De lo contrario, “no habrá ninguna reforma que pueda cambiar el proceso operativo, que es donde se atoran las instituciones de procuración de justicia”.

Para muestra, la constante desconfianza en los ministerios públicos. Impunidad Cero reveló que hasta 2018, a nivel nacional, el 53.1% de la población mayor de 18 años manifestó confiar “algo o mucho” en el Ministerio Público local.

Así las cosas, convendría primero sanear y establecer un verdadero sistema de procuración e impartición de justicia. De lo contrario, las estrategias no funcionarán mientras en México la probabilidad de esclarecer un delito sea de 1.3%.

VERICUENTOS

Senado – Inicia Glosa

Mañana y el jueves habrá sesiones ordinarias para iniciar la Glosa del Primer Informe de Gobierno del Presidente de la República. Asistirán a comparecer ante el Pleno del Senado, los titulares de Política Interna, Económica, Social y Exterior. Es decir, Olga Sánchez Cordero (de Gobernación); Graciela Márquez Colín (de Economía); María Luisa Albores (de Bienestar); y Marcelo Ebrard (de Relaciones Exteriores), respectivamente. ¡Órale!

CNTE Rebelde

Ahí vienen de nuevo los maestros, Eloy López Hernández, líder de la sección 22 de la CNTE, afirmó  que “es una estrategia para vigilar que lo dicho por el presidente se incluya en las leyes secundarias de la Reforma Educativa”. Llegan el miércoles 18. El coordinador del Partido de Trabajo en Cámara de Diputados, Reginaldo Sandoval, calificó como injusto que los maestros acudan a San Lázaro a plantear demandas, y los legisladores no tengan respuestas, porque la negociación no se encuentra en el Palacio Legislativo sino en la SEP  donde “algunos” la han “secuestrado”. ¡Sopas!

@guillegomora