“¡Gobierne quien gobierne, los derechos se defienden!”

Hace dos semanas, en este espacio planteamos la siguiente reflexión: “La comunidad del CIDE, hoy, tiene el poder de marcar el rumbo de la institución, ¿educar o adoctrinar?”.  De entonces a la fecha, todo indica que luchan por su derecho a una educación libre de dogmas e impulsan el cambio.

Estudiantes y académicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) están dando una lección de dignidad ante la arbitrariedad y el abuso de poder. Al amparo del lema #YoDefiendoAlCIDE, desde diversos frentes en México y el mundo han logrado un importante respaldo a su lucha contra la embestida gubernamental dirigida desde Palacio Nacional.

A través de carteles, la comunidad ha fijado su postura: “¡Gobierne quien gobierne, los derechos se defienden!”; “Las ideas no mueren por decreto”; “#CienciaLibreYEducacionPublica”; “No más persecución a la investigación”; “Romero, entiende, el CIDE no te quiere” y “Álvarez-Buylla-La academia no es tuya”, entre otras consignas.

La crisis en el CIDE no es cosa menor, es una llamada de atención grave sobre los conflictos estudiantiles que afectan la vida interna de los centros de educación superior y de investigación públicos. Semilleros de inconformidad social que pueden escalar y derivar en problemas mayores, justo en la cuenta regresiva de un sexenio marcado por la polarización y el encono.

Ante los desaires de la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, para instalar una mesa de diálogo convocada por los profesores y alumnos, la comunidad del CIDE y de otros centros de educación marcharon el pasado sábado para reiterar el rechazo a su decisión de nombrar a José Antonio Romero Tellaeche, director general del CIDE.

Fue una movilización pacífica en defensa de la ciencia y la educación pública; por la libertad de cátedra. La protesta encontró eco en alumnos y profesores de distintas instituciones educativas como la UNAM, UAM, IPN, IBERO, ITAM, ENAH, UDG, Instituto Mora y la Universidad de Guanajuato, así como la Red Pro Ciencia.

El Sistema Universitario Jesuita, a través de un comunicado, exigió respetar los procesos institucionales que están en los estatutos generales del CIDE: “Debe salvaguardarse toda institución que contribuya a formar profesionales de alto nivel y a generar conocimiento original. Expresamos nuestra solidaridad para que prevalezcan las garantías de autonomía en el espíritu que debe sostener la vida democrática de nuestro país”

Sí, el futuro está en riesgo, lo que ocurra en el CIDE determinará lo que pueda suceder con otras instituciones que exigen respeto a su autonomía de operación e independencia frente al Poder Ejecutivo que los descalifica todos los días desde el púlpito de las mañaneras, amparado en el evangelio de la #4T: “Estás conmigo o contra mí”.

“Soltar al tigre” de los estudiantes no conviene a nadie y menos a un gobierno que pregona la transformación. En el diálogo está la clave para resolver la crisis que afecta al CIDE. Ninguna institución autónoma relacionada con la educación, debe verse como un botín político.

El objetivo de la educación es llevar desde adentro hacia fuera el potencial de un individuo. La meta de adoctrinar, es imponer una realidad absoluta cuyo cuestionamiento es penalizado e incluso ridiculizado, no hay cabida a otras formas de expresión. Los mexicanos no debemos permitir está regresión.

VERICUENTOS

Monreal-todoterreno

Bajo la consigna de “voy de frente y no me quito”, el senador Ricardo Monreal afirma que sí estará en la boleta de las elecciones presidenciales de 2024, ya que es una aspiración legítima. Dice que no le preocupan los apoyos a otros candidatos, pues él confía en la gente: “me voy a entregar con los de abajo, porque nunca he sido cobijado por el poder… Soy todo terreno…Yo no soy de los que busca cargos de consolación ni compensación política. Yo voy a fondo”. Por cierto, durante el “Segundo Foro Juvenil de Formación Legislativa”, Monreal llamó a los jóvenes del país a no caer en el discurso de odio y de la descalificación.  ¡Órale!

Sheinbaum: “Regente suspirante”

Vaya denuncia que hace Federico Döring, diputado del PAN, en el Congreso de la @CDMX, alerta que para 2022, el gobierno de Claudia Sheinbaum propone un gasto de 400 millones de pesos para la promoción de los “supuestos logros” y la imagen de ella. Mientras que para alimentos en los Cendis sólo 6 millones; para combatir la violencia contra las mujeres sólo 120 mil pesos y para la prevención de la violencia contra las mujeres 67 mil 500 pesos. Así las prioridades de la “corcholata” #1 de AMLO ¡Sopas!

TEPJF vs. partidos rémora

Se acabó el plazo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) debe ratificar o no la decisión del INE de quitarle el registro a los partidos emergentes Fuerza Por México, Redes Sociales Progresistas y Encuentro Social al no alcanzar, el pasado 6 de junio, el 3% del padrón que se requiere como mínimo para seguir activos. Todo indica que estas rémoras políticas ya no seguirán sangrando al erario. En octubre pasado el Consejo Nacional del Instituto Nacional Electoral emplazó a Fuerza por México, del senador Pedro Haces, a devolver 33.9 millones de pesos que gastó sin autorización. ¡Qué  pague!

@guillegomora

*Nota del editor: foto en portada: especial Internet*